Libro/ Cuentos zen. Pequeñas historias para despertar

Estos relatos proponen reflexiones inteligentes, prácticas y sabias. Están escritos con el corazón para ser escuchados de espíritu a espíritu. Antología a cargo de Marta Millà. Se incluye un CD de cuentos recitados junto a música de flauta japonesa. Edita Ediciones Invisibles. Precio: 17,50 €

Cuentos ZenLa práctica del zen nos ayuda a percibir la armonía secreta de las cosas y la presencia invisible que las sostiene. Nos permite descubrir en nuestro interior un espacio silencioso, tranquilo, creativo y amoroso en el cual podemos confiar.

Procedentes de la sabiduría zen tradicional del antiguo Japón, los cuentos recopilados en este libro, por su lucidez, profundidad, ternura y sentido del humor, tienen el poder de despertar nuestra mente. Sus personajes son terriblemente humanos: dudan, se dejan llevar por las pasiones, se equivocan. Pero, como nosotros, todos tienen la capacidad de alcanzar la comprensión y liberarse.

Estes Cuentos zen nos hablan de los anhelos humanos universales y nos proponen reflexiones inteligentes, prácticas y sabias. Son textos escritos con el corazón para ser escuchados con el alma. I shin den shin, como dicen los maestros: de espíritu a espíritu.

Los artífices

Marta Millà. Licenciada en Arte Dramático, actriz, terapeuta y practicante del budismo zen desde hace dos décadas. Ha trabajado en teatro, cine y televisión como actriz y como ayudante de dirección. También ha dirigido espectáculos de poesía como Ryokan, Mahabbat y Cuentos zen, con música de Horacio Curti. En la actualidad compagina su faceta de actriz con la de terapeuta.

Horacio Curti. Músico, etnomusicólogo y profesor de la Escuela Superior de Música de Cataluña y del Instituto del Teatro de Barcelona. En 2004 recibió en Japón el título de maestro de flauta shakuhachi de manos de Yokoyama Katsuya.

Dos cuentos

La taza de té
El maestro japonés Nan-in recibió a un profesor universitario que deseaba saber qué era el zen. Nan-in le sirvió té. Vertió el líquido hasta llenar la taza del visitante y, una vez llena, continuó vertiéndolo. El profesor contemplaba atónito cómo se derramaba el té hasta que, al cabo de un rato, ya no pudo contenerse más y exclamó:
-¡Pero si está llena hasta arriba! ¡Ya no cabe ni una gota más!
-Usted- le dijo Nan-in- está lleno de sus propias opiniones y especulaciones, como esta taza. ¿Cómo puedo mostrarle qué es el zen si antes no vacía su taza?

El engaño
Poco antes de que Ninakawa muriera, lo visitó el maestro Ikkyu.
-¿Quieres que te guíe?- le preguntó Ikkyu.
-He venido aquí solo y me voy solo- replicó Ninakawa-. ¿Cómo podrías ayudarme?
-Si crees que realmente vienes y te vas, eres víctima de un engaño. Deja que te muestre el camino en el que no hay ida ni regreso- le respondió Ikkyu.
Ikkyu le reveló el camino tan claramente con estas palabras que Ninakawa sonrió y expiró.

Ediciones Invisibles 93 453 55 00 / 617 32 37 08 / invisibles@edicionesinvisibles.com

Ser sociável, compartilhar!

Você gostou deste artigo?

Subscreva a nossa RSS para que você não perder nada

Outros artigos sobre
Por • 5 Nov, 2014 • Sección: Geral