Verhalen om te delen / planten zaden in Varanasi

En Varanasi se respira espiritualidad. Cuando te acercas a los “Ghats”, la energía del Ganges se percibe, se oyen los cantos de las oraciones y te llena el olor de las flores y de incienso. Las plegarias están en todas partes. Escribe Núria Vera.

laSemilla

Varanasi es una de las ciudades más antiguas y espirituales de la India. Millones de hindúes y extranjeros la visitan cada año por su tradición y para recibir la bendición del sagrado río Ganges.

Op de Ghats is er altijd jongens en meisjes vendiendo flores y velas para las ofrendas al Ganges a los turistas, y en las calles los buscan para charlar y así conseguir unas rupias fácilmente.

Estos niños y niñas, cómo en tantos otros lugares, no van a la escuela, casi no comen o no tienen un hogar en condiciones, sufren desnutrición y enfermedades y sus posibilidades de cambiar su futuro son prácticamente nulas.

En Varanasi hay muchas realidades; una de ellas, la de la pobreza extrema, que afecta a un porcentaje elevado de su población. En la ciudad hay aproximadamente unos 230 slums, barrios de chabolas en los que viven miles de familias en condiciones insalubres.

Zaad voor verandering

Dit was de realiteit dat María Bodelón, oprichter van de NGO Semilla para el Cambio, se encontró cuando llegó a la ciudad sagrada un día de 2009. Fue entonces cuando decidió cambiar su vida y trabajar con estas comunidades desfavorecidas desde la educación de los más pequeños, para romper el círculo del trabajo infantil y la pobreza. Así nació Semilla para el Cambio.

Semilla para el Cambio es una de las pequeñas ONG de desarrollo que está trabajando actualmente en Varanasi. Empezó en el año 2009 casi sin recursos y con la premisa de que la mejor manera de ayudar a estas familias es darles las herramientas necesarias para que tengan la oportunidad de mejorar su día a día y tener un futuro mejor.

laSemilla2

De NGO werkt momenteel proyectos de educación, alfabetización de adultos, nutrición, promoción de salud, sanidad y empoderamiento de la mujer.

Los proyectos se llevan a cabo gracias a los socios y socias que poco a poco se han ido consiguiendo, a los padrinos y madrinas que consolidan el proyecto de educación, a las ayudas puntuales que ofrecen personas o entidades al conocer la ONG y todo su trabajo, y a las personas voluntarias que en India y en España colaboran desinteresadamente.

Yo también llegué un día a Varanasi, enamorada de la India, amante del yoga y de las tradiciones hindús, con la idea de tener esa spirituele verbinding que tanto anhelamos.

Ik reisde met Open Eyes Project, que realiza viajes de turismo sostenible, trabaja con proyectos de empoderamiento y emprendimiento en la India y colabora con Semilla para el Cambio, lo que me llevó a conocer la ONG. Desde entonces, mi vida también ha cambiado. Soy voluntaria y colaboro desde Barcelona junto con otras compañeras que, como yo, han conocido este proyecto en sus viajes a Varanasi. Cuando tienes la oportunidad de ver en directo el trabajo que esta ONG está haciendo, algo se te mueve dentro y te crecen las ganas de hacer algo.

Os invito a conocer este bonito proyecto. Es bueno saber que poco a poco podemos ir plantando semillas que algún día darán su fruto. Y si viajáis a Varanasi no dudéis en visitar Semilla para el Cambio.

Nuria Vera es voluntaria de Semilla para el Cambio. info@semillaparaelcambio.org / visitas@semillaparaelcambio.org

www.semillaparaelcambio.org

https://twitter.com/semilla_cambio

https://www.facebook.com/semillaparaelcambio/


Gezellig, delen!

Heeft u net als dit artikel?

Abonneer je op onze RSS zodat u niet missen

Andere artikelen over ,
Door • 10 Mar, 2016 • Sección: Reizen