El Yoga Celestial

Ante tanta variedad de estilos de yoga, surge una pregunta en el practicante: ¿cuál es el verdadero? Solo existe un yoga del que realmente puedas decir que es el mejor de todos, el más auténtico: el yoga del que te enamoras, ese es el mejor de todos.

Cielo

“La esencia del Ser es universal.
Es autonomía, felicidad y conciencia.
La absorción en esta esencia es el baño ritual”

Desde su origen dentro de la tradición del Sanatana Dharma y del Yoga Clásico en la India, han surgido más de una veintena de tipos de yoga (hata, bakti, karma, kundalini, tantra etc.) y muchos más que corresponden a diferentes escuelas, maestros o linajes (Iyengar, Sivananda, Yogananda, etc.), e incluso este momento estamos viendo cómo aparecen otro tipos de sistemas que amplían el concepto de yoga (acro, dance, deportivo, aero, bikram etc.)

Ante tanta variedad surge una pregunta en el practicante: ¿cuál es el verdadero yoga? Solo existe un yoga del que realmente puedas decir que es el mejor de todos, el más auténtico: el yoga del que te enamoras, ese es el mejor de todos. Aquel que llega a tu corazón y que conecta con tu ser es el que puedes considerar como el mejor de todos los yogas… para ti. Por eso se diseñaron diferentes tipos de yoga, para que se pudieran adaptar a cada ser humano según sus cualidades específicas, interés y mapa de reconocimiento del mundo.

Así, hay yogas que utilizan el sonido, las asanas, los mantras, la devoción o la acción desinteresada con el propósito de llevar a sus practicantes a la experiencia del Samadhi y la iluminación para que puedan convertirse en un Jivan Mukta, un liberado en vida… Un ser humano completo que trasciende la realidad cotidiana para acceder a la experiencia de lo trascendente, aquello que llamamos la Verdad.

Sólo existe un camino verdadero: aquel que siente tu corazón, y es razonable que ese camino te parezca el mejor, porque es el que ha tocado tu Alma. No importa si sigues grandes linajes ancestrales o vías creativas e innovadoras, lo realmente importante es si pones tu alma en lo que haces o no.

A qué llamamos Yoga Celestial

En Yoga Celestial cultivamos esta visión integradora de hermandad espiritual entre todos los sistemas y linajes y en su diseño han participado los Maestros Celestiales de todas las culturas. Este Yoga es un Yoga Universal que disuelve las fronteras que a menudo tan reales parecen en la tierra y cultiva la visión del Cielo donde no existes estas fronteras y donde todos los maestros y maestras trabajan unidos en bien de la Humanidad.

El Yoga Celestial es un yoga con alma, un yoga con corazón, un yoga libre de prejuicios o impedimentos que parte de esta visión de Unidad donde todos los yogas y linajes son parte de la misma Verdad y donde respetamos, reverenciamos y honramos a todos los linajes y maestros por comprender que todos son una fuente maravillosa de inspiración.

Este camino del Yoga Celestial es el de aquellos que han terminado su proceso de purificación previa y cultivo de las virtudes (yamas y niyamas) y están preparados para acceder a los estados de conciencia de Unidad, Hermandad Universal y servicio espiritual en lo que llamamos el linaje Celestial que corresponde al grado de maestría espiritual.

Es por esta conciencia de Unidad Celestial que este Yoga está abierto a cualquier profesor/a, maestro/a de cualquier sistema o linaje sin que haya ninguna contradicción o conflicto porque sea cual sea tu linaje está contenido dentro de esta visión integradora y holística que se cultiva como expresión de la Nueva Conciencia en la que estamos entrando.

No se trata de un nuevo sistema de yoga, しかし、 revisión de los conceptos más profundos a partir de las nuevas frecuencias celestiales que han entrado en contacto con el planeta a partir del 2012. Estas frecuencias amplifican la visión espiritual y liberan los condicionantes kármicos a favor de que se acelere tu experiencia del yoga y de que puedas obtener los verdaderos benéficos de esta práctica espiritual en su más alto grado a través de las nuevas frecuencias espirituales.

Este yoga es, por tanto, para los que han acabado su proceso de encarnación y están preparados para evolucionar a nuevos estados del Ser más refinados y sublimes. El camino está abierto; solo tienes que recorrerlo y sobre todo enamorarte de él porque solo así se abrirán las puertas de tu Alma. Esta es la enseñanza que me han transmitido los maestros, los Gurús y los Santos.

Camino del Alma

Estamos preparados para dar el salto y solo tenemos que atrevernos y osar. Aunque ese “atrevernos” no se hace desde el ego sino desde el alma. Atrevernos a amar, a sentir, a vivir a compartir desde nuestro Ser. Este es el camino del alma, el camino del corazón es el camino de la hermandad universal, del amor incondicional y de la compasión por todos los seres. Este camino solo se puede realizar a través del sentimiento de Unidad es decir sintiendo el vínculo que nos une desde siempre a todos los seres.

A través del Yoga Celestial buscamos despertar para poder a vivir de verdad, no sólo sobrevivir, sino vivir de verdad, con intensidad y plenitud. A veces ocurre que nos acostumbramos a sobrevivir, que en realidad no es vivir es tan solo no morirse. Para vivir hay que arriesgarse, hay que jugar, hay que experimentar, hay que sentir, hay que dar, hay que recibir. Por eso decimos Vivir unido a Sentir y a Compartir.

