Salute

'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Ricette vegetariane / fagioli fritti con finocchio
Publicado el 23 Apr, 2018

Estamos en época de habas frescas, pronto se acaba. Esta es una receta típica de Andalucía, habitas fritas. Una manera deliciosa de comer legumbres frescas, además el cultivo de las habas ayuda a nutrir el suelo. Escribe, comparte y cocina Gauri, profesora de Cocina Vegetariana del Centro Sivananda de Madrid y del centro afiliado Sivananda Vedanta de Granada. [1] La receta original se hace con cebolla, pero la hemos sustituido por bulbo de hinojo y bastante menos aceite de oliva del que tradicionalmente se suele poner. Están deliciosas igualmente con estos ajustes. Ingredientes: (2 personas) 500 g de habas frescas (ya sin vaina) ½ bulbo de hinojo picado en cuadraditos ½ cucharadita de semillas de hinojo 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra ½ cucharadita de sal Preparación: Poner el aceite en una sartén de fondo grueso y freír las semillas de hinojo, 1 minuto. Añadir el hinojo picado y sofreír un par de minutos, sin parar de remover. A continuación poner las habas y la sal. Poner el fuego medio y mezclar bien los todos los ingredientes que se impregnen muy bien de aceite. A continuación, tapar la sartén y bajar el fuego y dejar que se cocinen en su jugo unos 30 minutos. Nota: Puedes ayudarles a que se enternezcan con un poco de agua y dejar que se consuma el agua completamente. Gauri Leles es profesora formada en la Escuela de Yoga Sivananda Vedanta y da clases en el centro Yoga Sivananda Vedanta Granada-afiliado. T 660 288 571. Es creadora del blog Comemos para Vivir. [2]     [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/04/Habitas.jpg [2] http://comemosparavivir.blogspot.com.es/

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Ricette vegetariane / spaghetti saltati stile orientale
Publicado el 9 Apr, 2018

La pasta tiene su origen en Oriente. Marco Polo la llevó a Italia y desde ahí se difundió por el mundo. Escribe, comparte y cocina Gauri, profesora de Cocina Vegetariana del Centro Sivananda de Madrid y del centro afiliado Sivananda Vedanta de Granada. [1] Esta receta es simple, rápida y exquisita. El chile le da fuerza pero puedes prescindir de él. Es muy fácil de digerir porque no lleva salsa, que es uno de los ingredientes que hace que la pasta se ponga pesada. Ingredientes (2 personas): 100-150 g de espaguetis 150 g de col cortada en juliana 1 zanahoria ½ pimiento rojo ½ nabo morado 1 cucaharada de jengibre fresco rallado 1 chile rojo seco 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 2 cucharadas de salsa de soja Preparación: Preparar las verduras: Lavar y cortar en juliana por separado el pimiento rojo, el nabo, la zanahoria y la col. Hervir la pasta en abundante agua con sal, según las indicaciones del paquete. Mientras la pasta hierve, se saltean las verduras. En un wok o en una sartén honda poner dos cucharadas de aceite de oliva,y dorar el chile, el nabo y el pimiento, a fuego medio hasta que estén blandos, un 3 minutos. Añadir la zanahoria, la col y saltear todo junto subiendo el fuego y sin parar de remover unos 5 minutos. Antes de poner la pasta retirar el chile. Añadir la pasta a la verdura, con las dos cucharadas de salsa de soja y saltear todo junto, un par de minutos más, que se mezclen los sabores. Gauri Leles es profesora formada en la Escuela de Yoga Sivananda Vedanta y da clases en el centro Yoga Sivananda Vedanta Granada-afiliado. T 660 288 571. Es creadora del blog Comemos para Vivir. [2] http://www.sivananda.es/ [3] / www.sivanandagranada.es [4]/ [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/04/Espaguetis-salteados-orientales.jpg [2] http://comemosparavivir.blogspot.com.es/ [3] http://www.sivananda.es/ [4] http://www.sivanandagranada.es/

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Ricette vegetariane / andaluso frittelle al miele
Publicado el 26 Mar, 2018

