Artigos sobre 'Mayte Criado'

'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Entrevista em vídeo com Mayte Criado em seu livro 'Yoga em evolução'
Publicado el 11 Dec, 2017

En YogaenRed creemos que la publicación del libro de Mayte Criado Yoga en evolución es una muy buena noticia para el mundo del yoga y especialmente para sus actuales y futuros enseñantes, con quienes la fundadora de la Escuela Internacional de Yoga comparte media vida dedicada a la formación, llena de conocimientos, reflexiones y experiencias. [1] Mayte Criado es sin duda una de las personas con más experiencia en pedagogía del Hatha Yoga y en formación de instructores y profesores de yoga. Más de 15 años al frente de la Escuela Internacional de Yoga y por encima de 3.000 profesores formados en ella así lo avalan. Acaba de publicar Yoga en evolución, un monumental manual de casi 700 páginas con todas las herramientas que ha de conocer un instructor o profesor de yoga para ejercer adecuadamente esta profesión, pero también una interesante reflexión sobre la evolución del yoga y de cómo debe ser transmitido aquí y ahora. El libro se presentará el jueves 14 de diciembre en el Círculo de Bellas Artes de Madrid a las 20:00 horas, y estarán presentes en el acto la autora del libro, Mayte Criado: el editor de Kairós, Agustín Pániker; José Antonio Díaz Martinez, catedrático de la UNED, y Pepa Castro, codirectora de YogaenRed. Esta es la entrevista con Mayte Criado sobre 'Yoga en evolución' [youtube]https://youtu.be/x-1kNft7ioU[/youtube] [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/11/Mayte-Criado.jpg

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Livros / Yoga em evolução, por Mayte Criado
Postado em 23 de novembro de 2017

¿Cómo debe transmitirse el yoga para adaptarse a nuestro momento evolutivo? ¿Qué preparación ha de reunir un profesor de yoga del siglo XXI para afrontar su responsabilidad? Mayte Criado nos ofrece todas las claves en este manual pedagógico utilísimo para todo enseñante de yoga. Edita Kairós. PVP: 36 € [1] Es esta obra un generoso legado en cuya preparación la autora ha estado inmersa en los últimos años: un libro que sintetiza sus conocimientos y experiencia de 15 años al frente de la Escuela Internacional de Yoga, de la que han salido más 3.000 instructores y profesores de yoga de habla hispana, para que sirva de guía, apoyo y orientación a todo aquel practicante que quiera aprender a transmitir yoga… Ahí es nada. El resultado, una obra de gran valor objetivo para enseñantes de yoga y practicantes avanzados de cualquier estilo y escuela. Un monumental manual (de más de 600 páginas) de pedagogía del yoga adaptada a nuestro tiempo y lugar como no conocemos otro, con todas las claves y fundamentos de un programa de formación de profesores, maestros e instructores de yoga probado, contrastado y consolidado con éxito a lo largo de años. Mayte Criado expone su no-método que finalmente resulta el método de métodos por su visión integradora y abierta, respetuosa con la tradición pero inclusiva de las mejores aportaciones al yoga contemporáneo. “Se trata de compartir y reflexionar sobre lo aprendido y vivido, con el ánimo de ayudar a futuros instructores y practicantes de yoga, tanto en lo referente a la enseñanza del yoga, como en la repercusión de su práctica en la vida actual”. En efecto, este libro no se limita a compartir un sistema experiencial de conocimientos y sólidas bases técnicas, sino que transmite toda una propuesta de enseñanza del yoga con alma: inspirador, moderno, integrador y con sentido plenamente humanista. Y esa propuesta solo puede partir del propósito de apoyar y promover la creatividad y libertad de cada estudiante y profesor para transmitir desde sus propias potencialidades el mensaje transformador y trascendente del yoga, pero adaptado a nuestros días. No nos cabe ninguna duda de que Yoga en evolución será el mejor apoyo para profesores, maestros e instructores de yoga, como así se expresa el principal deseo de la autora, un manual destinado a convertirse en referencia para los enseñantes del yoga integrador de nuestro tiempo. Contenidos En Yoga en evolución Mayte Criado vuelca su amplia experiencia en las formas más tradicionales del Hatha Yoga junto a sus conocimientos de la moderna anatomía. A lo largo de sus páginas, la autora da voz a una vocación renovadora e inclusivista –pero respetuosa con la tradición– que se abre a nuevas ideas, prácticaso tiempos de ejecución de las técnicas. El texto –desarrollado con el rigor que una formación seria en Yoga exige– constituye una síntesis de los contenidos que Mayte Criado ofrece en sus programas de formación. El volumen contiene partes y capítulos tan prácticos y atractivos como muestran estos epígrafes: Claves de la enseñanza del yoga, Instrucciones y ajustes, El argumento de una secuencia, Una sesión completa de yoga, Crear secuencias de yoga, Las posturas y sus familias, Programación y secuenciación, El arte de crear sesiones de yoga... Las reflexiones, instrucciones y recomendaciones se complementan con una gran abundancia de esquemas, resúmenes, gráficos e imágenes. La autora [2]Mayte Criado es directora y fundadora de la Escuela Internacional de Yoga (Madrid) y vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadoras de Yoga. Ejercitada en varios estilos de Hatha Yoga (Iyengar, Ashtanga y Sivananda), imparte clases en diversas escuelas con su propio método, resultado de varias décadas de experiencia y del diálogo entre las tradiciones clásicas del yoga y los modernos enfoques anatómicos, sensoriales y meditativos. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/11/YogaEvolucion.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/11/Mayte-Criado-2.jpg