En Yoga Celestial tienes que sentir. Algunas veces me encuentro con personas que se acercan a las clases de yoga con la intención de hacer unos ejercicios técnicos que les permitan relajarse pero sin sentir nada, sin experimentar nada y sin relacionarse con nadie. A veces por miedo y otras por ignorancia espiritual dicen querer un yoga aséptico sin implicación, “sin que me pasen cosas” . Y yo me pregunto: ¿se puede hacer yoga sin implicación, sin experiencias, sin transformación? No lo creo. ¿No será ese principalmente el problema del estrés o la ansiedad y la falta de propósito que sufrimos?

Desprenderse de la ideología para ver la verdad es el nivel de 剥離 necesario para adentrarse en el Yoga Celestial. Tenemos que trascender el punto de vista separado y fundirnos con el todo. Si queremos coger toda la arena del desierto debemos soltar la que llevamos en el puño y permitir que esa arena (conocimiento) pase a través de nuestra mano abierta. Si nos apegamos a la ideología, las opiniones de un grupo, tradición o linaje concreto o a tener la razón dejamos de ver la verdad porque tratamos de hacer que la realidad se amolde a nuestra visión y no a l revés, y ese apego mental limita nuestro conocimiento intuitivo de la realidad.

Para adentrarse el territorio del Samadhi a través del Yoga Celestial debemos abandonar el territorio mental de las técnicas y comenzar con el camino sagrado del alma; es el regreso a casa, a esa casa de la que en realidad nunca nos hemos ido pero a la que debemos regresar si queremos acceder al estado de gozo llamado アナンダ.

Un Master para profesoras y profesores

En Yoga Celestial entramos en los estados amplificados de conciencia en los que sentimos íntimamente la presencia de los maestros y guías espirituales. Estos estados amplificados nos permiten recuperar la relación con el infinito y percibir su auténtica naturaleza a través de experiencias donde la percepción de lo que somos se amplifica permitiendo que ordenemos el mundo y volvamos a la armonía y el equilibrio interno de nuestra conciencia-energía.

Este tipo de Yoga no es para principiantes sino para aquellos que ya han comenzado la práctica y han llegado a niveles de dominio y maestría dentro del yoga. Esto es así no porque los que se acercan al yoga por primera vez no estén preparados, sino porque tienen que haber saciado la curiosidad primaria sobre la técnica del yoga y haber realizado los primero estadios espirituales para poder comprender el alcance de lo que en este tipo de Yoga se transmite y avanzar hasta los estados de maestría del Alma.

El Yoga Celestial se presenta por tanto como un master para profesores y profesoras de yoga que desean adentrarse en contenidos relacionados con las etapas finales del yoga y los estados de conciencia del Ser, entrando específicamente en los diferentes niveles de Samadhi y en los estadios de Iluminación y Ascensión.

El Yoga Celestial es en realidad más una práctica interna que externa. Es más un estado de visión interior que trasciende las enseñanzas del Yoga y se adentra en la experiencia íntima y personal del éxtasis a través de la Belleza, la Pureza y la Grandeza.

La experiencia del Yoga Celestial

El Yoga Celestial dejará una huella imborrable en ti, una placentera sensación de liviandad, ligereza y juventud en tu cuerpo, una sensación de apertura y claridad mental, un cambio de conciencia de ti mismo y de todo lo que te rodea, un corazón abierto y alegre y un Alma radiante y llena de gozo.

El Yoga Celestial es el trampolín que te lleva a las puertas del cielo; de ti depende si quieres pasar o no y comenzar a vivir una vida llena de ti, llena de gozo, llena de abundancia, llena de alegría, llena de plenitud y amor.

En Yoga Celestial empezamos las clases donde otros lo dejan, saboreando desde el principio la miel, la ambrosía, el deleite del contacto con nuestra Alma y desde ahí continuamos practicando el ancestral Yoga, la meditación y los estados de conciencia para despertar el poder interior, la capacidad de gozo y la alegría interna. Una hora y media de plenitud y éxtasis… y una vida en adelante llena de luz, color y brillo, una vida llena de Amor Real y Verdadero.

Todo esto y mucho más es el Yoga Celestial, te invito a que vengas y bebas de este néctar y encuentres tu experiencia, tu propia experiencia en el Master de Yoga Celestial que presentamos dentro de los estudios del postgrado de la A.P.Y.K. y que se realizará los día 7 al 13 de julio de 2014 en el Tempo Khalsa, abriendo de esta manera estas enseñanzas por primera vez a los profesores y profesoras de yoga de los diferentes linajes y escuelas de yoga (www.yogacelestial.com).

Tienes ante ti un mundo lleno de vida por disfrutar, un mundo lleno de amor para bañarte en sus aguas, un mundo lleno de paz para sonreír, y dar gracias al cielo por tu existencia, dar gracias por tu vida, una vida llena de ti, llena de luz, llena de amor.

Gracias por tu tiempo, por tu escucha, gracias por tú Alma pura y bella, y deseo de corazón que nos encontremos y podamos compartir juntos la belleza de la vida junto al Yoga Celestial.

Un abrazo lleno de Bendiciones.

Joaquín de la Calzada (Sat Jaswant)

詳細情報: http://www.yogacelestial.com/

社交的なこと, 共有!

あなたはこの記事が好きでした?

購読する私たち RSS 何もお見逃し

その他の記事
によって • 26 Jun, 2014 • Sección: 一般的な