Es un dulce típico de la Semana Santa andaluza y sólo se comen en esta fecha. Escribe, comparte y cocina Gauri, profesora de Cocina Vegetariana del Centro Sivananda de Madrid y del centro afiliado Sivananda Vedanta de Granada. [1] Se trata de un dulce sencillo y humilde, aunque antes los pestiños eran económicos; ahora, con el precio del aceite de oliva, casi son un lujo. Los hacemos muy pequeños y finos para que sean sólo un bocado. Ingredientes: salen unos 30 pestiños 200 g de harina de trigo blanca de repostería 100 ml de aceite de oliva virgen extra 100 ml de vino blanco 1 cucharadita de postre de semillas de anís 1 cucharadita de postre de canela molida Azúcar blanco mezclado con canela para rebozarlos Aceite para freír La cascara de un limón Preparación: En una sartén se ponen los100 ml de aceite con la cáscara de limón y se fríe hasta que la cáscara esté refrita. Apartar la sartén del fuego y echar en ese aceite las semillas de anís para que suelten el aroma, dejar templar y retirar la cáscara de limón. En un bol, poner la harina mezclada con la canela en polvo, hacer un hueco en el centro y echar el vino y el aceite con las semillas. Amasar todo junto, muy bien, hasta que quede una masa fina. Dejar reposar unos 30 minutos. Espolvorear la mesa con un poco de harina y estirar la masa con el rodillo que quede fina. Hacer cuadraditos, del tamaño que desees y volver a estirar el cuadrado para dejar la masa muy fina. Unir dos extremos opuestos del cuadrado, apretando bien, e ir colocando los pestiños en una tabla enharinada. Los puedes dejar reposar ½ más, si quieres. Mientras preparar un plato hondo con azúcar blanca y una cucharada de canela para rebozar los pestiños una vez fritos. Poner abundante aceite a calentar a fuego medio, utilizamos aceite de oliva suave, e ir friendo los pestiños colocando la unión hacia abajo, un par de minutos y luego dar la vuelta hasta que doren. Rebozar en la mezcla de azúcar y canela. Gauri Leles es profesora formada en la Escuela de Yoga Sivananda Vedanta y da clases en el centro Yoga Sivananda Vedanta Granada-afiliado. T 660 288 571. Es creadora del blog Comemos para Vivir. [2] http://www.sivananda.es/ [3] / www.sivanandagranada.es [4]/ [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/03/PestiC3B1os2BYoga2BSivananda2BGranada.jpg [2] http://comemosparavivir.blogspot.com.es/ [3] http://www.sivananda.es/ [4] http://www.sivanandagranada.es/

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Supercibi che si combinano bene con tutti
Publicado el 21 Mar, 2018