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

A anatomia dos bandhas
Postado em 1 de junho de 2017

Seguro que has oído hablar de los bhanda o cierres energéticos como de un secreto "solo para avanzados". Y es que seguramente nadie te ha explicado bien cuáles son sus fundamentos fisiológicos, energéticos y biomecánicos ni, sobre todo, su verdadero sentido en la reconexión total del cuerpo. Ahora tienes la oportunidad de conocerlo a fondo. Escribe Mayte Criado. [1] Los bandha o bhandas permiten re-direccionar el prana -energía vital- moviendo su corriente, desde su origen interno, hacia cada uno de los 72.000 nadis del cuerpo sutil. Hacen que el cuerpo responda a la postura y al movimiento de una forma unificada, permitiendo una mejor circulación del prana, que en combinación con la respiración –en la mayoría de los casos, Ujjayi- proporciona esa alquimia interna que el ásana revela hacia el exterior como un todo en el espacio. Instalar los bandha en el cuerpo es todo un proceso gradual para el que es necesario comprender y desarrollar los procesos que llevan a obtener una profunda relación entre: La fluidez y lo estático. La actividad de cada parte del cuerpo y su aportación al conjunto de la acción. La optimización de las funciones biomecánicas y la armonización de la energía. La inteligencia espontánea del cuerpo y las sensaciones. Así, no es necesario “aprender a instalar”, o, como muchos dicen, “aprender a controlar o activar los bandha”. Los bandha son el fruto de un proceso de integración. Es decir, la consecuencia real de la práctica del Hatha Yoga cuando ésta cultiva la intimidad y la sensibilidad, en un trabajo a través del cuerpo y la mente, que no tiene nada que ver con forzar o buscar que algo suceda sino todo lo contrario; los bandha aparecen como consecuencia de aquello que ocurre por sí mismo cuando podemos reconocer en la sensaciones que despierta una determinada acción, todo aquello que devuelve de forma natural en el cuerpo: la estabilidad, la reconexión, el sentimiento de unidad, la optimización de la energía, la suavidad, la acción basada en la atención consciente y, en definitiva, la plena presencia. Comprender, profundizar y llegar a palpar en uno mismo los efectos de esta importante herramienta, es del todo imprescindible poder acceder a una práctica avanzada. Para explicar los mecanismos de esta práctica avanzada del Hatha Yoga, la famosa anatomista francesa Blandine Calais-Germain, autora de los libros de Anatomía para el Movimiento©, viene a Madrid, a la Escuela Internacional de Yoga, donde impartirá su ya conocido curso anual magistral que este año versará sobre la “Anatomía de los Bandhas”. Será el lunes, martes y miércoles, 17, 18 y 19 de Julio. 18 horas llenas de conocimiento y práctica sobre uno de los temas más emblemáticos del Yoga: los Bandha. Centro de reconexión total del cuerpo La respiración es el gesto que conecta todo el cuerpo, y el cuerpo con la mente. En concreto, la respiración afecta directamente la relación que se establece entre la Columna Vertebral, la Pelvis y la Caja Torácica. La aparición de los bandha en la práctica refleja las condiciones mediante las cuales la respiración realiza un alargamiento estructural entre la caja torácica y la pelvis. Cuando el cuerpo busca los espacios entre estas dos zonas, proyectando al mismo tiempo la columna hacia arriba (en un impulso que es inherente a la propia acción), la respiración surge para servir de centro de reconexión total del cuerpo. Los bandha se originan y aparecen cuando lo que realiza el cuerpo deriva de la conexión que cada una de sus partes para buscar espacios por los que hacer circular la energía. También quiere decir que se alcanza una acción determinante y al mismo tiempo, un disfrute decisivo. Practicando los bandha, muchas veces los practicantes salen de las clases más cansados y exhaustos de lo que entraron. Sudan no como consecuencia del calor interno que la práctica consciente puede generar, sino como consecuencia del esfuerzo y la lucha por instalar en el cuerpo aquello que solo se obtiene desde las dinámicas que expresan justo lo contrario. Aconsejo verdaderamente el curso de Blandine Calais-Germain porque proporciona un buen entendimiento de los bandha desde una perspectiva que permite adentrarse en las regiones anatómicas que participan en esta práctica ancestral, además de ser una oportunidad inigualable para comprender el mecanismo corporal que envuelve los bandha y las progresiones e instrucciones necesarias para adaptar su consecución con respeto a las respuestas fisiológicas y funcionales individuales. Cada año, esta ilustre experta del trabajo con el cuerpo desde una comprensión plurisensorial de la anatomía, visita Madrid y nos deja su sabiduría y conocimiento. Es un curso para disfrutar de una formación de prestigio y una alta calidad en sus contenidos. [2]Mayte Criado. Directora y Fundadora de la Escuela Internacional de Yoga www.escueladeyoga.com [3] / T 91- 4166881 – 648 078 824 info@escueladeyoga.com Más información: http://www.escueladeyoga.com/anatomia-los-bandhas/ [4]       [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/06/Balasana.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/06/MayteCriado.jpg [3] http://www.escueladeyoga.com [4] http://www.escueladeyoga.com/anatomia-los-bandhas/

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Gostaria de onde nasce a vocação de um instrutor de yoga?
Publicado el 14 Oct, 2016

