Las memorias / y 3

¿Qué hacer con las memorias de la vida? La reveladora historia del yogui Jaigīṣhavya. Escribe David Rodrigo (Āchārya Jijñāsu), maestro tradicional de Advaita Vedānta. (Ver la primeira parte e o segunda parte)

El sabio Āvaṭya sonrió y dijo: ´Esta respuesta es fruto de tu profundo análisis e introspección. Cuando yo llegué, estabas simplemente relatando tus karmas latentes, queriéndolos dibujar de nuevo para recrear tu experiencia resultante de tus acciones. Ahora has logrado cierta experiencia correcta. Refuérzala contemplando en esta verdad:

– Todas las impresiones son dolorosas. Todos los seres atrapados en la corriente del karma están limitados a experimentar dolor.

– Desidentifícate de tus karmas. Deja de contemplar ´yo soy quien actúa, quien percibe y experimenta cosas diferentes transformándose´.

Contempla ´yo soy Conocimiento puro, el observador sin transformación de lo observado que se transforma, es decir, del cuerpo-mente donde habito y lo que éste hace, percibe, experimenta en lo que llamamos mundo´.

Observa cómo lo conocido aparece y desaparece en el Conocimiento siempre presente y siempre igual. Lo conocido es y deja de ser viniendo y marchándose de la Existencia siempre presente y siempre igual.

Al hacerte consciente de tu subconsciente y atormentarte ante la visión de la inmensa variedad de karmas latentes estabas volviendo a fortalecer la idea de tu autoría en tus acciones. Te conviertes en aquello en lo que te identificas. Así cercas el campo infinito de tu Ser, afeas la Verdad.

Tu ansiedad sobre el fruto de tus acciones te hacía miserable mientras llevabas a cabo las acciones correspondientes. En la acción en la que no logras el resultado deseado, tu frustración (tu enfado) te hace miserable. Pero incluso tu preocupación por mantener los resultados deseables también te hace miserable. En este sentido, todas las acciones que has llevado a cabo siempre estaban teñidas con impresiones de miseria, de dolor y dependencia, vulnerabilidad. Você tem que entender que todo carma contém inerente da pobreza

Por este motivo una de las prácticas espirituales más poderosas es sentir siempre la presencia de Dios (īśhvara-praṇidhāna), invocar a la belleza del mundo, al amor, a la semilla del Conocimiento absoluto, al primer Guru, a la libertad total -sin límites de espacio (omnipresente), tiempo (eterno) y cuerpos (el Ser interior de todos los seres)-, el Uno en todas las partes del universo, el poder libertario, y servirle de acción, palabra y pensamiento-emoción, en lugar de actuar para el mísero ego, por su propio recompensa en forma de experiencia efímera e impura, migaja miserable de lo perfectamente hermoso.

Oh Señor, tú sabes lo que hay en mi corazón. Yo soy corazón porque tú eres palpitar. Buscándote me encontré a mí mismo.

Por ejemplo, vemos en Yoga Sūtras II.1:

"A ação em Yoga ´kriyā-yoga´ es:

– ascetismo ´tapas´ (vivir en la renuncia de lo mundano y en la disciplina de las exigencias del cuerpo buscando la perfección espiritual),

estudo das Escrituras (de liberación ´Mokṣha Śhāstra´, como las Upaniṣhads, Bhagavad Guītā, Yoga Sūtras, etc.) e japa (recitación mental de un mantra con consciencia enamorada e iluminada) ´svādhyāya´; e

– abandonarse a Dios (ofrecer tanto las acciones como sus resultados a Dios) ´īśhvara-praṇidhāna´.” (tapaḥ svādhyāyeśvara-praṇidhānāni kriyā-yogaḥ |).