Muchas veces somos monótonos en nuestra alimentación. Comemos siempre lo mismo porque suele ser una forma rápida y cómoda de cocinar... o porque desconocemos la forma de combinar y hacer platos sencillos pero nutritivos utilizando alimentos diferentes. Escribe Melissa Pereira. No hay que ser chef para comer como Dios manda en nuestra casa; es cuestión de usar nuestra creatividad, comer de forma variada, equilibrada, nutritiva y hacer que nuestros platos visualmente sean atractivos y coloridos. Buscar el color en el plato no obedece tan solo a que queramos conseguir una bonita presentación; un plato colorido refleja la variedad en nutrientes. Y como reza el dicho: ¡comemos por los ojos! Es la realidad, porque muchas hormonas y enzimas de nuestro cuerpo se liberan con tan solo ver la comida. Algunos alimentos, o superalimentos, son bien conocidos; otros, no tanto. Veamos algunos de estos últimos, que combinan bien con todas las comidas y aportan nutrientes valiosos para la salud. Conocer sus cualidades te permite añadirlos a tus platos e introducir variedad en tus comidas. Miel: La miel es el perfecto sustituto del azúcar. Contiene vitaminas, enzimas, ácidos orgánicos, minerales y sustancias similares a las hormonas; por ellos se explica sus beneficios sobre la salud. Quizás uno de los mayores es su poder antiséptico: cura heridas y combate infecciones respiratorias. Polen: Son gránulos elaborados por las abejas, un complemento nutritivo que contiene entre un 16-30% de proteínas y es rico en zinc y vitamina E. Tomar polen estimula las defensas, regula la función intestinal, mejora la piel y previene alergias. Depende de tu paladar si deseas masticarlo mezclado por ejemplo con yogur o diluirlo en algún zumo. Gomasio: Se obtiene triturando semillas de sésamo tostadas junto con una parte de sal marina sin refinar. Se usa en lugar de la sal y es muy común su uso en Oriente (en japonés gomasio significa “sal de sésamo”). Y sus ventajas son que aporta menos sodio, proteínas, vitaminas y minerales. Algas: Vale la pena probarlas, ya que son fuente inigualable de yodo, calcio, hierro, cobre y magnesio,vitaminas y proteínas. Se consume en potajes, arroz, verduras combinadas, ensaladas. Vinagre: Es un aliño imprescindible, no acidifica el organismo y sirve para dar sabor a los platos, sobre todo en una dieta baja en sal. Los vinagres de Jerez y Modéna son muy apreciados en la cocina gourmet. El de manzana es más suave y se dice que favorece la digestión. Levadura de cerveza: Es una fuente rica en vitaminas del grupo B. Contribuye a reducir niveles de azúcar y colesterol en sangre, ayuda a regenerar la flora intestinal. Es muy usada por los vegetarianos por su alto contenido proteico. Se puede usar en sopas, hortalizas, cereal, yogur. Jengibre: Es como el ajo del sudeste asiático. Se puede rallar o utilizar en rodajas en el té, ensaladas, aliños, infusiones e incluso postres. Es un remedio único contra las nauseas especialmente en embarazadas y mareos del viaje. Mejora la digestión, la circulación, útil en gripes, catarros y reduce flatulencias. Salsa de soja y miso: La salsa se obtiene de la fermentación de las semillas de soja, carece de aditivos, favorece la flora intestinal y aporta fósforo, vitamina B3 y proteínas. El miso es un puré cremoso que resulta de la fermentación de la soja y su mezcla con arroz o cebada. Se consume en sopas, potajes, ensaladas. Mejor sin son obtenidos de agricultura biológica. Setas: Su gran variedad y sabores permite elaborar platos deliciosos. Además de ser ricas en vitaminas y minerales. En el caso del rebozuelo, es rica en vitamina B3, hierro. Las setas chinas combaten resfriados, insomnio, agotamiento y afecciones del corazón; las más comunes y fáciles de encontrar son el shitake, reishi y maitake. El humilde champiñón también comparte esas virtudes. Buscar la forma de introducir nuevos alimentos y experimentar te permitirá variar tu alimentación, siendo la mejor forma de nutrir tu organismo de fuentes vegetales y aprovechando además alimentos más naturales, poco procesados y manipulados. Siempre nos sentiremos mejor física y mentalmente si consumimos alimentos sanos, frescos, llenos de nutrientes, vitaminas y minerales, que benefician nuestro cuerpo de una manera maravillosa proviniendo de la sabia naturaleza. Lic. Melissa Pereira, nutricionista-dietista. melissaproietti@hotmail.com

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Ricette vegetariane / pane di segale
Publicado el 19 Mar, 2018

No es difícil hacer pan, pero sí necesitarás un poco de paciencia y pericia para encontrarle el punto. Escribe, comparte y cocina Gauri, profesora de Cocina Vegetariana del Centro Sivananda de Madrid y del centro afiliado Sivananda Vedanta de Granada. [1] Hace tiempo que quería poner una receta de pan en el blog. Pero se necesita un poco de tiempo para hacer pan. Y hago pan solo en invierno, apetece más hacerlo y también comerlo. No es difícil hacer pan, pero sí necesitarás un poco de paciencia y pericia para encontrarle el punto. Sea como sea que salga, hacer pan en casa es como un milagro y mucho más sano, así es que merece la pena probar. Ingredientes: (sale un pan de 750 g. aproximadamente) 500 g de harina de centeno integral o semiintegral 1 sobre de levadura seca de panadería de 9 g ½ cucharadita de sal 350-400 ml, aproximadamente, de agua templada Preparación: En una fuente honda colocar la harina de centeno, hacer un hoyo en el centro y poner la levadura. Distribuir la sal en los alrededor de la harina. Verter el agua poco a poco en el centro donde está la levadura y primero con ayuda de una espátula o una cuchara ir mezclando la harina con el agua. Cuando ya se pueda manipular con las manos, empezar a amasar y sacar la masa de la fuente y trabajarla en la mesa. Espolvorear con un poco de harina la mesa y amasar muy bien durante 10 minutos como mínimo. Si ha quedado la masa muy húmeda, te dará un poquito de más trabajo, vas espolvoreando de harina para poder trabajarla. Espolvorear con un poco de harina la fuente, formar una bola y colocarla de nuevo en la fuente para que suba. Tapar con un papel film y un paño de cocina, colocarla en un lugar cálido, libre de corriente de aire. Tiene que estar mínimo 1 hora y media a dos horas. Mientras, preparar un molde rectangular forrado con papel de horno. Cuando la masa ha subido ponerla en la mesa y aplanarla dando forma rectangular con la ayuda de un rodillo de madera. Doblarla en tres dobleces, presionando un poco las juntas y colocarla en el molde. Hacer un corte central en la masa con un cuchillo afilado y dos cortes oblicuos de afuera al corte central, en cada una de las dos mitades. Espolvorear un poco de harina por encima. Y dejarlo reposar de nuevo en el molde, en un lugar libre de corriente, cubierto del papel film y del paño, durante 1/2 hora o 45 minutos. Precalentar el horno a 200º, retirar el papel film y el paño. Meter el pan en el horno durante 45-55 minutos. Los últimos diez minutos puedes desmoldarlo y dejarlo que se termine de hacer sin el molde. El pan está listo, cuando al golpearlo en la base, con cuidado de no quemarte, suena a hueco. Hay que dejarlo enfriar, fuera del molde y colocar el pan sobre una rejilla que pueda pasar el aire por debajo. Gauri Leles es profesora formada en la Escuela de Yoga Sivananda Vedanta y da clases en el centro Yoga Sivananda Vedanta Granada-afiliado. T 660 288 571. Es creadora del blog Comemos para Vivir. [2] http://www.sivananda.es/ [3] / www.sivanandagranada.es [4]/   [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/03/Pan-centeno-Sivananda.jpg [2] http://comemosparavivir.blogspot.com.es/ [3] http://www.sivananda.es/ [4] http://www.sivanandagranada.es/

