Libérate del estrés con yoga: 5 posturas que puedes hacer desde tu escritorio

¿Podrías adivinar que estoy haciendo mientras escribo este artículo? Así es, estoy sentada en mi escritorio. Y aunque traté de llevarme el portátil a la bicicleta estática, pero no me funcionó bien. Así que pensé mejor en estas posturas de yoga, ¡y te las recomiendo para liberarte de las tensiones! Escribe Cris Puscas.

Llevas sentado en tu escritorio medio día y finalmente te das cuenta del dolorcito de espalda que lleva un tiempo molestándote. Ah, también tu cuello se siente tensionado. Y además tienes un calambre. Sí, así es como las personas con trabajo de mesa viven (también algunos freelancers). Eres tú, el ordenador y el teléfono todo el día juntitos.

Ya todos sabemos lo malo que es estar sentados todo el día, pero ¿sabías que concederte solo unos minutos y hacer unas simples poses de yoga puede ayudarte inmensamente? Claro, es más fácil decirlo que hacerlo. La mayoría de la gente pasamos el día sentados y es difícil incluir un poco de movimiento en nuestras rutinas.

Así que ¿te gustaría aprender unas poses de yoga para reducir el estrés? La rutina que te ofrezco es muy fácil de hacer, solo necesitas una silla (si la tuya tiene ruedas ¡solo asegúralas!).

Saludos al Sol

Sí, sí puedes hacer una versión modificada del Saludo al Sol sentado. Estas posturas son para fortalecer la espalda y el abdomen.

  • Siéntate con los pies en el suelo y espalda recta
  • Inhala y levanta los brazos por encima de tu cabeza
  • Junta las palmas
  • Exhala mientras bajas los brazos y giras a tu izquierda
  • Lleva tu brazo derecho a tu rodilla izquierda y tu brazo izquierdo al respaldo de la silla
  • Inhala y repite hacia el lado derecho
  • Continúa la secuencia por 8- 10 repeticiones

Postura del águila

Esta postura ayuda a abrir la parte alta de la espalda, hombros, codos y muñecas.

  • Siéntate con los pies abiertos a la altura de la cadera, firmes sobre el piso
  • Mantén tu espalda recta
  • Levanta tus brazos a la altura de los hombros
  • Envuelve tu brazo izquierdo debajo de tu brazo derecho
  • Cruza tus antebrazos y junta las palmas; si no puedes juntar las palmas, haz la versión modificada: junta el dorso de tus manos
  • Levanta tus codos hacia el techo, relajando los hombros
  • Mantén esta posición por 5-8 respiraciones
  • Repite cruzando el brazo opuesto.

Perro mirando hacia abajo

Esta pose es perfecta para trabajar la parte posterior del cuerpo. Estira la espalda, hombros, cuello y piernas.

  • Ponte de pie de frente al respaldo de tu silla
  • Coloca tus manos en el respaldo, a la altura de los hombros
  • Camina hacia atrás hasta que tu pecho esté paralelo al suelo
  • Alarga tu abdomen y levanta las costillas
  • Levanta las caderas hacia arriba lejos de los hombros
  • Dobla las rodillas para estirar aún más; después estíralas de nuevo
  • Mantén esta posición por 8-10 respiraciones

Postura de la diosa

Esta postura es muy buena para trabajar la parte posterior del cuerpo. Abre las caderas mientras fortalece los glúteos y las piernas.

  • Siéntate en la orilla de la silla, con las caderas en el medio
  • Abre las piernas hacia los lados
  • Junta tus palmas
  • Mantén la posición por 10 respiraciones
  • Para hacer el movimiento más retador, intenta levantarte de la silla algunos centímetros y mantener la posición

Postura escala

Esta pose es buena para el abdomen. Trabaja el abdomen y ayuda a tener una mejor postura y mejor salud para tu espalda.

  • Siéntate a la orilla de la silla
  • Coloca tus brazos a los lados de tus caderas
  • Utiliza el abdomen y levanta las caderas para que los pies queden levantados del piso
  • Vuelve a sentarte
  • Repite 3-5 veces

Cris Puscas. Cris es escritor para BookYogaRetreats.com. Escribe blogs de viajes y estilos de vida y apasionada sobre los viajes de bajo presupuesto.

 

 

Otros artículos sobre ,
Por • 11 Jan, 2019 • Sección: Asanas