´El conocimiento verdadero no radica en conocer tus karmas, su inicio, etc. No consiste en juzgar los karmas para dulcificarlos, purificarlos, y que den mejores frutos, siempre condicionados y efímeros’, continuó Āvaṭya. ´De seguir con esas preguntas de cómo, cuándo, por qué surge el primer karma manchado de aflicción, etc. y con esas acciones de tratar de purificar algún karma latente, no lograrás nada real, definitivo. Sólo maquillaje que te afea con tus llantos al salir el Sol que te muestra tu patético estado demacrado. El conocimiento verdadero consiste en conocer la naturaleza inherente de todo karma, acción y su resultado, que es dolor, ya que es fruto de la ignorancia o falsa identidad con quien actúa que, por tanto, se convierte efectivamente en quien actúa y en sujeto de los resultados de su acción. Y todo lo creado es por naturaleza efímero. No es permanente. No es, por tanto, la naturaleza inherente de uno mismo, la realidad de uno, por lo que se pierde, se va, se deja.

Rompiendo esa falsa identidad, se airea el velo de Māyā (superimposición de la multiplicidad que aparece, se mueve y desaparece en la Existencia, de lo conocido en el Conocimiento, formada por tres cualidades ´guṇas´: sattva -iluminación, paz, felicidad-, rajas -acción, agitación- y tamas, oscuridad, estancamiento, tapar) y se accede al conocimiento directo e inmediato (como Yo, es decir, no como un objeto) de quien conoce por sí mismo, porque su propia naturaleza es Conocimiento. Así te conoces completamente: siempre presente, igual y sin límites. Y sólo ese conocimiento te libera de los efectos del karma latente, de toda limitación. Te libera de la experiencia limitada o saṁsāra, la rueda de muerte tras muerte, su causa (apego, confusión) y su efecto (dolor). Si no aireas el velo de Māyā, esta es un oscuro manto asfixiante tan hábil como el diablo, presentándose como una feria de luz y de color. Tienes que cortar de una vez el cordón umbilical que ata tu Ser con la acción: el individuo, el otro, la acción y el sentimiento resultante.´

Āvaṭya, sentado junto al alma abierta de Jaigīṣhavya, siguió con su enseñanza durante algún tiempo: ´Siempre que una memoria te hace sufrir o te excita, te emociona o anima, es tu apego es el que está dando energía a ese karma latente con el que se relaciona. Ahora, instantáneamente, neutraliza ese karma con el poder del no apego. El apego es como los nutrientes que una semilla necesita para germinar. En cuanto dejes de darle esos nutrientes, la semilla del karma latente pierde su poder de crecer en forma de destino.´

El desapego ´vairāgya´ es el disfrute libre (= no dependiente) de los objetos de los sentidos y de la memoria. Desapego no es matar a las emociones y convertirte en piedra (Ser es ser sensible, consciente), sino que las emociones no te maten a ti. No mueras en vida. Que los muertos no entierren más a sus muertos.

´Pero algunos de esos karmas latentes son tan fuertes que, incluso si no les tienes ningún apego en un nivel consciente, encontrarán el camino para manifestarse como destino. Por tanto, en relación a esos karmas tan poderosos no es suficiente con permanecer no apegados a ellos. La práctica del no apego es una medida pasiva de prevención: sólo funciona en relación a los karmas débiles.

Para neutralizar los efectos de esos karmas latentes poderosos tienes que dedicarte a una práctica metódica (de concentración contemplativa-meditativa en quien ve -Consciencia misma, pura; o en Dios; en definitiva, en la Presencia omnipresente y siempre igual, inalterable con los cambios de los diferentes cuerpos y sus acciones en distintos espacios y tiempos), que tiene que ser intensa y continuada, sin interrupción. Durante esa práctica tienes que aglutinar todo tu poder de voluntad y determinación (saṁkalpa śhakti), independientemente de cuántos obstáculos debas afrontar. Por tanto, desapego (vairāgya) y práctica (concentración, meditación) (abhyāsa) son los métodos para lograr liberarte de tus karmas latentes.´