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Libros/ Vegan Gourmet. La cocina consciente de los cinco elementos, de Prabhu Sukh
Publicado el 16 Mar, 2018

Más de 50 recetas conscientes, firmadas por el carismático chef Prabhu Sukh. Una obra que sienta las bases de la cocina vegana, tanto para profesionales como para aficionados. PVP: 17 € [1] Vegan Gourmet nos acerca más de cincuenta propuestas de alta cocina, firmadas por uno de los chefs más auténticos del veganismo actual. En un delicioso recorrido por los cinco elementos que definen su filosofía culinaria, descubriremos las sorprendentes posibilidades de caldos y sopas (agua), exploraremos el alma de verduras y setas (tierra), aprenderemos nuevas preparaciones de cereales y legumbres (fuego), dejaremos volar la imaginación con postres y meriendas (aire), y experimentaremos la magia de los fermentados, puro éter en el plato que además beneficia la flora intestinal. Todo ello a partir de unas recetas que incorporan superalimentos como la chía, las algas, el aloe vera o el jengibre y que conquistan corazones allá donde van: desde los delicados matices de un escabeche de coco y algas hasta la elegante textura de unas alcachofas con salsa de almendras o la sutilidad de unos paquetitos de col con ratatouille de tofu ahumado. Sin olvidar los postres, sanos e irresistibles, para darse un capricho de vez en cuando: plumcake de té matcha con crema de cacao y avellanas, tarta de remolacha, yuzu y fresas… Cocina de gourmet para veganos, saludable, imaginativa y respetuosa, creada a partir de un ingrediente secreto: buenas vibraciones. Esta es la filosofía de Vegan Gourmet, el recetario de un chef intuitivo cuyas propuestas emanan modernidad y consciencia a partes iguales. El autor [2]Prabhu Sukh es formador de cocina crudivegana y una de las figuras más interesantes de la cocina vegana actual, un chef intuitivo con influencias orientales que conquista a base de platos sabrosos, con encanto y autenticidad. Nacido en Fraga, un pueblecito de Huesca, y criado en el seno de una familia con inquietudes veganas, Prabhu Sukh lleva trabajando desde los dieciocho años con grandes cocineros, estudiando y formándose en yoga, cocina ayurvédica, macrobiótica y energética. Actualmente ofrece servicios integrales para profesionales, entre ellos asesoramiento gastronómico, catering y eventos. También forma parte del equipo de Vidasana (Biocultura), donde colabora en la organización de los showcooking con el equipo de Ecochef. www.prabhusukh.es [3] [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/03/VeganGourmet.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/03/Prabhu-Sukh.jpg [3] http://www.prabhusukh.es/

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Medicina, Yoga Iyengar y salud
Publicado el 7 Mar, 2018