Cada día se nos proponen más cursos de formación de profesores de Yoga y también de especialización en muchas de las materias que lo componen. La variedad de la oferta es cuantiosa y muy variada en enfoques, tiempos y contenidos. Hoy charlamos con Mayte Criado sobre lo que mueve a los profesores de yoga, veteranos y noveles, a hacerse formadores. [1] ¿De dónde nace la vocación de enseñar Yoga? ¿Qué nos impulsa a querer ser profesores o formadores de esta disciplina milenaria? ¿Es sensato aspirar a preparar a unos alumnos, en poco tiempo, lo bastante para que ellos enseñen? ¿Es ético que la motivación económica influya en la decisión de compartir aquello que nos transformó la vida? Hay muchas cuestiones a valorar en este poliédrico y con frecuencia polémico tema de la formación de profesores de yoga. Hoy hablamos con una experta formadora de profesores, Mayte Criado, 15 años preparando a instructores y profesores de yoga como fundadora de la Escuela Internacional de Yoga, centro muy volcado en un programa completo de formación en diversos ciclos. ¿Qué te parece este fenómeno siempre creciente de nuevas formaciones de instrucción en yoga? ¿Lo percibes así? Sí, cada día hay más personas que se convierten en formadoras de profesores de yoga, cada día va más rápido. Podría hacer una lista de ocho o diez formaciones que hay ahora mismo disponibles y que hemos formado como profesores en nuestra escuela. Con esto y con otros cursos que pueden hacer fuera de España sobre otros estilos diferentes, montan una estructura formativa. Es complicado opinar sobre ello; habría que conocer cada caso. Por supuesto que todo el mundo tiene el derecho a hacerse formador, como todos empezamos a serlo en algún momento. Pero sí es cierto que puede haber algo de oportunismo, de aprovechamiento del hecho de que el yoga esté "de moda". Acepto que la gente muy joven quiera ocupar ese espacio, pero no creo en la rapidez, en la inmediatez con la que se actúa. Parece que no se está alimentando la esencia del yoga sino el consumismo del yoga, y ahí es donde resulta muy complicado emitir un juicio. ¿Qué suelen valorar los practicantes de yoga que deciden formarse como profesores de yoga? Yo cada día creo más en le criterio de las personas que van a ir a formarse, cada día me doy más cuenta de que hay mucha gente que sabe lo que busca en todas las direcciones. Hay personas que solo buscan el yoga como sustituto del aerobic y otras prácticas similares, y no les interesa nada más. No buscan hacer el recorrido de una disciplina con siglos de historia. Entonces, es bueno que encuentren eso que buscan. Y esas formaciones existen, cumplen esa función para ese tipo de personas. Y luego hay otras personas, la mayoría diría yo, que buscan una formación con una metodología que proponga el sentido profundo del yoga y una pedagogía que proporcione las herramientas del yoga para crecer, para la autorrealización, para evolucionar como seres humanos y seres espirituales, etc. Y esas personas también, aunque solo sea intuitivamente, saben distinguir estas formaciones. Hay que decir que también hay escuelas con muchos años de historia y prestigio y que son demasiado tradicionales y cerradas a incluir una evolución del yoga y nuevas perspectivas, que también resulta necesario. Y creo que muchos aspirantes a ser profesores de yoga también saben distinguir esto. Confío en que las personas que buscan en el yoga un camino de autorrealización y también de compartir con los demás, saben distinguir. Idealmente, ¿cuáles deben ser las motivaciones que impulsan a un profesor de yoga a convertirse en formador de profesores? El problema de los formadores que solo cuentan con tres o cuatro años de bagaje en el mundo del yoga es que, bajo mi punto de vista, carecen de aportaciones personales. Los contenidos de sus programas son copiados o fusionados, tomando un poco de aquí y otro poco de allá de los cursos que han hecho. En realidad no están creando ni aportando y, como no son pedagogos, se sirven de la metodología de alguien. Pero, cuidado, estoy hablando en general, porque hay algunas aportaciones muy válidas. Lo que como escuela que recibe muchísimos alumnos nos está sucediendo, cada día más, es que hay muchas personas que vienen de deambular por ese tipo de formaciones, decepcionados, con quejas. Al final acaban buscado una escuela con más historia, con más experiencia. Debe ser difícil elegir entre unas formaciones que cada vez exigen más horas, más temario, para intentar filtrar a los mejores, y otras escuelas cuyas exigencias son mucho más livianas. Tampoco hay tanta diferencia entre las escuelas de renombre, por así decirlo… Todo depende de la evolución de cada uno, de hasta dónde desee comprometerse y transmitir. Normalmente en las escuelas muy tradicionales, que siguen líneas y linajes muy cerrados, suelen tender a alargar la formación por intereses muy concretos. Pero eso no quiere decir que una formación que dure dos o tres años sea peor, no. Es obvio que una formación de profesores no puede durar un año, claro que no, pero tampoco tiene que durar cuatro o cinco. ¿Es una buena idea comenzar por un primer ciclo o nivel de instructor en una escuela y probar si se desea seguir o no? Mucha gente hace eso. Según la experiencia que me proporcionan mis propios alumnos, la mayor parte de las personas que vienen a la formación de Instructor de Yoga de nuestro primer nivel, que dura un año, no tienen intención de convertirse en profesores de yoga. Vienen con intención de profundizar en el yoga, ver qué hay detrás de las herramientas que reciben, conocer la filosofía del yoga, la esencia, saber más de lo que les explican en una clase normal de hora y media. Este tipo de personas muchas veces tiene suficiente con estudiar un año; no va a dar clase, pero ese año le transforma la vida, porque accede a conocerse un poco más a sí misma a través de lo que el yoga le va proponiendo y a través de ese tocar en lo profundo del yoga. Yo siempre he puesto mucho énfasis en que ese primer año fuera un antes y un después en la vida del alumno. Nuestro segundo nivel ya forma parte de la creación de un profesor, ya entramos a conocer lo que necesitas para tú poder crear tus propias clases, tus propias series, etc. y algunas partes de la filosofía del yoga más profundas. Pero el primer año de nuestra escuela es maravilloso precisamente porque sabemos que mucha gente lo acaba con la sensación de haber profundizado mucho y de haber transformado su vida. Pero no es un cambio a otra vida, sino que uno se abraza a su propia vida, es una vuelta a uno mismo. También se obtiene una práctica mucho más precisa, mucha mayor sensibilidad, y esto aporta mucho mucho más criterio a la hora de conocer a diferentes profesores, apuntarse a cursos, etc. Tú eres una veterana formadora de formadores de yoga. ¿Cuáles son los enemigos de los formadores que ya llevan muchos años enseñando? En mi caso estoy muy alerta de no anclarme nunca. Siempre tengo muy presente que se debe siempre estar abiertos a evolucionar y a sentir que el mundo cambia y avanza porque los alumnos superan a sus profesores… Me gusta mucho acoger la evolución de mis propios alumnos, aprendo mucho, y procuro estar muy abierta a integrar lo que aprendo de ellos. Creo mucho en esto, en la integración de lo nuevo (siempre que respete y aporte a la esencia del yoga, que no te desconecte de lo profundo). Me gusta estar alerta por si estoy ya repitiendo mis patrones y cerrándome o no. Todos conocemos a magníficos profesores, y cuando les escuchamos decir siempre lo mismo, sigue siendo magnífico.... pero te das cuenta de que no hay más… y de que qué bueno sería que escucharan a los alumnos que les superan y hacen un poco mejor aquello que ellos les han enseñado... Yo tengo alumnos así, y me encanta abrirles las puertas y trabajar con ellos. Ese debe la mayor satisfacción para un formador de formadores… Oh, sí. Todo mi equipo está integrado por personas que he formado yo, y saben mucho más que yo hoy día de algunas cosas que investigan más. ¡Y además están en la edad de hacerlo...! [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/10/Mayte-Criado-2.jpeg

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Iniciar a prática de hatha yoga
Publicado el 27 Jun, 2016

