Onwaarschijnlijke vergaderingen

Wayne Dyer y João de Deus, Krishnamurti y Trungpa Rinpoche, Don Juan (de Castaneda) y Bert Hellinger. Estos encuentros entre celebridades retan nuestro sentido de lo verosímil o nuestra capacidad de imaginación. ¿Llegaron a celebrarse? Veamos qué fue en realidad de todos ellos. Escribe Joaquín G. Weil. (En la foto, Jiddu Krishnamurti)

Krishnamurti

A algunos literatos les gusta imaginarse encuentros entre figuras históricas o incluso ficticias, o unas y otras a un tiempo. De ahí surgen diálogos, donde podemos poner en boca de cada una de ellas lo que ya de ellas sabemos. Sin embargo, la realidad es el mejor autor posible. Inventa tramas que incluso nos parecen excesivas por su imaginación inverosímil. Una vez más nos muestra una de las principales características del ser humano y de la realidad toda de la que formamos parte: somos imprevisibles.

Ahora cuando la mayoría piensa que el Don Juan de Castaneda es un recurso literario, con alguna inspiración en la realidad quizá, viene Bert Hellinger, el célebre creador de las Constelaciones Familiares, a decirnos que ha mantenido animadas conversaciones filosóficas con él, a resultas de lo cual ha escrito un libro.

Parece el típico recurso literario para transmitir la propia literatura, como los manuscritos que encuentra Cervantes para escribir El Quijote, salvando las distancias. O, tal vez para Castaneda su propio Don Juan, que era como un Socrates voor Platón, también salvando las distancias. Quienes se tomaron el tiempo de investigarlo, llegan a la conclusión de que el personaje literario nunca existió en la realidad. Hay hasta un documental de la BBC al respecto.

Pues bien, Bert Hellinger afirma que este chamán lo hizo llamar para transmitirle grandes verdades de la sabiduría. El resultado es el libro Plenitud: La mirada de Nahual. Unas fantásticas premisas que ponían demasiado alto el listón del resultado. En cualquier caso, sólo apto para los amantes de las elevadas abstracciones y los espesos filosofemas. Por mi parte, considero con Aristóteles que las afirmaciones cuanto más concretas, tanto más verdaderas. Y, lo que es más importante, conociendo todo el itinerario y consecuencias de aquella gran mistificación literaria de Don Juan de Castaneda, tal vez Bert Hellinger debería haber escogido mejor cualquier otra fábula, aunque fuera por motivos éticos.

Ahora que tanto se habla sobre la influencia de la actitud de la mente sobre la salud del cuerpo (en ocasiones con sobrada suficiencia), nos enteramos por un vídeo de que Wayne Dyer, el autor de Tus zonas erróneas, paradigma de la mentalidad positiva, ha contraído leucemia.

La nómina de maestros espirituales relativamente jóvenes que han contraído diversas enfermedades fatales es inacabable. Una vez más conviene recordar las verdades que descubriera el Buda en su primer paseo fuera de palacio: enfermedad y muerte son dos de las condiciones básicas de la vida humana.

Wayne Dyer, lejos de abjurar de sus convicciones, quiere profundizar más en ellas… con la ayuda de João de Deus. A este sanador brasileño la célebre periodista televisiva norteamericana Oprah Winfrey dedicó un programa entero que la dejó a ella misma tan impresionada que la movió a visitarlo en persona en Brasil.

A decir de él mismo, Dyer fue operado a distancia por João de Deus (en efecto, por vías sobrenaturales, y que cada cual piense lo que quiera) a resultas de lo cual el célebre escritor y conferenciante estadounidense quedó completamente sanado. Como puede verse, Dyer es de los que prefieren sobrevivir aunque sea en contra del método hipotético-deductivo. También el expresidente brasileño Lula da Silva es del mismo criterio, pues también hizo traer a João de Deus a su residencia para que le curara de su grave enfermedad.

Ya sé que todo esto es un comulgarse con rueda de molino para quien quiere tener bien claro lo que puede y lo que no puede suceder, de acuerdo a la ortodoxia de su paradigma. Por mi parte no me estoy inventando nada. Pero el golpe final y gran vuelta de tuerca de toda esta historia es que luego Lula da Silva le recomendó a Hugo Chávez el mismo tratamiento, con el resultado de todos conocido. Se lo conté a un exiliado venezolano y me dijo: es que hay karmas y karmas. Y no se puede comparar a Lula da Silva con Hugo Chávez, aunque tampoco Lula da Silva sea un George Washington

Por último, imagínense a Krishnamurti frente a Trungpa Rinpoche. Le habla sobre lo que es y lo que no es meditar. Hace chanzas que hasta el Rinpoche le ríe. Krishnamurti habla y habla y Trungpa carraspea de vez en vez como quien se dispone a decir algo importante. Pero apenas lanza de vez en cuando algún monosílabo.

Lo que más sorprende es la absoluta falta de estrategia por parte del tibetano, no pretende ni convencer, ni argumentar, ni rebatir. Nos pasamos el vídeo entero esperando su réplica formidable. Pero no. Simplemente se limita a estar ahí. Por fin, Krishnamurti parece cansarse de su propio monólogo y pide al relizador que corte, que ya está bien…

Y esta es toda la historia de estos tres encuentros improbables: por fabulosos, por portentosos y por… desencuentro.

Joaquín García Weil (foto: Vito Ruiz)Wie is

Joaquín García Weil Hij promoveerde in de filosofie, yoga leraar, Yoga kamer Malaga en Pedagogische coördinator van de eerste cursus met officiële accreditatie in Spanje. Yoga praktijk voor 20 jaar en leert het sinds maakt elf. Hij is een student van Swami Rudradev (toonaangevende discipel van Iyengar), met wie hij heeft geleerd in Yoga Study Center, Rishikesh, India. Hij heeft ook gestudeerd met Dr. Vagish Sastri de Benarés, onder andere meesters.

Meer informatie:

http://yogasala.blogspot.com

https://www.facebook.com/yogasala.malaga

http://yogasala.blogspot.com.es/2014/09/1-formacion-de-instructor-en-yoga-segun.html

Gezellig, delen!

Heeft u net als dit artikel?

Abonneer je op onze RSS zodat u niet missen

Andere artikelen over
Door • 3 Mar, 2015 • Sección: Handtekeningen, Groeten aan de zon