La medicina es la ciencia dedicada al estudio de la vida, la salud, las enfermedades y la muerte del ser humano, e implica ejercer tal conocimiento técnico para el mantenimiento y recuperación de la salud, aplicándolo al diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades. Escribe Julio Gallego. [1] La medicina es el conjunto de técnicas y conocimientos orientados a preservar o recuperar la salud del ser humano. Estudia las enfermedades que le afectan, los modos de prevenirlas y las formas de tratamiento para curarlas. El Yoga Iyengar es una ciencia completa, basada en la obra escrita hace más de 2000 años por el sabio Patañjali, los Yoga Sutras. Patañjali, además de yogui es considerado como el autor del texto clásico del sistema de medicina de la India, el Ayurveda. En palabras de B. K. S. Iyengar: “Generalmente se entiende por salud la ausencia de enfermedades, pero es más que eso. La salud es un estado de perfecto equilibrio y concordia en el funcionamiento de articulaciones, tejidos, músculos, células, nervios, glándulas, respiración, circulación, digestión, asimilación y eliminación, así como una disposición mental perfectamente equilibrada”. “El yoga es una ciencia y un arte físicofisiológico, fisiopsicológico y psicoespiritual con efecto curativo, ya que contempla enfermedades del cuerpo, de la mente y del sí-mismo, y aporta remedios para ellas. El tratamiento del yoga no está limitado al cuerpo visible, órganos de acción y sentidos de percepción, sino que abarca también el cuerpo invisible, es decir, la mente, ego y la inteligencia”. “El ser humano está constituido por cinco elementos, denominados tierra, agua, fuego, aire y éter. Los cinco elementos que existen en nosotros deben hallarse en su debida proporción y orden para que se mantenga el equilibrio y la buena salud. Cualquier desequilibrio de estos elementos es causa de enfermedad. La práctica de āsana y prānāyama controla estos elementos, no como cura puntual, sino a fin de tener una buena salud de forma permanente. Las āsanas envuelven al individuo desde el nivel físico al espiritual. ” ¿Puede el Yoga ser una terapia? Las āsanas estimulan la bioquímica del cuerpo, y gracias a la genialidad de B. K. S. Iyengar incorporando accesorios y soportes a la práctica, cualquier persona, sana o enferma, puede experimentar sus beneficios. El objetivo de la terapia del Yoga Iyengar es enseñar al cerebro y al cuerpo a trabajar en armonía. En sus propias palabras: “En principio el Yoga no es una terapia, pero la capacidad de curar es su aspecto complementario. Es fundamentalmente una ciencia curativa espiritual y el arte de unificar cuerpo, mente y alma como una sola entidad que pueda finalmente unirse con el Alma Universal.” Julio Gallego es director de la Escuela Profesional de Yoga “Luz sobre el Yoga” Los talleres de Yoga Iyengar y Medicina La Escuela Profesional de Yoga “Luz sobre el Yoga”, en colaboración con la Escuela Profesional de Medicina de la Educación Física y el Deporte de la Universidad Complutense de Madrid, organiza talleres de Yoga Iyengar y Medicina. El primer taller, dedicado a la salud de la rodilla, tendrá lugar en Madrid los días 6,7 y 8 de abril. Información e inscripciones en: https://www.instruccionenyoga.es/rodilla/ [2] [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/12/BKS-Iyengar.jpg [2] https://www.instruccionenyoga.es/rodilla/

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Recetas vegetarianas/ Sopa india especiada (Kadhi)
Publicado el 6 Mar, 2018

