Iyengar Yoga und Medizin

Desde principios de este siglo se desarrollan estudios científicos sobre la práctica del yoga y sus efectos en diferentes patologías. Varias universidades de Estados Unidos han sido pioneras en publicar los estudios. España llega con retraso, pero actualmente se ha conseguido que la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid se interese por el yoga y colabore en los primeros talleres conjuntos. Escribe Olga Jiménez.

La práctica correcta de ásanas, junto con pranayama y las técnicas de relajación y meditación, abordan un aspecto muy completo en la salud humana. La dificultad, especialmente en ásanas, es conocer perfectamente las colocaciones correctas, desarrollar el ojo para detectar los errores y saber corregir. Es muy común escuchar a practicantes de yoga, que llevan años acudiendo a sus clases, que nunca han sido corregidos en la ejecución de sus posturas.

Para que las posturas ejerzan su efecto beneficioso pleno es imprescindible equilibrar los dos lados del cuerpo y trabajar con las simetrías, acceder a las distintas zonas, los órganos sobre los que queramos aplicar un beneficio o la articulación que esté dañada. Esto nos lleva a necesitar un enfoque multidisciplinar. Debemos admitir que en el caso de anatomía y fisiología los médicos son los máximos expertos y que su conocimiento es imprescindible.

B. K. S. Iyengar trabajó a lo largo de toda su vida de la mano de médicos y cirujanos, de los que adquirió un basto conocimiento. Incluso en sus últimos años se le veía siempre acompañado de un médico practicante que le seguía a diario.

Si se consigue unir estas dos ciencias, yoga y medicina, podría suponer un inmenso avance principalmente en medicina preventiva. Nuestra sociedad envejece y los problemas de salud empiezan a desbordar a nuestro sistema sanitario. La búsqueda de alternativas a la medicina convencional se convierte en una urgencia; es ahí donde el yoga entra a jugar un papel decisivo. Pero para ganarse este puesto y el respeto de las personas más preparadas ist wichtig, die wissenschaftliche Grundlage y poder trabajar codo con codo con los médicos.

La Asociación de Yoga Iyengar en Estados Unidos (IYNAUS) lleva años recopilando las investigaciones científicas relacionadas con esta práctica, y es también en este país donde la práctica de yoga ha sido incluida en el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH), que es la agencia principal del gobierno federal para la investigación científica sobre diversos sistemas, prácticas y productos médicos y de atención de la salud que generalmente no se consideran parte de la medicina convencional. NCCIH anteriormente era conocido como el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

https://nccih.nih.gov/health/yoga/introduction.htm

Estamos seguros de que si caminamos en esta dirección el yoga se ganará el respeto que merece y será incluido no solo en planes de prevención y cuidado de la salud humana sino respetado como ciencia para el desarrollo de una sociedad más sana.

La Escuela Profesional de Yoga “Luz sobre el yoga” dedicará el año del centenario de B. K. S.Iyengar a realizar talleres de Yoga y Medicina en la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

Primer taller: Rodilla, días 6 ,7 y 8 de abril. Teoría en la Facultad de Medicina y práctica en la Escuela de Aravaca.

Más información en: https://www.instruccionenyoga.es/rodilla/


Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS damit Sie nichts verpassen

Weitere Artikel zu ,
Von • 26 Feb, 2018 • Sección: Gesundheit