Yoga na Praça: quando ioga manifesta-se em uma cidade

Este pasado 4 de noviembre se celebró la tercera edición de Yoga en la Plaza, evento que de manera casi mágica, o kármica, cada año ha convocado a un número similar de personas, aproximadamente unas 300. Escribe Joaquín G. Weil. Fotografía: Lorenzo Hernández.

Foto: ©Lorenzo Hernández

Foto: ©Lorenzo Hernández

Aunque las tres veces ha contado como elemento común una clase conjunta de yoga, cada año el evento también cuenta con un factor diferente. Este añadía como novedad una sesión de canto de mantras y música en vivo. Los protagonistas de esta parte musical le llamaron humorísticamente “mantra jam session”. De modo simultáneo a la música y el canto, un padre y su hija realizaban una demostración de AcroYoga, un tipo de yoga juvenil que se trabaja en parejas, realizando ejercicios que requieren gran agilidad y destreza, y que son bien vistosos.

Por la naturaleza del yoga, el encuentro estaba abierto a todos los públicos, mayores, accesibilidad, niños y familias, y público general. El ambiente festivo, sano, jovial y tranquilo queda plenamente ilustrado por la fotos que realizó magistralmente Lorenzo Hernández.

La edición inaugural en el 2014 fue la primera vez que se hacía yoga grupal en un gran espacio público en Málaga, que sepamos, y probablemente en Andalucía. Después de tres ediciones ya comienza a parecer un fenómeno plenamente consolidado. La génesis del evento fue la siguiente: casi de modo simultáneo, Enrique Nadales, del programa de concienciación ciudadana del Ayuntamiento de Málaga, y Raissa Modesto, de la asociación de comerciantes de la zona Barrio Picasso, me propusieron organizar una clase grupal de yoga en la Plaza de la Merced, que es donde nació el famoso pintor malagueño, Pablo Picasso.

Desde que o Instituto Andaluz de Yoga les prestamos apoyo para organización pedagógica, la recepción de inscripciones y la difusión a través de nuestros blogs, web y redes sociales. Ellos se encargaron de la logística, la infraestructura y también difusión. Asimismo colaboraron un buen número de voluntarios. La idea era y es demostrar que un uso responsable de los espacios públicos es posible; y que un número significativo de ciudadanos congregados entorno a un evento puede disfrutar de un entorno privilegiado en la ciudad sin que quede huella. En efecto, al concluir cada una de las tres ediciones, la plaza quedaba inmaculada, y todos los participantes y organizadores contentos.

O nexo lógico entre a prática do yoga e sensibilização do programa é que precisamente a yoga promove conscientização. Primero la conciencia sobre la persona misma, y después la conciencia sobre los congéneres y el entorno. También el yoga es una experiencia de bienestar. Y tiene como consecuencia lógica que, quien experimenta bienestar de modo directo, a través de los movimientos y las posiciones físicas del yoga, a través de la respiración consciente, quiere, de algún modo, compartir esta maravilla. Todo lo cual tiene como consecuencia una indudable mejora de la conciencia ciudadana.

El hecho de que se celebren eventos semejantes en una ciudad comienza siendo una aventura y una apuesta audaz por un grupo de organizadores. El resultado lógico, si el yoga ya ha alcanzado un grado suficiente de desarrollo en la localidad, es que, por una parte, sirve de punto de encuentro. Y por otra parte, muestra y da a conocer el yoga a aquellos que no lo conocen o que sólo poseen una imagen estereotipada o errónea del mismo. Cuando se descubre la práctica del yoga por experiencia directa, para la mayoría de las personas sobreviene la sorpresa. Practicar yoga aunque sea una vez en la vida es algo beneficioso, si bien para algunos, es el principio que se extenderá durante años o permanecerá como un hábito saludable para toda la vida.

Joaquín García Weil (foto: Vito Ruiz)Quem é

Joaquín García Weil é licenciado em filosofia, Professor de yoga e diretor da sala de Yoga, Málaga. Praticar Yoga de há vinte anos e ensina da faz onze anos. Ele é um estudante de Swami Rudradev (principal discípulo de Iyengar), com quem ele aprendeu no centro de estudos de Yoga, Rishikesh, Índia. Ele também estudou com Dr. Vagish Sastri de Benarés, entre outros mestres.

YogaSala. Yoga no centro de Málaga.

C / Moreno Monroy 5 3º piso. 626 08 80 86 T

Mais informações:
http://yogasala.blogspot.com https://www.facebook.com/yogasala.malaga

Ser sociável, compartilhar!

Você gostou deste artigo?

Subscreva a nossa RSS para que você não perder nada

Outros artigos sobre
Por • 11 Nov, 2016 • Sección: Saudação ao sol