Las sopas en otoño y en invierno nos resuelven todas las necesidades: rápidas y fáciles a la hora de elaborarlas, nutritivas y ligeras (sobre todo si son claritas). Escribe, comparte y cocina Gauri, profesora de Cocina Vegetariana del Centro Sivananda de Madrid y del centro afiliado Sivananda Vedanta de Granada. [1] El Yoga, oh Arjuna, es imposible para el que come demasiado y para el que no come nada, para el que duerme demasiado y para el que siempre está despierto. Bhagavad Guita. Capítulo VI. 6 Las sopas: plato reconfortante La moderación en la cantidad de alimentos que ingerimos es fundamental en la práctica de Yoga, especialmente en la cena, si hay intención de levantarse temprano a meditar. Lo ideal es realizar la cena a una hora muy temprana que en España está un poco difícil por los horarios que tenemos. Cuando esto no es posible, la alternativa es realizar una cena muy ligera para no saturar nuestro sistema digestivo antes de ir a dormir. Nuestros órganos internos aprovechan el descanso nocturno para reponerse. Como generalmente no se suele desarrollar mucha actividad física por la noche lo mejor es realizar una cena muy ligera para dar la oportunidad a todo nuestro sistema (físico y mental) de descansar y así poder levantarte a meditar. Las sopas en otoño y en invierno nos resuelven todas las necesidades: rápidas y fáciles a la hora de elaborarlas, nutritivas y ligeras (sobre todo si son claritas), te reconfortan y dan calor, y existen infinidad de sopas para no aburrirte y sobre todo te ayudan a tonificar tu sistema digestivo y tu sistema nervioso si tu comida del mediodía ha sido descuidad o rápida. Receta de Sopa india especiada (Kadhi) Versión vegana Es una sopa rápida de hacer y nutritiva; lo que más puedes tardar es en organizarte con las especias. Es una receta de la cocina india, una receta especial, con unas especias que dan un contraste de sabores muy interesante. La receta original está hecha con yogur de leche de vaca y Ghee (mantequilla clarificada). [2] [3]Hemos probado esta versión vegana con yogur de soja y aceite de oliva virgen extra. Por supuesto que el resultado final es diferente. ¡Pero las dos están exquisitas! Si eres una persona vegana no vas a perderte nada en cuestión de sabor, y si no lo eres.... puedes probar las dos y decidir por ti mism@. Ingredientes: (Para dos personas) 500 ml de suero de leche (1 parte de yogur de soja y 4 partes de agua) 1 cucharada rasa de harina de garbanzos ¼ cucharadita de cúrcuma 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra ½ cucharadita de semillas de comino 4-6 hojas de curry ò 2 hojas de laurel partidas 1 cucharadita de jengibre rallado 2-3 clavos de olor ¼ cucharadita de sal 1 cucharada de cilantro fresco picado (opcional) Preparación: Mezclar previamente la harina de garbanzos en un poco de suero para que no salgan grumos. Cuando este bien disuelta, añadirla al resto de suero de leche, con la cúrcuma y hervir a fuego lento. Calentar el aceite en una sartén de fondo grueso, añadir las semillas de comino y los clavos, freír 1 minuto, luego las hojas de currry o (el laurel si no tienes hojas de curry) y el jengibre rallado. Verter el sofrito en la mezcla de suero de leche y la harina de garbanzo. Mezclar bien todos los ingredientes. Agregar la sal y dejar hervir a fuego medio alto un par de minutos. Decorar con el cilantro fresco picado, si te gusta. Gauri Leles es profesora formada en la Escuela de Yoga Sivananda Vedanta y da clases en el centro Yoga Sivananda Vedanta Granada-afiliado. T 660 288 571. Es creadora del blog Comemos para Vivir. [4] http://www.sivananda.es/ [5] / www.sivanandagranada.es [6]/ [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/03/Sopa-especiadaJPG.jpg [2] https://comemosparavivir.blogspot.com.es/2012/09/como-hacer-ghee-mantequilla-clarificada.html [3] https://comemosparavivir.blogspot.com.es/2012/09/como-hacer-ghee-mantequilla-clarificada.html [4] http://comemosparavivir.blogspot.com.es/ [5] http://www.sivananda.es/ [6] http://www.sivanandagranada.es/