Dicen los Yoga Sūtras (I.12): "Através da prática (de concentración, meditación) (abhyāsa) e desprendimento (vairāgya) esas [las modificaciones y operaciones del campo mental ´chitta vṛittis´] estão presos (concentración en el Uno que detiene la agitación y el vicio mental, y finalmente los chitta vṛittis se retienen, se disuelven en su causa, es decir, se van haciendo inoperativos en la propia consciencia de Ser y de Realidad suprema) (nirodha).” (abhyāsa-vairāgyabhyāṁ tan-nirodhaḥ |)

Pero tiene que ser una práctica intensa y continuada para que dé frutos sólidos y con la mayor brevedad posible. La práctica del kriyā-yoga (ascetismo, estudio, japa y entrega a Dios -devoción-) va debilitando las cinco aflicciones ´kleśhas´ (ignorancia, idea equivocada de yo, apego, odio y miedo de dejar de ser algún sujeto activo y experimentador) y van abriendo por tanto la posibilidad de concentración (samādhi): “Su propósito [del kriyā-yoga] es atenuar los kleśhas y producir (manifestar) samādhi.” (samādhi-bhāvana-arthaḥ kleśa-tanū-karaṇa-arthaś-ca |) (ibid II.2).

Después de tocar el alma del yogui con esta enseñanza, la confusión y el abatimiento de Jaigīṣhavya se disiparon y Āvaṭya desapareció. Aquel redobló su compromiso con la práctica espiritual. Y continuó hasta que un día se convirtió en el Señor de los Yoguis ´Yoguīśhvara´, completamente libre de todos los karmas y sus frutos. Libre, por tanto, de la existencia limitada (saṁsāra), de sus causas (confusión) y efectos (dolor).

Gracias Señor de la Vida por darme la oportunidad de crecer, amar y conocer de Verdad, que es entenderte a ti, a la creación y a mi propia Existencia, levantando el velo de cuanto se percibe, aparece, se mueve y desaparece, desidentificándome con lo que se transforma, para conocer directa e inmediatamente, como Yo, la Verdad de la verdad, el Conocimiento mismo que, sin romperse, conoce cuanto es conocido y desconocido, en el pasado, presente y futuro.

Escribió Jaigīṣhavya en sus memorias.

David Rodrigo (Āchārya Jijnāsu). Maestro tradicional de Advaita Vedānta. Luz das Escrituras - tradicional escola Advaita Vedānta

"Estudo tradicional das escrituras de Advaita Vedānta e Yoga-Sāṅkhya - o conhecimento do self" de educação continuada

http://luzdelasescrituras.wix.com/escueladevedanta

Enseñanza continua:

Estudio tradicional de las Escrituras de Advaita Vedānta y Sāṅkhya-Yoga – El Conocimiento del Ser. Estudio tradicional, sistemático, en profundidad y vivencial del Mokṣha Śhāstra, Escrituras-Ciencia y Arte de Liberación total: Sāṅkhya Kārikā, Yoga Sūtras, Viveka Chūḍāmaṇi, Bhagavad Guītā, Upaniṣhads y Brahma Sūtras, con los principales comentarios (Śhaṅkarāchārya, Vyāsa, Vāchaspati Miśhra, Gauḍapāda, Madhusūdana Sarasvatī, Hariharānanda Āraṇya, Vijñāna-bhikṣhu, Bhoja-rāja, etc.)

Presencial: Un fin de semana al mes, en Madrid y Barcelona. También a distancia.

En curso:

Yoga Sūtras, libro II ´Sādhana´

En Madrid: Yoga Shala Alcobendas / www.Ashtanga-Yoga-Alcobendas.es / annayogashala@gmail.com

Yoga Sūtras, libro I ´Samādhi´

Em Barcelona: www.jivamuktiyogabarcelona.com / info@jivamuktiyogabarcelona.com

Pañchadaśh, de Śhrī Vidyāraṇya Muni. Texto fundamental de Advaita Vedānta, previo al estudio del Prasthāna Traya ´Triple Canon´: Bhagavad Guītā, Upaniṣhads y Brahma Sūtras.