Cualquier propuesta que derive de la palabra "yoga" lleva implícita una aportación a la persona como un ser integral que no solo está formado por un cuerpo, sino también por una mente que interactúa constantemente con el cuerpo. El puente que une estos dos aspectos de un ser humano es la respiración. Escribe Mayte Criado. [1] Por tanto, una de las primeras cosas que se abordan en la práctica de Yoga es la conexión natural y consciente con la propia respiración. Este pilar tan importante será poco a poco una fuente inagotable de autoconocimiento: conocerse a uno mismo implica sentir, percibir, observar… El trabajo que se realiza con el cuerpo debe servir, directamente, a este objetivo; de lo contrario se estará convirtiendo el yoga en una disciplina física más, y no lo es. Lo que un profesor de yoga debe ofrecer a alguien que inicia Cada persona es un mundo en sí misma. Un buen profesor de yoga estará preparado para abordar las limitaciones o capacidades de un alumno, sus posibilidades y su nivel en relación a la conexión que tiene con esas características propias. El nivel de un practicante de yoga no se mide por su flexibilidad sino por cuánto respeto o conciencia tiene de sí mismo. Así, es posible que todo tipo de personas puedan practicar yoga. Yo misma he tenido muchos alumnos con diversidad funcional, a veces con limitaciones graves; he tenido y tengo alumnos de 80 años o jóvenes flexibles y fuertes que pueden seguir una clase muy dinámica y técnicamente compleja. Todo lo que se propone debe servir al objetivo de acercar a la persona a sí misma. Es lo más importante. La flexibilidad y el alargamiento ¿Qué posturas están más indicadas para quienes comienzan y podemos decir que tienen un “perfil” medio? Pues sin duda las posturas que les enseñan a crear espacios en las articulaciones, a movilizarlas y a recuperar la elongación del eje central, la columna. Suelen ser también posiciones o movimientos para fortalecer la base que conforman los pies y las piernas; estas son las llamadas posturas de pie. Y las que devuelven cierta elasticidad: posturas simples de torsión de columna o que implican el movimiento de la pelvis. Es necesaria mucha precaución al inicio. No podemos exigir ni proponer posturas que impliquen la fuerza o la flexibilidad sino que hay que crearlas poco a poco. Las partes del cuerpo que hay que abordar con conocimiento y paciencia son, como he dicho, la base -enraizamiento y fortalecimiento gradual de las piernas-, la movilidad articular -fundamentalmente la pelvis-, la recuperación de los espacios intervertebrales -elongación de la columna-. Rodeando siempre todo este trabajo tiene que estar presente la respiración. No como un mecanismo típico de “inspirar y espirar” con cada gesto, sino más bien como un soporte de conciencia que implica en sí mismo la gestión de la intensidad y la reconexión con el cuerpo y el “viaje” de la mente durante la práctica. Lo primero de todo, hay que abordar la práctica de yoga de la mano de un profesor experimentado y formado. No vale todo. Tampoco todo lo que se nombra como yoga es Yoga, y, por supuesto, lo que vale para unos no es válido para otros. El proceso es muy gradual y debe ser muy respetuoso. Las técnicas deben servir a la persona, en toda su amplitud… Y lo que está sucediendo es que la persona es quien se pone al servicio de las técnicas y las modas que se están creando alrededor del Yoga, algunas sin sentido. La recomendación más importante es el respeto a uno mismo. Muy pocos cuerpos y muy pocas espaldas están preparados para someterse a unas posturas y movimientos que requieren tiempo y, sobre todo, precisan conocimiento sobre su proceso y conciencia sobre sus efectos. Muchas personas se ponen a practicar yoga porque los famosos o las revistas y la publicidad hacen ver cuerpos preciosos, flexibles, sanos… Y ahora el yoga forma también parte de la cultura del bienestar, en la que priman los excesos. Pero hay un yoga que se practica con otra perspectiva. Como dije antes, el Yoga debe desarrollar la sensibilidad, el respeto y el conocimiento de uno mismo, comenzando por el cuerpo. Cuando la práctica es forzada y nos obligamos a funcionar con posturas o ejercicios que distan bastante de nuestro estado actual y someten al cuerpo a movimientos y posiciones sin conciencia, lo más probable es que también el yoga nos dañe y nos cause un perjuicio importante. Cada día son más comunes las lesiones en la columna y sobre todo en el cuello, derivadas de una práctica forzada. Sensibilidad en vez de fuerza Yo siempre digo a mis alumnos, tanto a los que comienzan como a los más avanzados, y sobre todo a los cientos de futuros profesores de yoga que formo cada día, que la práctica de Yoga debe siempre, a cualquier nivel, obedecer a: no forzar, no apretar, no tirar, no empujar y no alterar la respiración. Sus contrarios son: escuchar, sensibilizar, crear espacios, alargar, compensar y mantener una respiración natural. Lo objetivos esenciales Aunque los objetivos del yoga son los mismos para cualquier persona, grupo y nivel, no es lo mismo ofrecer una práctica de yoga a niños, que a adolescentes, jóvenes sanos o personas con diversidad funcional o de tercera edad. No es lo mismo para nada. Las técnicas y propuestas deben ser diferentes y el profesor de yoga debe tener conocimientos claros para saber adaptar las posturas, los ejercicios y los movimientos. También el lenguaje es diferentes. En la Escuela Internacional de Yoga tenemos formaciones y clases para diferentes colectivos y niveles. Es maravilloso poder abrir la puerta a alguien a un yoga respetuoso con la persona, con su edad, con su nivel, con sus posibilidades y características. En la Escuela no seguimos yogas encorsetados que ofrecen siempre las mismas posturas o la misma propuesta. Somos muy integradores y nos preparamos para no perder la esencia de lo que significa la práctica del yoga y para estar abiertos a cada ser humano con los que es.   [2]Mayte Criado, fundadora y directora de la Escuela Internacional de Yoga, presidenta de la Federación Española de Yoga Profesional, vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadoras de Yoga, miembro de la Junta Directiva de la European Yoga Federation. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/01/Clase-yoga.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/02/MayteCriado.jpg

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Dia Internacional de Yoga: os actos oficiais em Madrid
Postado em 21 de maio de 2015

Nos hemos puesto en contacto con Mayte Criado, como directora de la Escuela Internacional de Yoga y vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadoras de Yoga (FEDEFY), para que nos informe sobre los actos oficiales que se están organizando en conmemoración del Día Internacional del Yoga en Madrid el próximo 21 de junio. [1] Como ya había Yoga en Red adelantado, un nutrido grupo de representantes de asociaciones y escuelas de yoga están colaborando con la Embajada de la India para celebrar los actos oficiales del Día Internacional de Yoga en Madrid. Mayte Criado, como representante de FEDEFY y de la Escuela Internacional de Yoga, está tomando una parte muy activa en estos preparativos, y se ha prestado amablemente a informarnos. [2]¿Cuál es el significado del Día Internacional del Yoga? ¿Qué alcance puede tener? El gobierno de la India ha oficializado el nombre del Día Internacional del Yoga. Por un lado, a las autoridades de la India les interesa mucho dar a conocer que el legado milenario del Yoga, siendo realmente patrimonio de la humanidad, tiene su origen en India. Por otro lado, el Día Internacional del Yoga también tiene un valor muy especial como celebración a favor de la paz. Aunque en el mundo haya tantas vías que dicen practicar el camino de yoga, tantos estilos de hatha yoga, tanta gente proponiendo yoga de muchos tipos -algunos llamados "pseudoyogas"-, en la esencia de la palabra yoga hay algo que nunca se va a borrar y que realmente sirve de nexo de unión de todas las propuestas del mundo. Es este mensaje de paz y de unidad que transmite el Yoga, incluso a través de prácticas y propuestas a veces muy dispares pero que quizás, en su núcleo, siguen albergando esa esencia de paz y de unidad. Como practicantes, ¿con qué espíritu crees que debemos abordar este día? Creo que el Día Internacional del Yoga es una fecha para celebrar y conmemorar esa parte del ser humano de reencuentro consigo mismo. Esto lo recuerda el Yoga, que se ha integrado en todas las sociedades y en todos los países a los que ha llegado -parece que ahora es el 90% del planeta-, y siempre a través de medios conciliadores y pacíficos. Yo tengo el sentimiento de que el Día Internacional del Yoga puede servir para recordarnos que todos podemos celebrar esa esencia, con sus peculiaridades, con sus propuestas más o menos discutibles, para finalmente reencontrarnos a nosotros mismos como seres humanos en esa energía y transcendencia que nos brinda la unidad. ¿Qué programa oficial se está organizando, para que quien quiera pueda participar? La Embajada de la India, que tiene su sede en Madrid, ha organizado un acto multitudinario el domingo 21 de junio en la madrileña plaza de Colón. Para preparar este acto hemos ayudado algunas asociaciones y escuelas. Empezará a las 10 de la mañana y lo inaugurarán el embajador de la India y autoridades del ayuntamiento de Madrid, quizás incluso se cuente con la presencia de algún representante de la Casa Real. El gobierno de la India ha editado, para todo el mundo y en todos los idiomas, un DVD con posturas de yoga y algunos ejercicios que remiten a la parte del yoga que tiene que ver con el cuerpo. Se va a repartir en Madrid y todas las ciudad donde se celebre el Día Internacional del Yoga. Este DVD se proyectará en Madrid, en la plaza de Colón, y las asociaciones y escuelas que estamos colaborando en este evento lo practicaremos con los asistentes. Cada escuela va a tener su zona y sus profesores practicando esta parte de la propuesta que viene directamente de la India. A continuación habrá un tiempo para que las escuelas que colaboramos compartamos con los asistentes unas prácticas más personalizadas o propuestas más concretas- Y también funcionarán stands de información durante toda la mañana. Por la tarde está previsto, en el Centro Cultura Buenavista de Madrid, que se ofrezcan ponencias y mesas redondas. Al día siguiente, el lunes, muchas escuelas van a organizar sus propias actividades en celebración del DIY. La Escuela Internacional de Yoga, concretamente, organizará una jornada de puertas abiertas en la que habrá clases gratuitas, charlas, actividades yóguicas, y todo el mundo está invitado a disfrutarlo. ¿Qué sugieres que pueden hacer los centros y escuelas que quieran sumarse a las celebraciones? Sabemos de otras ciudades que se están uniendo para organizar actos en alguna plaza, jardín o parque ese día. Aprovecho para decir que la Embajada de la India ha editado material (DVD's, carteles, folletos...) para ponerlo a disposición de todas las escuelas o asociaciones. Se puede pedir a la propia Embajada de la India o a la Escuela Internacional de Yoga (info@escueladeyoga.com [3], poniendo en el asunto "Día Internacional de Yoga"), y nosotros lo canalizamos a la embajada. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2015/05/reunion.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2015/05/MayteCriado.jpg [3] http://www.yogaenred.commailto:info@escueladeyoga.com

