Salvemos la sala de yoga

Bajo el lema “Salvemos la Sala de Yoga Iyengar del Club de Campo Villa de Madrid”, los alumnos han decidido hacer una movilización pacífica y quieren dar a conocer el problema.

Este año la Escuela de Yoga del Club de Campo Villa de Madrid cumple su 15 aniversario, con una trayectoria marcada por el trabajo perseverante, el continuo crecimiento en número de alumnos y la mejora en sus condiciones de trabajo. Actualmente cuenta con una sala destinada en exclusiva para la práctica del yoga, equipada con todo el material necesario y donde se garantiza el acceso sin calzado. Estas condiciones les han permitido trabajar determinadas patologías y presumir de contar con alumnos entre los 5 y los 80 años de edad.

La actual Dirección del Club de Campo ya ha comunicado que, con la finalización del actual contrato, la actividad de yoga pasará a realizarse en espacios compartidos, pues desea utilizar la sala para otros fines que no han sido comunicados.

Los alumnos no están dispuestos a perder su espacio de trabajo y sus magníficas instalaciones que, por otro lado, están pagadas íntegramente con su dinero. Aunque el Club de Campo está sobre terreno público, el 100% de sus equipamientos han sido financiados por los abonados del mismo. Este hecho tiene especial relevancia porque los abonados no sólo costean las instalaciones sino que, además, las ponen a disposición de todos los madrileños para su uso y disfrute.

En caso de ser trasladados esperan que las condiciones sean las mismas en cuanto a superficie de sala, necesaria para los soportes y el trabajo con personas mayores y con problemas físicos y en cuanto a exclusividad para garantizar la absoluta higiene del espacio.

La Escuela lleva más de dos años trabajando sobre un Proyecto de Formación para el Empleo en Instrucción en Yoga que podría desarrollarse en la actual sala de yoga, sin ningún coste extra. El director de la Escuela, Julio Cesar Gallego Perales, ha obtenido el correspondiente certificado como profesor formador que le habilita a impartir este tipo de cursos y ha otorgar un certificado de profesionalidad a los participantes que lo aprueben. Dicho proyecto aún no ha conseguido tener la autorización necesaria para poder realizarse. La calidad de la formación de nuestros futuros profesores de yoga es un asunto de especial relevancia para la salud de todos.

Hay que tener especialmente en cuenta que el sistema Iyengar bien enseñado permite adaptar la práctica a determinadas patologías obteniendo unos resultados rápidos y con un reducido esfuerzo. El trabajo que se realiza con personas mayores es especialmente agradecido, ya que todos los que mantienen regularidad en su practica confiesan una inmensa mejoría en su calidad de vida.

Los profesores de la escuela Juli Gallego en Olga Jiménez cuentan entre los dos con más de 40 de experiencia en la práctica y enseñanza del Iyengar-Yoga. Este hecho les hace ser especialmente entusiastas con su difusión; han vivido de primera mano sus propios avances y los de sus alumnos. Cuentan ya con casos muy relevantes como el tratamiento para fatiga crónica, hernias de disco, problemas de espalda, hipertensión, problemas de estrés y un largo etc. Actualmente están trabajando para que se conozca esta práctica en el mundo del deporte. Los numerosos deportista que han pasado sus clases, algunos con importantes carreras profesionales, han confesado su profunda mejoría en movilidad, flexibilidad, reducción de lesiones, e incluso aumento en su resistencia física. Además el maestro de este sistema, B. K. S.Iyengar, era un entusiasta de los deportes; su último libro Yoga for Sports, estamos seguros que se convertirá en un referente para grandes deportistas.

Por último y no menos relevante, resaltar el trabajo que se está desarrollando con los niños. Es un auténtico reto, ya que ellos aprenden por imitación y los movimientos sus cuerpos realizan con una relativa sencillez los profesores han tardado largos años en obtenerlos, ganan potencia, autoestima, mejoran en flexibilidad y aprenden la importancia del esfuerzo y el trabajo continuado.

La Fiesta del Yoga

El domingo 21 de junio, Día Internacional del Yoga, queremos compartir con todos los amantes del yoga estas experiencias. La tarde estará llena de actividades gratuitas, charlas, vídeos, demostraciones… Se podrán probar los distintos soportes con explicaciones sobre sus efectos y las patologías a las que están dirigidos. Además se impartirá una “mega class” para los más pequeños donde habrá un tribunal y se repartirán premios a las mejores ejecuciones. El club Masala nos deleitará con una danza clásica India. El día se cerrará con una cena India y alguna sorpresa más. Se espera así dar a conocer nuestra escuela y que se mantengan las condiciones actuales para seguir aprendiendo. Todo el programa en:

http://yogaclubdecampo.wixsite.com/campamento


Gezellig, delen!

Heeft u net als dit artikel?

Abonneer je op onze RSS zodat u niet missen

Andere artikelen over ,
Door • 2 Jun, 2017 • Sección: Lessen, cursussen en workshops