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

La dieta que cuida tu corazón
Publicado el 1 Mar, 2018

Para obtener realmente una vida saludable tienes que reconsiderar ampliamente lo que significa “alimentar” el corazón. Los buenos alimentos son importantes, sí, pero también lo son los nutrientes emocionales y espirituales. [1] Para ello se recomienda practicar yoga, contemplar la belleza de la naturaleza, escuchar música, disfrutar de la compañía de familiares y amigos, meditar y dedicar tiempo a lo que realmente te gusta. En cuanto a una dieta cardiosaludable propiamente dicha, ha de ser muy colorida, incluyendo frutas y verduras (lo ideal son nueve piezas/porciones al día). Cada vez existe más investigación sobre las bondades de los fitonutrientes, como el licopeno o el resveratrol. Pero lo que no se sabe es que son más beneficiosos cuando trabajan juntos; existe una sinergia entre estas sustancias que las hace inigualables para la salud. Tenlo en cuenta a la hora de planificar tu dieta semanal. Estos son algunos de los mejores alimentos a incluir en nuestras ingestas diarias: Zumo de granada Además del vino tinto y el té, la bebida más saludable para el corazón, según se sabe hoy, es el zumo de granada. Fuente de poderosos antioxidantes como los polifenoles, taninos y antocianinas, el zumo de granada ayuda a prevenir la obstrucción de las arterias y a tratar los casos ya declarados. Además, un estudio recientemente publicado en el American Journal of Cardiology desveló que los participantes que bebieron un vaso de zumo de granada al día durante tres meses experimentaron un aumento del 17% de flujo sanguíneo en el corazón. Nueces [2]Ricas en ácido alfa-linoico, las nueces son una deliciosa fuente vegetariana de ácidos grasos Omega 3. Un reciente estudio publicado en The Journal Nutrition descubrió que la ingesta de 120 gr (unas 10 nueces enteras) al día ayuda a reducir el colesterol malo y los niveles en sangre de la proteína C-reactiva, un agente inflamatorio asociado con un aumento en el riesgo de las enfermedades cardiacas (pero ojo quien deba restringir las calorías). Judías Las judías secas, legumbres bastante infravaloradas, son ricas en fibra soluble, proteínas y una buena fuente de todo tipo de fitonutrientes. Las lentejas, garbanzos, frijoles y judías pintas son una buena elección. Estas últimas en particular son ricas en fibra, lo que reduce el colesterol malo (una taza de judías cocidas contiene 13,4 gr de fibra). Las judías también se encuentran entre las mejores fuentes alimenticias de folato, una vitamina B que reduce los niveles en sangre de homocisteína, un conocido factor de riesgo. Aguacates Uno de los alimentos más saludables para el corazón, pues son una gran fuente de ácido oleico, una grasa monoinsaturada que es particularmente conveniente para aumentar los niveles de colesterol bueno. Un reciente estudio descubrió que los niveles de este tipo de colesterol aumentaba un 11 por ciento tras solo siete días de ingesta de aguacates en la dieta. Los aguacates son ricos en nutrientes amigos del corazón: potasio, que ayuda a mantener baja la tensión; ácido fólico, que reduce los niveles de homocisteína en sangre; y micronutrientes llamados beta-sitosteroles, que colaboran a bloquear la absorción del colesterol malo en el intestino grueso. Un inconveniente: los aguacates también son ricos en calorías (una pieza grande contiene unas 330 calorías y 28 gr de grasa). Como el aumento excesivo de la masa corporal incrementa el riesgo cardiaco, come aguacates con moderación. Cebollas Son una buena fuente de flavonoides: quercetina, un antioxidante que también se encuentra presente en el vino tinto y en el té. La quercetina evita la oxidación del colesterol malo, mientras aumenta los niveles del bueno: un estudio ha demostrado que el zumo de una cebolla amarilla al día puede aumentar los niveles del colesterol bueno en un 30 por ciento. (Las cebollas blancas también pueden ser beneficiosas, pero las rojas no afectan a los niveles del colesterol bueno). Además, el sulfuro de algunos de los componentes de las cebollas también protege contra el cáncer. Copos de avena Quizás se traten de la mejor fuente de betaglucanos, un tipo de fibra soluble que puede disminuir el colesterol malo luchando contra él en el tracto digestivo y evitando que se absorba en el torrente sanguíneo. No existen pruebas de que los copos de avena industriales para el desayuno ofrezcan los mismos beneficios. La cebada también es una gran fuente de betaglucanos. Soja Se recomienda una porción al día de soja “entera” (alimentos que contienen de forma natural más de 3 gr de grasa por porción), como el tofu o la leche de soja. Se ha descubierto que la soja reduce el colesterol malo mientras que aumenta los niveles del bueno. Pero no existen pruebas de que las proteínas de soja extraídas de la planta sean beneficiosas. En su estado natural –opinan los expertos- la soja es beneficiosa, pero no necesariamente lo son los componentes de los brotes de soja añadidos a otros alimentos. [3] Ensalada de nueces y vinagreta de granada El hinojo, las endivias y las naranjas forman un sabroso conjunto de antioxidantes y omega 3. Ingredientes para la vinagreta de granada: ¼ de taza de aceite de oliva ¼ de taza de vinagre de vino tinto ½ de taza de zumo de granada 2 cucharadas de cebolletas bien troceadas 1 cucharada de zumo de naranja 1 cucharada de azúcar morena o edulcorante ¼ de cucharadita de sal Preparación: Mezcla todos los ingredientes en un procesador de alimentos o en la batidora. Mantén a temperatura ambiente durante al menos una hora o refrigera hasta 2 días antes de servir. Ingredientes para la ensalada cítrica de nueces tostadas: ¾ de taza de nueces troceadas Medio bulbo de hinojo 250gr de endivias 2 naranjas Preparación: Precalienta el horno a 120º C. Coloca las nueces sobre una bandeja sin engrasar y hornea durante 7 o 10 minutos, hasta que estén calientes y doradas pero no quemadas. Reserva. Lava y trocea el hinojo y corta el bulbo en cuartos. Trocea el hinojo todo lo que puedas. Separa las hojas de la envidia cortándolas desde su base. Lava y seca. Utilizando un cuchillo de lámina afilada, pela las naranjas. Separa los gajos y retira todas las membranas. Coloca el hinojo, las endivias y las naranjas en un recipiente para ensaladas. Remueve la vinagreta y vierte poco a poco la mitad sobre la ensalada. Coloca las nueces encima y sirve. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/02/DietaCorazon.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2012/10/0002500534MM-1024.jpg [3] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2012/10/0003273087A-1024x683.jpg

