Consultorio de Yoga Terapéutico/ Esguince

Hace tres semanas me hice un esguince de tobillo con rotura de nivel 2. Me gustaría saber qué asanas puedo hacer para recuperar la flexibilidad del pie, cuánto tiempo más o menos me llevará y si quedaré bien. El traumatólogo me dijo que de no ser por el yoga hubiera sido una rotura de tibia y peroné… Mª del Carmen Fernández.

Lo primero que se requiere es prudencia y paciencia. Es conveniente respetar los tiempos que el cuerpo necesita para reparar los tejidos afectados. Hay que tener en cuenta que hasta alrededor del quinto día no se empieza a reparar la lesión (anteriormente el cuerpo ha realizado los preparativos para poder llevarla a cabo), y este proceso de reparación puede durar de dos a cuatro semanas.

Durante este tiempo, el tejido de reparación depositado es muy tierno, con lo que la realización de ejercicios o asanas que pongan en tensión su estructura puede re-lesionar la zona, retrasar la recuperación e incluso cronificarla. Así pues, es recomendable evitar el medio loto y, por supuesto el loto, ya que la posición del pie y tobillo hace que se tensen los ligamentos laterales externos poniendo en compromiso la lesión.

A partir de la segunda a cuarta semana el tejido cicatricial irá endureciéndose y siendo capaz de absorber de manera cada vez más competente las tensiones mecánicas (proceso que puede durar meses, incluso superar el año, según la lesión). Así pues, deberá actuarse con progresividad en cuanto a la puesta en tensión de los ligamentos en asanas como las que acabamos de mencionar. Comentar que a partir de la segunda a cuarta semana puede resultar incluso interesante poner en tensión estos ligamentos para ayudar a la labor del fisioterapeuta y estimular la adecuada orientación de las nuevas fibras de colágenos en el espacio cicatricial. No obstante, se tendrá que evitar el dolor para asegurarnos de no estar sobreestirando la cicatriz y estimulando la cronificación de la lesión.

Limitación del movimiento

Es característica también la limitación del movimiento. Usualmente el movimiento que se ve afectado es el de flexión dorsal del tobillo, el de acercar el empeine a la tibia y peroné. Podemos también ayudar al fisioterapeuta en su cometido, a partir de la cuarta semana aproximadamente y siempre que no haya dolor, realizando asanas que coloquen el pie en esta posición, como por ejemplo Malasana. Si no se tiene suficiente flexión dorsal para mantener la postura puede uno sujetarse a un mueble u objeto o bien, colocar suficientes mantas entre el suelo y las nalgas para poder descansar cómodamente sobre ellas. Con el paso del tiempo, la fibrosis y adherencias del tejido conectivo irán cediendo y permitiendo cada vez mayor amplitud del movimiento.

Recuperar la propiocepción

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el de la propiocepción, es decir, la capacidad de responder de manera ágil ante los movimientos bruscos y potencialmente lesivos del tobillo. Cuando se produce un esguince, el sistema propioceptivo del tobillo y del pie pierde facultades: es como si se “durmiera” de manera que, ante un movimiento peligroso, por ejemplo un traspié, los músculos responsables de reequilibrar con rapidez el tobillo reaccionan con lentitud, de manera que el tobillo queda expuesto mucho más fácilmente a lesionarse. O bien, ante un movimiento que no debería ser a priori agresivo, como bajar unas escaleras, puede ocurrir que los músculos no reaccionen a tiempo para estabilizar el tobillo en el momento en que el talón entra en contacto con el siguiente escalón y se nos tuerza el pie provocándonos un nuevo esguince.

Posturas de equilibrio

Para estimular la propiocepción (la capacidad del tobillo/pie de reequilibrarse), es muy recomendable hacer posturas de equilibrio como el Árbol (Vrikasana) sobre el pie afectado. En este tipo de posturas, los músculos del pie y pierna baja incrementan muy significativamente su actividad, desencadenando una gran multitud de micromovimientos para garantizar la estabilidad del tobillo y del cuerpo en esta postura. El resultado es un entrenamiento excelente de la capacidad propioceptiva de la región afectada.

El yoga evitó un mal mayor

Tal y como ya te avanzaba el traumatólogo, la práctica de yoga probablemente te benefició debido a que, en el momento de la lesión, tus músculos reaccionaron con rapidez y buena coordinación gracias al entrenamiento propioceptivo. Debido a la elevada intensidad mecánica del mal gesto que hiciste, la reacción muscular no pudo contrarrestarla enteramente, y te lesionaste. Pero también es probable que, si no tuvieras un buen entrenamiento propioceptivo gracias al yoga, podrías haber llegado a tener un esguince grado III o la fractura del peroné y/o tibia.

如果你有兴趣在获取治疗瑜伽免费视频,请访问︰ www.yoga-terapeutico.com

如果你想在适应的回应您的问题,对不同的疾病、 损伤和疾病生物力学,亚历克斯和或,瑜伽专家写邮件与您的问题答︰ info@yoga-terapeutico.com

亚历克斯修道院和或 Haleluiya

亚历克斯修道院 它是物理治疗师、 ostopata 和 posturologist 与在卫生保健和教学领域的广泛经验。他已经在巴塞罗那的理疗 Ramon Llull 大学教授十余年,先后约五年作为一个治疗师在医院马略卡岛帕尔马加索尔 (除了有他私人执业 20 年来在他看来,对形形色色的案例)。他是这本书的作者 健康的脊椎 (翻译成俄语)。

近 20 年来已教解剖学、 生理学和病理学瑜伽教师,必须第一个在西班牙,而且无疑是之一有很多提供当要教的超过 40 的病理过程研究训练与联合,或以及如何处理他们所有他们通过运动疗法。

或 Haleluiya 它是瑜伽老师、 针灸师、 硕士学位在心理学 (UAB)。主席的西班牙瑜伽协会治疗。或他实践在艾杨格方法第 22 岁开始密集地为七年,四处旅行,与老师在此方法中世界闻名。它已认证 Anusara 瑜伽、 恢复瑜伽,瑜伽疗法。或在伦敦和苏格兰的大学取得了几个人体解剖课程。它是普通作家不同的期刊中的文章。

或类是由他们的主人提炼生物力学的人练习瑜伽的技能及需要例外。它还具有原始能力告诉故事印度神话有关的生物力学的研究在其类中移动和连心。


善于交际,分享 !

你喜欢这篇文章吗?

订阅我们 RSS 这样你不会错过任何事情

其他条款 ,
通过 • 27 Apr, 2017 • Sección: 治疗瑜伽练习