Pratica di yoga terapeutico / tendinite Achille

Llevo años practicando footing y algo de elíptico. El caso es que sufrí una tendinitis aquilea bilateral por no hacer bien los estiramiento previos al ejercicio, y también después de correr. Estuve dos meses en rehabilitación y pasaron los dolores. Ahora he intentado volver, pero ya desde el primer día tengo molestias… El médico me ha dicho que no debería volver a practicar deportes de impacto que pudieran dañar los tendones. Mi pregunta es si el yoga es apto para mi lesión y de si incluso me puede beneficiar. Manuel Olmedo (Vigo)

La tendinitis es el proceso inflamatorio que experimentan los tendones cuando se producen microrroturas de sus fibras (filamentos de los que están formados). Es decir, la inflamación es la respuesta reparadora del organismo que favorece la llegada de los elementos de regeneración, como los fibroblastos, al tejido lesionado. Para que dichos elementos puedan llegar a la zona, los vasos sanguíneos se dilatan y se hacen permeables desencadenando el enrojecimiento, hinchazón y aumento de temperatura característicos en este tipo de procesos y, más o menos evidentes según los casos.

Pero ¿qué es lo que genera las microrroturas del tejido tendinoso? Normalmente viene dado o bien por excesiva tracción mecánica o por un impacto directo sobre el tendón. Lo que más frecuentemente suele ocurrir en el caso de afectación de los tendones de Aquiles es que la postura de la persona está demasiado adelantada respecto a la línea de gravedad (como podemos apreciar en la imagen en la que los puntos rojos deberían coincidir o estar muy cerca de la línea de verticalidad). Cuando tenemos el centro de gravedad adelantado, desplazamos el peso a la parte anterior de los pies y con ello, para no caernos al suelo, incrementamos la actividad de los músculos de la pantorrilla (gemelos y sóleo). El exceso de actividad de estos músculos ejercerá una tracción mecánica elevada sobre el tendón. Dependiendo del peso de la persona (determinado no sólo por su grado de “anchura” sino también por su altura), lo adelantado que tenga el centro de gravedad, de su edad (cuanto más jóvenes mayor capacidad elástica de los tejidos) y/o el tipo de deporte que realice puede llevarse al límite la capacidad de resistencia de las fibras del tendón.

Así pues, el problema no es la inflamación que, recordemos, es la respuesta reparadora del organismo ante la lesión, sino las causas que han producido la lesión. Habrá que actuar entonces sobre éstas y, en todo caso, observar si la persona tiene en centro de gravedad adelantado, demasiado peso/altura/edad/densidad de tejidos blandos para la exigencia mecánica que supone correr. Quizás estos condicionantes no puedan modificarse y lo más prudente es que la persona deje de correr.

Yoga, buena elección

El Yoga puede ser una opción excelente y, en principio, no contraproducente, siempre que no se hagan estiramientos de rebote en los que se vean implicados los músculos gemelos/sóleo.
Estiramientos del sóleo y gemelos, suaves al principio, para bajar su tono muscular y reducir las tensiones que estos trasladan al tendón: Adu Muka Savasana, Uttanasana, Malasana, Parsvottanasana.

Para retrasar el centro de gravedad es muy útil practicar tomando conciencia de que el peso corporal debe apoyarse justo por delante del hueso del talón, un poco por delante del maléolo peroneal (dónde recae la punta de flecha de la línea de gravedad de la imagen). Además resultan muy interesantes para retrasar la postura los estiramientos de los cuádriceps: Vajrasana, Anjaneyasana (la postura completa, sujetando el empeine con la mano), Supta virasana, Eka Pada Rajakapotasana II.

Psoas-ilíacos: Anjaneyasana (con el tronco erguido para estirar también la porción alta del psoas), Virabhadrasana I, Urdhva Mukha Svanasana, Ustrasana.

Aperturas torácicas: Supta baddha konasana (apoyando la columna sobre una manta enrollada), Bhujangasana, Setu Bandha Sarvangasana.

Todas las posturas mencionadas se pueden modificar y utilizar apoyos para adaptarse a las características del practicante.

Se siete interessati ad ottenere un video gratuito di Yoga terapeutico, si prega di visitare: www.yoga-terapeutico.com

Se si desidera che gli esperti nell'adattamento di yoga per diverse malattie, lesioni e disturbi biomeccanici, Alex e o, rispondere alle vostre domande, scrivere una mail con il tuo info@yoga-terapeutico.com r: domanda

Monastero di Alex e o Haleluiya

Monastero di Alex è fisioterapista, ostopata e posturologo con vasta esperienza nell'insegnamento e nella cura del campo. È stato professore presso l'Università Ramon Llull di Barcellona di fisioterapia durante più di un decennio e ha lavorato nell'ospedale Sant Pau quei cinque anni come terapista (a parte di avere vostra consultazione privata da fa 20 anni dove vede casi di tutti i tipi). È l'autore del libro Colonna vertebrale sana (tradotto anche in russo).

Quasi 20 anni ha insegnato anatomia, fisiologia e patologia per insegnanti di yoga, deve essere uno della prima in Spagna e senza dubbio ha molto da offrire quando si tratta di insegnare più di 40 processi patologici studiato nella formazione congiuntamente con o, e come trattare con loro, tutti loro con la terapia attraverso il movimento.

O Haleluiya è professore di Yoga, acupuntora, master in psicologia (UAB). Presidente della terapia spagnolo associazione di Yoga. O ha cominciato la sua pratica a 22 anni nel metodo Iyengar intensivamente per sette anni, viaggiando molto per studiare con insegnanti conosciuti in tutto il mondo in questo metodo. Ha certificato in Anusara yoga, restorative Yoga e Yoga terapeutico. O ha fatto un paio di corsi di dissezione umana nelle università a Londra e la Scozia. È scrittore regolare di articoli in diverse riviste internazionali.

Loro classi di o sono eccezionali dai loro padroni per affinare la pratica dello yoga secondo le competenze e le esigenze biomeccaniche del loro popolo. Ha anche un'originale capacità di raccontare storie della mitologia indiana relazionati con il biomeccanico studiato nelle loro classi che si muovono e connetterti con il cuore.


Essere socievole, Condividi!

Ti è piaciuto questo articolo?

Iscriviti alla nostra RSS per non perderti nulla

Altri articoli su ,
Da • 20 Jul, 2017 • Sección: Pratica di Yoga terapeutico