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

O papel de FEDEFY no certificado no ensino de Yoga
Postado em 18 de dezembro de 2014

Mayte Criado, directora de la Escuela Internacional de Yoga y vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadoras de Yoga (FEDEFY), responde a las nuevas preguntas que han llegado a la redacción sobre el Certificado de Profesionalidad de Instrucción en Yoga. Lee aquí todas las anteriores preguntas y respuestas. [1] [2] Pregunta Manuel: "Soy profesor de yoga con bastantes años de experiencia. Mucho te agradecería, Mayte, que me aclarases las siguientes preocupaciones, porque creo que otros muchos profesores pueden estar interesados también". 1) ¿Tiene la FEDEFY una vía de comunicación propia con sus afiliados? Respuesta de Mayte Criado: Claro que FEDEFY tiene una vía directa de comunicación con sus afiliados. Sin duda. Pero es importante saber que sus afiliados son Entidades, Asociaciones y/o Federaciones. La vía de comunicación es excepcional y se realiza a través de varios medios con las personas representantes de dichas entidades. Como su nombre indica, es una Federación de Entidades Formadoras de Yoga. Si tú perteneces a alguna de esas entidades de FEDEFY y necesitas obtener información más extensa o detallada, debes hablar con su representante allí para que te informe directamente. 2) ¿FEDEFY, en tanto que representativa del mundo del yoga, ha llevado a cabo alguna gestión para pedir al ministerio que corresponda que pongan en marcha el reconocimiento de la experiencia previa y los títulos que podamos tener? Respuesta de Mayte Criado: FEDEFY representa a las entidades más importantes de España que forman Instructores-Profesores de Yoga. En representación de las mismas y atendiendo a los intereses de muchos profesores de yoga que como tú tienen mucha experiencia, ha emprendido iniciativas y gestiones para que las comunidades autónomas (que son las que deben proceder a convocar los procesos de “reconocimiento” de dicha experiencia) pongan en marcha las Convocatorias Públicas de Acreditación de Instructores de Yoga en base a su experiencia. Tanto es así que concretamente se ha logrado que la Generalitat de Catalunya (apremiados por la entrada en vigor de la Ley del Deporte en esa comunidad) haya cerrado ya dos convocatorias. Estamos en conversaciones también con la Comunidad de Madrid (que en principio no parecen tener presupuesto) y con la Comunidad Andaluza y otras. Te recomiendo releer mis respuestas del inicio donde explico en qué consisten estas convocatorias. 3) ¿No sería mejor que los profesores de yoga tuviésemos una asociación profesional para defender estos derechos? Respuesta de Mayte Criado: ya existen asociaciones de profesores de Yoga. Normalmente, son las asociaciones que se crean alrededor de una escuela de formación de profesores de Yoga y que, obviamente, aglutinan a profesores cuyo recorrido es el mismo o similar. Muchas de estas asociaciones fuimos fundadoras de FEDEFY precisamente para poder “defender” juntas “los derechos” de nuestros profesores de Yoga asociados. 4) Yo estoy algo inquieto con la puesta en marcha de la formación oficial; igual puede pasar que si la FEDEFY no hace nada ahora por defender nuestros derechos adquiridos, estos derechos pueden quedar sin reconocer, en el olvido. Porque las cosas hay que intentarlas por lo menos. Respuesta de Mayte Criado: Todos estamos inquietos. Pero te aseguro que FEDEFY no tiene más interés que el de preservar esos “derechos adquiridos” que nombras e intentar, en la medida de lo posible, que la “formación oficial” no suponga ninguna “amenaza” ni a los profesores que llevamos muchos años compartiendo nuestra experiencia en el mundo del Yoga, ni a las escuelas que impartimos una Formación de Profesores basada en una vivencia auténtica del Yoga. Esta normativa que regula la profesión de Instructor de Yoga es una realidad, y como tal tenemos que intentar acogerla y adecuarnos de la mejor manera posible. Sabemos que nunca va a poder sustituir ni a la experiencia directa ni a la formación de Yoga basada en el conocimiento milenario heredado cuyos portadores son las escuelas, centros, maestros y asociaciones reconocidos en el mundo del Yoga, así como en los procesos personales de verdadera transformación y crecimiento.   [3]Nuestro agradecimiento a Mayte Criado, directora y fundadora de la Escuela Internacional de Yoga (ver currículum [4]) y vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadores de Yoga (FEDEFY [5]). Como tal, lleva trabajando, junto al resto de los representantes de FEDEFY, en las negociaciones con la Administración desde el principio, hace más de tres años. [1] http://www.yogaenred.com/2014/12/05/todas-las-respuestas-sobre-el-certificado-de-instruccion-en-yoga/ [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2014/12/loto-grupo.jpg [3] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2014/03/MayteCriadoFB.jpg [4] http://www.escueladeyoga.com/Mayte-Criado.html [5] http://www.yogaenred.comwww.fedefy.or

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Todas as respostas sobre o certificado de instrução em Yoga
Publicado el 5 Dec, 2014