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Iyengar Yoga e medicina
Publicado el 26 Feb, 2018

Desde principios de este siglo se desarrollan estudios científicos sobre la práctica del yoga y sus efectos en diferentes patologías. Varias universidades de Estados Unidos han sido pioneras en publicar los estudios. España llega con retraso, pero actualmente se ha conseguido que la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid se interese por el yoga y colabore en los primeros talleres conjuntos. Escribe Olga Jiménez. [1] La práctica correcta de ásanas, junto con pranayama y las técnicas de relajación y meditación, abordan un aspecto muy completo en la salud humana. La dificultad, especialmente en ásanas, es conocer perfectamente las colocaciones correctas, desarrollar el ojo para detectar los errores y saber corregir. Es muy común escuchar a practicantes de yoga, que llevan años acudiendo a sus clases, que nunca han sido corregidos en la ejecución de sus posturas. Para que las posturas ejerzan su efecto beneficioso pleno es imprescindible equilibrar los dos lados del cuerpo y trabajar con las simetrías, acceder a las distintas zonas, los órganos sobre los que queramos aplicar un beneficio o la articulación que esté dañada. Esto nos lleva a necesitar un enfoque multidisciplinar. Debemos admitir que en el caso de anatomía y fisiología los médicos son los máximos expertos y que su conocimiento es imprescindible. B. K. S. Iyengar trabajó a lo largo de toda su vida de la mano de médicos y cirujanos, de los que adquirió un basto conocimiento. Incluso en sus últimos años se le veía siempre acompañado de un médico practicante que le seguía a diario. Si se consigue unir estas dos ciencias, yoga y medicina, podría suponer un inmenso avance principalmente en medicina preventiva. Nuestra sociedad envejece y los problemas de salud empiezan a desbordar a nuestro sistema sanitario. La búsqueda de alternativas a la medicina convencional se convierte en una urgencia; es ahí donde el yoga entra a jugar un papel decisivo. Pero para ganarse este puesto y el respeto de las personas más preparadas es imprescindible aportar bases científicas y poder trabajar codo con codo con los médicos. La Asociación de Yoga Iyengar en Estados Unidos (IYNAUS) lleva años recopilando las investigaciones científicas relacionadas con esta práctica, y es también en este país donde la práctica de yoga ha sido incluida en el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH), que es la agencia principal del gobierno federal para la investigación científica sobre diversos sistemas, prácticas y productos médicos y de atención de la salud que generalmente no se consideran parte de la medicina convencional. NCCIH anteriormente era conocido como el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa. https://nccih.nih.gov/health/yoga/introduction.htm [2] Estamos seguros de que si caminamos en esta dirección el yoga se ganará el respeto que merece y será incluido no solo en planes de prevención y cuidado de la salud humana sino respetado como ciencia para el desarrollo de una sociedad más sana. La Escuela Profesional de Yoga “Luz sobre el yoga” dedicará el año del centenario de B. K. S.Iyengar a realizar talleres de Yoga y Medicina en la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Primer taller: Rodilla, días 6 ,7 y 8 de abril. Teoría en la Facultad de Medicina y práctica en la Escuela de Aravaca. Más información en: https://www.instruccionenyoga.es/rodilla/ [3]     [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2012/09/Iyengar.jpg [2] https://nccih.nih.gov/health/yoga/introduction.htm [3] https://www.instruccionenyoga.es/rodilla/

[+]