El yoga fue una fiesta en Valencia

Gracias a la colaboración y difusión de Yoga en ligne, entre otros medios, y al boca a boca, el trabajo de un año del Instituto de Estudios del Yoga y la revista Tú-Mismo llegó a buen puerto: medio millar de amantes y practicantes del yoga se volvieron a reunir en el polideportivo de la Petxina durante el II Congreso Mediterráneo de yoga, convirtiendo a Valencia en una de las capitales europeas de esta disciplina. Escribe Víctor M. Flores.

IICongresoValencia2

Es difícil explicar el cúmulo de sentimientos que nos llovió a raudales en tan corto tiempo. Tanto Aurelio Álvarez como yo cuando nos propusimos continuar con la semilla sembrada un año sabíamos que todos somos capaces de unirnos por aquello que nos diferencia, en lugar de distanciarnos, dado que dentro de cada practicante existe un yoga que desea ser expresado. Y todo salió a pedir de espíritu: nos empapamos de emociones, nos calamos porque llovieron a manta las ilusiones.

Allí estábamos los que creemos que existe un lado bueno en la vida, los que no somos extranjeros pese a hablar con diferentes acentos o lenguas, los que sabemos que el verdadero Yo no es el yo. Y que la mente pequeña nada tiene que ver con la mente grande.

Volvimos a encontrarnos con caras amistosas, maestros y aprendices como la escuela Dharma Ananda, que volvieron a exponer su yoga integrador de dos tendencias que pueden amalgamarse en una sola expresión o el poeta José María Márquez integrado en el maestro de yoga Gopala, secretario de la organización Sivananda Vedanta Internacional.

IICongresoValencia

Se estrenaron con gran éxito Elisabeth Abad, ofreciendo un taller de masaje ayurvédico; Belinda Christensen con su visión rompedora de cómo impartir una sadhana al acorde del rock&roll; la escuela navarra Mahashakti, proveedora de la más pura herencia de ese gran sabio indio que fue Aurobindo; y nuestros tres platos fuertes con sabor internacional: Jenny Cornero, profesora ubicada en Miami que impartió un taller de yogasana al estilo de su muy admirado maestro Dharma Mitra; las formas físicas del Power Yoga de la húngara Szilvia Körosi, y la representante del linaje Jivamukti, la americano-nicaraguense Ximena Gutierrez, con su concepto de re-evolución radical de la sociedad y del individuo.

En el salón de actos pudimos ver a ese músico y orientalista que es Pepe Lanau y el rincón del Tíbet, la senda del caracol del Dúo Amares, entregados al mestizaje musical y al descubrimiento de nuevas melodías; y la exploración del ser humano a través del Naad Yoga de Atmananda Devi Kaur.

En total fuimos 35 profesores, artistas, músicos y terapeutas.

El yoga fue una fiesta.

IICongresoValencia3

Somos conscientes de que hay más filosofías aparte de la nuestra debajo de la bóveda del cielo. Pero el yoga es una, la que conocemos, la que hizo posible este fin de semana, la que demostró ser instrumento del cambio planetario, la que celebra la inabarcable alegría de la existencia.

En Valencia encontramos a mucha gente. Esperamos, el año que viene, ser uno más y así conseguir que todos nos encontremos, en un mañana no muy lejano, en una noche de luminosa claridad

Víctor M Flores. Instituto de Estudios del Yoga.

http://www.institutodeestudiosdelyoga.com/index.php

Être Sociable, partagez !

Est-ce que vous avez aimé cet article ?

Abonnez-vous à notre FLUX RSS que vous ne manquiez de rien

Autres articles sur ,
Par • 20 février 2014 • section : Congrès et festivals, Événements