Yoga en Red se comprometió a aclarar dudas e inquietudes sobre el Certificado de Profesionalidad en Instrucción en Yoga [1]. Mayte Criado, directora de la Escuela Internacional de Yoga y vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadoras de Yoga (FEDEFY) acudió a nuestro llamamiento para dar respuestas a las preguntas de los lectores. Hemos recopilado todas las que nos han ido llegando a fin de facilitar la consulta. [2] 1. O. Montero pregunta: “Me gustaría que se explicara lo que realmente regula este decreto y lo que no. El decreto regula la certificación de un título, pero no regula la actividad profesional. Me gustaría que explicaran esto más en profundidad. Muchas gracias”. Respuesta de Mayte Criado: Este Real Decreto 1076/201 publicado en el BOE de 5 de septiembre de 2012 como Certificado de Profesionalidad de Instrucción en Yoga, no regula en ningún caso la profesión ni el sector del Yoga. Debe quedar muy claro que se trata de la posibilidad de obtener, quien así lo desee, una certificación profesional oficial como Instructor de Yoga. Por tanto, para continuar ejerciendo como Instructor o Profesor de Yoga no es obligatorio poseer dicho título. Sin embargo, en Cataluña (y por ahora, solo en Cataluña), la famosa Ley del Deporte -aprobada por la Generalitat- exigirá, a partir del 2015, que los Instructores de Yoga que vayan a impartir sus clases en espacios regulados por dicha Ley, sí deben estar en posesión de esta certificación. 2. Nuria pregunta: “He realizado las 500 horas de formación en la Escuela Internacional de Yoga de Madrid. Cuando vi la publicación en su revista de la certificación oficial de la UPM me puse en contacto con ellos para ver si existía posibilidad de convalidación de estudios, pero parece que esta opción solo es posible si se convalidan módulos certificados oficialmente. Mi inquietud es si hay o habrá alguna forma de obtener la certificación oficial con esta formación o si por el contrario habrá que realizar nuevamente una formación oficial con el coste en tiempo y dinero que supone. Entiendo que todos los profesores que actualmente están dando clase se verán con este mismo problema, pero por el momento no parece haber mucha claridad”. Respuesta de Mayte Criado: La obtención de este Certificado de Profesionalidad se realiza por dos vías diferentes. Voy a explicarlo: 1.- A través de un curso como el que acaba de publicitar la UPM o a través de los cursos que ofertan algunos centros de formación profesional. Estas son entidades que se hayan homologadas y autorizadas para impartir ese certificado de profesionalidad. Casi todos los centros de Formación Profesional de grado superior pueden, si quieren, impartir dicha formación. Eso sí, deben estar homologados. Se puede buscar un listado de los centros que lo están impartiendo por concesión del Servicio Público de Empleo aquí. [3] Veréis que aparece la UPM y otras entidades que ya lo están realizando. El curso de la UPM se ha anunciado mucho ya que lo organiza una Universidad y eso es algo cuando menos muy novedoso, y (menos mal!) tendrá a dos Formadores muy preparados (de la Escuela Iyengar) para los módulos del Yoga. Pero ya hay algunas otras entidades impartiéndolo en Madrid y otras provincias. Ser un centro homologado (los únicos que pueden expedir el certificado) significa estar reconocido como tal por el sistema educativo y la Comunidad Autónoma a la que se pertenece y, por tanto, haber cumplido con requisitos de todo tipo: metros cuadrados, tipo de licencia de actividad, adecuación de instalaciones a los requisitos concretos de la formación que se imparte y… además tener Formadores que cumplen con lo estipulado en el propio Real Decreto para este certificado y, a su vez, homologarlos. Los Formadores debe ser titulados universitarios que tengan también la capacitación pedagógica o, en su defecto, ser psicólogos o pedagogos o poseer un máster afín y, por fin, tener tres años de experiencia en el Yoga (¿Nada más? Sí, nada más). Así, cualquiera que cumpla los requisitos exigidos para ser alumno, puede acceder a cursar esta certificación en uno de esos centros que, ni más ni menos, se están acogiendo a una normativa que en ningún caso podrá nunca sustituir a las Escuelas de Yoga de referencia (no hay en la actualidad ningún centro de Yoga homologado a tal efecto. La razón es muy simple: las instalaciones y las licencias de las escuelas de Yoga no cumplen con lo exigido en general). 2.- La segunda vía es conseguir este Certificado de Profesionalidad a través de las convocatorias que las Comunidades Autónomas realizan para acreditarse, demostrando la experiencia en el “sector” y la formación llamada no-formal, obtenida a través de las Escuelas o centros de Yoga, por ejemplo a través de la Escuela Internacional de Yoga. ¿Qué hay que hacer y en qué consiste? Muy sencillo. Lo primero (y también lo más desesperante) es esperar a que cualquier Comunidad Autónoma anuncie oficialmente una de estas convocatorias. Normalmente, lo hacen convocando un listado de diferentes certificados de profesionalidad. Hay que esperar a que en ese listado convoquen el de Instrucción en Yoga. Es aquí el momento en el que la Escuela o Centro en el que una persona ha cursado su formación entra en juego. Es muy importante haber elegido para formarse una escuela de Yoga cuyo programa incluya los contenidos del Certificado de Instrucción en Yoga, ya que llegado el momento, deberá expedir a sus alumnos y exalumnos un certificado detallado, firmado y sellado, con las horas exactas y los contenidos cursados durante la formación realizada. Por supuesto, la Escuela Internacional de Yoga incluye dichos contenidos sobradamente en su formación y está preparada para expedir estos certificados llegado el momento oportuno. No solamente mantendrá informados a sus exalumnos, de forma inmediata, sobre dicha convocatoria en el momento en que la hubiera. Estas convocatorias, al contrario que la Via 1 (los cursos oficiales acogidos al sistema educativo de grados), no exigen requisitos especiales como haber cursado el bachillerato superior o similar, no. Están basadas en convocar a personas que puedan demostrar, por una parte, una formación (como la de la Escuela Internacional de Yoga y otras parecidas de al menos 450 horas), pero -¡atención!- por otra parte deben demostrar su experiencia como Instructores de Yoga. ¿Qué es esto? Pues que no pueden llegar diciendo que llevan tantos años dando clases aquí y allí sin más, no. ¡Esto hay que tenerlo en cuenta y prepararse! Hay que demostrarlo, bien porque se ha declarado la actividad de Instructor de Yoga como trabajador autónomo o como trabajador por cuenta ajena, o bien porque se ha estado en algún centro de Yoga como becario o voluntario. Cualquiera de esas cosas debe haberse realizado durante al menos tres años en los últimos diez (2000 horas o 250 días trabajados). Todo ello requerirá aportar un informe de vida laboral legal -¡con el epígrafe del Yoga o similar!- o documentos que acrediten haber estado de becario o voluntario. La Generalitat de Catalunya ya ha hecho una convocatoria. Esto es debido precisamente a la necesidad y la prisa que tienen de que los Instructores de Yoga que viven allí puedan acogerse a la mencionada Ley del Deporte. ¿Y el resto de comunidades autónomas? Pues… esperando. Esperando a que tengan presupuesto para hacerlo y a que tengan la feliz idea. Desde la FEDEFY (la Federación Española de Entidades Formadoras de Yoga, Federación que agrupa a las Escuelas de Formación de Profesores de Yoga más importantes de España) estamos impulsando con todos los medios a nuestro alcance, que alguna Comunidad inicie una Convocatoria de Acreditación Profesional. Se ha conseguido en Catalunya y estamos en conversaciones en otras comunidades como Madrid. 3. Jose pregunta: “¿Los que tenemos una formación acabada en un centro privado tendremos la oportunidad de convalidarla de alguna forma?”. Respuesta de Mayte Criado: Lee mi respuesta anterior. Solo añado que en este tema la palabra “convalidación” no ha lugar, por lo expresado anteriormente. 4. David pregunta: “¿Es posible conseguir el Certificado de Profesionalidad de Instrucción en Yoga actualmente en Madrid? 
