Diario di viaggio: una vita guidata dal cuore

Relato de un viaje a India, una experiencia como “observadora de la necesidad de investigar y desarrollar las técnicas que llevan a la verdadera relajación física, mental y espiritual”, dice la autora, Vidya María.

Viaje besangha

La hora de llegada a Nueva Delhi ha sido las 5.30 de la madrugada. Antes me he despertado a mitad de trayecto, tras dejar atrás Moscú.He mirado por la ventanilla del avión y por vez primera me he sentido asustada por la dimensión y rotundidad de las estrellas. Constelaciones se extendían en la negra noche y me he visto perdida y pequeña en el universo. No deja de fascinarme. Al abrir los ojos a mediodía en el hotel Shanti de Delhi comprendo que puedo ir con la mente a cualquier lugar del mundo, pero el cuerpo tiene que acostumbrarse.

Porque no controlo la mente el cuerpo se revela ante el golpe de calor y la humedad, el olor a comida en la calle y en la ropa, los sonidos del tráfico. Como sea, el día de hoy no es más que un puente entre el cuerpo que fue, el que es y el que será. Al elevarse la temperatura, las glándulas sudoríparas envían residuos por medio de la transpiración y los expulsan del cuerpo. Seguidamente, los riñones dejan de eliminar el ácido úrico si no se bebe suficiente agua. Por esta razón es importante estar atento a los procesos de limpieza que evitan las dolencias que pueden derivarse de un cambio brusco de clima como este.

En la ciencia del Yoga existen las llamadas Kriya (técnicas de limpieza del sistema respiratorio -Kapalabhati y Neti-; esófago -Dhauti-; estómago -Nauli-; los ojos -Tratak-; la piel y el bajo cólon -Bauti-). Se aconseja realizar estas prácticas de manera regular. En su mayoría será suficiente el uso de los mismos dedos de la mano, la lengua y los órganos internos para la purificación de los principales tejidos y canales del cuerpo.

Aunque se tengan en cuenta los movimientos del diafragma y los músculos abdominales, no deben confundirse los ejercicios de Pranayama (प्राणायाम respiración adecuada) con los Kriyas. El Pranayama concede importancia a la conciencia y al control de la fuerza vital o Praná a través de la respiración consciente. A medida que tomamos control de los usos del Pranayama conseguimos hacer que el metabolismo muscular aumente, incrementando también la producción de calor en el cuerpo. De acuerdo a todo lo anterior, los Kriyas es la fase inicial a los movimientos yóguicos (Asanas, posturas). Forma parte de un estado de limpieza ideal para el buen adiestramiento físico y sólo en consecuencia, mental.

Es aquí y ahora, desde este primer día en India, cuando puedo ser observadora de la necesidad de investigar y desarrollar las técnicas que llevan a la verdadera relajación física, mental y espiritual. Si bien el subcontinente indio es una gran familia de hijos ricos y pobres, miseria y generosidad, hambre y lujos, India tiene un mensaje para todo el mundo que llega a través de muchas generaciones:

“Todo al final sale bien, y si no está bien ahora, no hay de qué preocuparse porque probablemente esto sea porque no es el final.”

Las personas más felices que he conocido me dijeron que somos cocreadores de este mundo, y que todo lo que se desea con suficiente fuerza sucede si hay sinceridad en el corazón. Cada parte del cuerpo humano es emocional. Lo que sea inconveniente para mi corazón, es inconveniente para mí.

Comer debemos comer como come el corazón: el corazón necesita muy poquito para ser feliz. Uno es lo que cree que es la Libertad. La pregunta es, ‘¿Qué es la Libertad?’ La Libertad es probablemente ir detrás de la inquietud, acabar con la inquietud, de ahí la conveniencia de estar atentos a lo que indica el corazón: ¡se podría decir que la nuestra es una vida guiada!

Comprender que cada forma de vida en el universo posee una existencia física, mental y espiritual, y a su vez, que la escucha constante y desinhibida del cuerpo permite alcanzar un estado de liberación, amor y alegría, modifica nuestra presencia en el mundo, y la dota del valor para creer en la intuición y las emociones, por encima de los pensamientos tiempo, espacio e individuo. Por vivir nos manifestamos en tantos planos sutiles y densos que es impensable no ver en el exterior lo que primero se ha escrito y leído dentro.

Vidya María es miembro del equipo de Besangha, “Comunidad de yoga al servicio de las personas”.

Un fascinante retiro en Gredos: Yoga, el Templo del Alma

La Hospedería del Silencio y Besangha nos convocan a este retiro.

“Existir es un hecho, pero vivir es un arte” (SR Shankar) Tres días y dos noches, donde aprenderemos a escuchar e interpretar los mensajes del cuerpo, previniendo enfermedades, y sanando experiencias anteriores. Taller inspirado en las enseñanzas de los maestros del yoga moderno Guru BKS Iyengar, Swami Sivananda ySri K. Pattabhi Jois.

Las clases regulares están adaptadas a todos los niveles de práctica.

Precio: 195 € ( incluye alojamiento de viernes a domingo, pensión completa bio-vegetariana, y todas las clases).

El lugar de retiro es La Hospedería del Silencio (www.hospederiadelsilencio.es), un hotel rural ubicado en una loma solitaria de la Sierra de Gredos. Habitaciones (individuales o dobles) con baño, cocina, salón-comedor, terraza y jardín. Sesión de masajes y naturopatía disponibles.

Ulteriori informazioni: https://www.facebook.com/events/1478313605764930/

Plazas limitadas – info@besangha.com / T +34 649 334 059 – Vidya María

Essere socievole, Condividi!

Ti è piaciuto questo articolo?

Iscriviti alla nostra RSS per non perderti nulla

Altri articoli su , ,
Da • 23 Oct, 2014 • Sección: Viaggi