En Barcelona y a distancia: luzescrituras@gmail.com

Apresentação de David Rodrigo (Āchārya Jijnāsu)

Se consagró completamente al Conocimiento del Ser desde que en 2008 se fue a Rishikesh, Himalaya (India) y dio con su Maestro, Dravidāchārya Śhrī Rāmakṛiṣhṇan Swāmījī (Shastra Nethralaya Ashram), de la tradición Advaita Vedānta de Śhaṅkarāchārya; discípulo de Swāmī Sarveśānanda Sarasvatī y de su maestro Swāmī Śhānti Dharmānanda Sarasvatī.

Durante seis intensos años de continuo estudio, ascetismo, entrega, reflexión, meditación, contemplación y conocimiento experiencial con un maestro competente, recibió la sabiduría liberadora que revelan de este modo las escrituras completas y originales de las escuelas clásicas de espiritualidad y filosofía en India (ṣhaḍ-darśhana), además de sánscrito. Este Conocimiento culmina negando completamente la ignorancia del Ser y así éste, siendo Conocimiento mismo, se auto-revela directa e inmediatamente, como el verdadero Yo y la Verdad del mundo conocido y desconocido, pasado, presente y futuro.

Estas son las escrituras contempladas:

-Advaita Vedānta

– Prasthāna Traya ´Triple Canon´ con el comentario de Śhaṅkarāchārya: Bhagavad Guītā, principais Upaniṣhads e Brahma Sūtras. Éste último con Bhāmatī, el subcomentario de Vāchaspati Miśhra.

Advaita Siddhi, de Madhusūdana Sarasvatī, parte del Bṛihat Prasthāna Traya ´Gran Triple Canon´.

Prakaraṇa granthas (textos secundarios) como Viveka Chūḍāmaṇi, de Śhaṅkarāchārya; Pañchadaśhī, de Vidyāraṇya Muni; Vedānta Paribhāsā, de Dharmarāja; Siddhanta-leśha-saṅgraha, de Appayya Dīkṣhita; Dakṣhiṇāmūrti-stotra ´Himno para Dakṣhiṇāmūrti´; Pañcīkaraṇa; Tattva-boddha; o Ātma-jñāna-upadeśha-vidhi.

Ioga Sutras de Patañjali, con el comentario de Vyāsa, etc.

Sāṅkhya-Kārikā de Īśhvara Kṛiṣhṇa.

-O resto das escolas clássicas (astika darśhana): Artha-saṅgraha (Pūrva Mīmāṁsā); Tarka-saṅgraha (Nyāya-Vaiśheṣhika).

-A gramática do sânscrito (vyakarana): Layla-Siddhanta-kaumudī de Varadarāja (tradicional simplificação dos Aṣhṭādhyāyi da Panini).

Fue iniciado además en la Tradición del Yoga Meditación del Himalaya por Swāmī Veda Bhāratī, discípulo de Swāmī Rāma del Himalaya (Swami Rama Sadhaka Grama Ashram, Rishikesh). En este ashram empezó a enseñar las escrituras y meditación, y coordinó el Dhyāna Gurukulam, la escuela tradicional del ashram.

En 2014 la vida le trajo de nuevo a España, haciendo disponible directamente el método completo de Conocimiento del Ser revelado en esta tradición, mediante la enseñaza continua “Estudio tradicional de las Escrituras de Advaita Vedānta y Sāṅkhya-Yoga – El Conocimiento del Ser” en Madrid, Barcelona y a distancia.

Escreve regularmente em revistas, tais como Papeles de la India, Gobierno de India; Yogaenred.com, Advaitainfo.com o YoguiOla.


Ser sociável, compartilhar!

Você gostou deste artigo?

Subscreva a nossa RSS para que você não perder nada

Outros artigos sobre
Por • 4 Jan, 2017 • Sección: Assinaturas