Si es así, ¿cuál es la dirección de los centros homologados por la Administración Pública para obtener dicho certificado?”. Respuesta de Mayte Criado: Es posible, si te inscribes en alguno de los cursos convocados por estos centros y si, obviamente, cumples sus requisitos de admisión. [4] 5. Eduard pregunta: “¿Qué desventajas concretas, a la hora de encontrar empleo, tiene un instructor de yoga formado en un centro privado respecto uno formado en un centro homologado por la Administración Pública? Respuesta de Mayte Criado: En este momento es al contrario. Es decir, las personas formadas en los cursos donde se imparte el certificado oficial no están preparadas para ser Instructores de Yoga, y esto lo sabe todo el sector. Tiene muchas más ventajas el título de un centro privado, sobre todo si además es una escuela de renombre. Hay que tener en cuenta que se trata de un certificado de profesionalidad y no de la regulación de un sector. Desde la Escuela Internacional de Yoga podemos dar fe de ello, ya que hemos acogido a alumnos en prácticas de esos centros de Formación Profesional. No están preparados y deberían realizar una formación auténtica en una escuela de Yoga. 6. Marina pregunta: ¿Qué asociaciones relacionadas con el yoga están ocupándose de este tema y cuáles son sus objetivos y logros? Respuesta de Mayte Criado: Fundamentalmente la FEDEFY: www.fedefy.org [5] 7. Raúl pregunta: ¿No tendrían que convalidarse los títulos de instructor de las principales asociaciones con los oficiales? Respuesta de Mayte Criado: Las escuelas y asociaciones que participamos en primera línea en todo este proceso hemos luchado para que así fuera, pero la normativa oficial sobre la homologación de centros y sobre quién puede o no puede impartir este certificado es muy clara e inaccesible para quienes llevamos tantos años formando a Instructores de Yoga. Aún así estamos tratando de aliviar la confusión y los impedimentos. Estamos trabajando en ello. Sobre todo, es necesario no olvidar el verdadero sentido y objetivo del Yoga, que nada tiene que ver con todos estos tinglados. Aquel que tenga este detalle bien integrado y comprendido, sin duda lo tiene claro. No nos olvidemos. 8. Alison pregunta: "Me gustaría saber si los profesores de yoga que trabajan en gimnasios en Andalucía van a tener el mismo problema que en Cataluña. ¿Se verán sin trabajo a menos que tengan el certificado de profesionalidad como monitores de Yoga en 2015? Respuesta de Mayte Criado: Aunque algunas comunidades autónomas están ya tomando ejemplo de Cataluña y andan estudiando la posibilidad de incorporar a sus normativas la llamada Ley del Deporte (Ley 3/2008 del Parlamento de Catalunya), todavía no hay ninguna de ellas que haya aprobado dicha Ley o similar. Se entiende que no se tardará mucho en ello y que , tarde o temprano, será una Ley a nivel nacional. De momento, a partir del 2015 entra en vigor solo en Cataluña. Cualquier comunidad que comience a estudiarla y después la apruebe, dará un plazo razonable para que entre en vigor, así que todavía no hay alarmas. Esta Ley viene a decir que para ejercer la profesión de monitor o instructor de Yoga en un gimnasio o en centros relacionados con la actividad física, hay que estar en posesión de la certificación profesional. 9. Santiago pregunta: "Veo que primero hay que acreditarse. Yo estoy en Guadalajara y todavía no han anunciado la convocatoria, por lo que supongo tengo que esperar. ¿Y que pasa con los que somos formadores?, ¿ hay una acreditación específica? ¿Puedo acreditarme aportando un certificado como formador o cómo va la cosa?". Respuesta de Mayte Criado: Por increíble que parezca, esta certificación profesional de Instrucción en Yoga no exige que el formador que la imparte deba estar en posesión él mismo de dicha acreditación profesional. Es decir, no tiene que ser Instructor de Yoga. Así, los formadores de las escuelas que imparten Formación de Profesores e Instructores de Yoga (algunos con más de 30 años e incluso 40 de experiencia) no podrán impartir ningún módulo ni ningún tema de esta acreditación profesional si no cumplen los requisitos que se detallan en el Real Decreto 1076/2012 de 13 julio de 2012, que contiene las especificaciones del Certificado de Instrucción en Yoga (BOE de 5 septiembre 2012). ¿Cuáles son estos requisitos? 1 .- Ser licenciado o Diplomado. 2.- Para impartir el módulo de Primeros Auxilios, ser médico o diplomado en enfermería. 3.- Además de lo anterior: para impartir el módulo de Técnicas Específicas del Yoga se deben acreditar 3 años de experiencia. para impartir el módulo de Programación de Actividades de Yoga se deben acreditar 2 años de experiencia. para impartir el módulo de Metodología de la Instrucción en Yoga se debe acreditar 1 año de experiencia. para impartir el módulo de Primeros Auxilios de debe acreditar 1 año de experiencia. 4.- Además de todo lo anterior, también es necesario -al mismo tiempo-: Acreditar la Competencia Docente. ¿Cómo? A través de una de las siguientes posibilidades: Ser licenciado en pedagogía, psicopedagogía o ser maestro de algún título universitario de graduado en el ámbito de la psicología o la pedagogía o de algún título de postgrado. Ser licenciado de cualquier cosa distinta a las detalladas en el punto anterior y estar en posesión del CAP (Certificado de Aptitud Pedagógica). Pueden estar exentos de esto aquellos que posean un Máster Universitario habilitante para el ejercicio de las profesiones de la ESO, Bachillerato, Formación Profesional y Escuelas Oficiales de Idiomas. Demostrar experiencia docente contrastada de al menos 600 horas en los últimos 7 años en formación profesional para el empleo o del sistema educativo. Si eres un formador con 10, 20 , 30 o 40 años de experiencia, reconocido, admirado y que has dedicado tu vida al Yoga y cosas similares… pero NO cumples con todo lo expuesto anteriormente: NO podrás ser formador de esta Acreditación Profesional Oficial de Instrucción en Yoga. ¿Y qué será entonces de los formadores que llevan una vida formando profesores de Yoga y que son sin duda los auténticos transmisores del Yoga gracias a su experiencia y conocimiento? Pues que seguirán desarrollando su labor en sus centros o escuelas como lo han hecho hasta ahora. Es más, personalmente pienso que incluso intensificarán su actividad, ya que las personas interesadas en formarse como instructores de Yoga, si de verdad buscan una formación de Yoga con mayúsculas, jamás podrán conformarse o valerse con esta certificación profesional. Todo esto quiere decir muchas cosas, algunas muy injustas, todos estamos de acuerdo. Desde la FEDEFY se está trabajando para minorar, en la medida de lo imposible, el impacto que esta certificación está teniendo en el mundo del Yoga. Lo más importante es que tenemos que ser conscientes de que las Formaciones que se imparten en las Escuelas de Yoga de toda la vida (formación privada y no reglada) nunca podrán ser sustituidas por este certificado oficial. [6]Nuestro agradecimiento a Mayte Criado, directora y fundadora de la Escuela Internacional de Yoga (ver currículum [7]) y vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadores de Yoga (FEDEFY [8]). Como tal, lleva trabajando, junto al resto de los representantes de FEDEFY, en las negociaciones con la Administración desde el principio, hace más de tres años. [1] http://www.yogaenred.com/2014/11/06/certificado-de-instruccion-en-yoga-enlaces-y-primeras-preguntas/ [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/09/Clase-de-yoga.jpg [3] https://sede.sepe.gob.es/especialidadesformativas/RXBuscadorEFRED/DetalleEspecialidadFormativa.do [4] https://sede.sepe.gob.es/especialidadesformativas/RXBuscadorEFRED/DetalleEspecialidadFormativa.do [5] http://www.fedefy.org/ [6] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2014/03/MayteCriadoFB.jpg [7] http://www.escueladeyoga.com/Mayte-Criado.html [8] http://www.yogaenred.comwww.fedefy.or

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Professores sem um certificado, pode ser onde trabalhar?
Publicado a 1 de dezembro de 2014

Prosiguen las “Respuestas a las dudas sobre el Certificado de Profesionalidad de Instrucción en Yoga”. Mayte Criado, directora de la Escuela Internacional de Yoga y vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadores de Yoga (FEDEFY), aclara una nueva cuestión a una lectora. [1] Alison pregunta: "Me gustaría saber si los profesores de yoga que trabajan en gimnasios en Andalucía van a tener el mismo problema que en Cataluña. ¿Se verán sin trabajo a menos que tengan el certificado de profesionalidad como monitores de Yoga en 2015? Respuesta de Mayte Criado: Aunque algunas comunidades autónomas están ya tomando ejemplo de Cataluña y andan estudiando la posibilidad de incorporar a sus normativas la llamada Ley del Deporte (Ley 3/2008 del Parlamento de Catalunya), todavía no hay ninguna de ellas que haya aprobado dicha Ley o similar. Se entiende que no se tardará mucho en ello y que , tarde o temprano, será una Ley a nivel nacional. De momento, a partir del 2015 entra en vigor solo en Cataluña. Cualquier comunidad que comience a estudiarla y después la apruebe, dará un plazo razonable para que entre en vigor, así que todavía no hay alarmas. Esta Ley viene a decir que para ejercer la profesión de monitor o instructor de Yoga en un gimnasio o en centros relacionados con la actividad física, hay que estar en posesión de la certificación profesional. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/09/Clase-de-yoga.jpg

[+]


'; $fincen ='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Requisitos para se tornar "Instrutor oficial" Yoga
Publicado el 24 Nov, 2014

Como continuación de la sección que iniciamos sobre "Respuestas a las dudas sobre el Certificado de Profesionalidad de Instrucción en Yoga" [1], hoy Mayte Criado, directora de la Escuela Internacional de Yoga y vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadores de Yoga (FEDEFY), aclara la situación a un profesor de yoga que le pregunta cómo acreditarse. [2] Santiago pregunta: "Veo que primero hay que acreditarse. Yo estoy en Guadalajara y todavía no han anunciado la convocatoria, por lo que supongo tengo que esperar. ¿Y que pasa con los que somos formadores?, ¿ hay una acreditación específica? ¿Puedo acreditarme aportando un certificado como formador o cómo va la cosa?". Respuesta de Mayte Criado: Por increíble que parezca, esta certificación profesional de Instrucción en Yoga no exige que el formador que la imparte deba estar en posesión él mismo de dicha acreditación profesional. Es decir, no tiene que ser Instructor de Yoga. Así, los formadores de las escuelas que imparten Formación de Profesores e Instructores de Yoga (algunos con más de 30 años e incluso 40 de experiencia) no podrán impartir ningún módulo ni ningún tema de esta acreditación profesional si no cumplen los requisitos que se detallan en el Real Decreto 1076/2012 de 13 julio de 2012, que contiene las especificaciones del Certificado de Instrucción en Yoga (BOE de 5 septiembre 2012). ¿Cuáles son estos requisitos? 1 .- Ser licenciado o Diplomado. 2.- Para impartir el módulo de Primeros Auxilios, ser médico o diplomado en enfermería. 3.- Además de lo anterior: para impartir el módulo de Técnicas Específicas del Yoga se deben acreditar 3 años de experiencia. para impartir el módulo de Programación de Actividades de Yoga se deben acreditar 2 años de experiencia. para impartir el módulo de Metodología de la Instrucción en Yoga se debe acreditar 1 año de experiencia. para impartir el módulo de Primeros Auxilios de debe acreditar 1 año de experiencia. 4.- Además de todo lo anterior, también es necesario -al mismo tiempo-: Acreditar la Competencia Docente. ¿Cómo? A través de una de las siguientes posibilidades: Ser licenciado en pedagogía, psicopedagogía o ser maestro de algún título universitario de graduado en el ámbito de la psicología o la pedagogía o de algún título de postgrado. Ser licenciado de cualquier cosa distinta a las detalladas en el punto anterior y estar en posesión del CAP (Certificado de Aptitud Pedagógica). Pueden estar exentos de esto aquellos que posean un Máster Universitario habilitante para el ejercicio de las profesiones de la ESO, Bachillerato, Formación Profesional y Escuelas Oficiales de Idiomas. Demostrar experiencia docente contrastada de al menos 600 horas en los últimos 7 años en formación profesional para el empleo o del sistema educativo. Si eres un formador con 10, 20 , 30 o 40 años de experiencia, reconocido, admirado y que has dedicado tu vida al Yoga y cosas similares… pero NO cumples con todo lo expuesto anteriormente: NO podrás ser formador de esta Acreditación Profesional Oficial de Instrucción en Yoga. ¿Y qué será entonces de los formadores que llevan una vida formando profesores de Yoga y que son sin duda los auténticos transmisores del Yoga gracias a su experiencia y conocimiento? Pues que seguirán desarrollando su labor en sus centros o escuelas como lo han hecho hasta ahora. Es más, personalmente pienso que incluso intensificarán su actividad, ya que las personas interesadas en formarse como instructores de Yoga, si de verdad buscan una formación de Yoga con mayúsculas, jamás podrán conformarse o valerse con esta certificación profesional. Todo esto quiere decir muchas cosas, algunas muy injustas, todos estamos de acuerdo. Desde la FEDEFY se está trabajando para minorar, en la medida de lo imposible, el impacto que esta certificación está teniendo en el mundo del Yoga. Lo más importante es que tenemos que ser conscientes de que las Formaciones que se imparten en las Escuelas de Yoga de toda la vida (formación privada y no reglada) nunca podrán ser sustituidas por este certificado oficial. [3]Nuestro agradecimiento a Mayte Criado, directora y fundadora de la Escuela Internacional de Yoga (ver currículum [4]) y vicepresidenta de la Federación Española de Entidades Formadores de Yoga (FEDEFY [5]). Como tal, lleva trabajando, junto al resto de los representantes de FEDEFY, en las negociaciones con la Administración desde el principio, hace más de tres años. [1] http://www.yogaenred.com/2014/11/12/certificado-de-instruccion-en-yoga-mayte-criado-responde-a-las-preguntas-de-los-lectores/ [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2014/11/formacion-profesor.jpg [3] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2014/03/MayteCriadoFB.jpg [4] http://www.escueladeyoga.com/Mayte-Criado.html [5] http://www.yogaenred.comwww.fedefy.or

[+]