Comment enseigner la pleine conscience aux enfants et aux adolescents

¿Cómo puede aplicarse a la educación de los niños y los adolescentes la atención plena (mindfulness) y las inteligencias múltiples (pensamiento visible)?

Múltiples Inteligencias (MI) y Mindfulness (MIND) son dos términos que recogen la necesidad de prestar atención a todos los ámbitos de la vida cotidiana; aquí y ahora, con amabilidad y curiosidad. Múltiples Inteligencias es la capacidad que tiene nuestra mente de poder expresarse en diferentes ámbitos. Pero para poder expresarse se necesita primero estar atento, estar en calma.

Una de las ironías más fuertes de la educación moderna es que les pedimos a los hijos y estudiantes que “estén atentos” docenas de veces al día, pero nunca les enseñamos cómo hacerlo. El niño llega a asociar “estar atento” con “estarse quieto”… ¿Y qué pasa si no puede estarse quieto? ¿Que no puede estar atento? La práctica de MIMIND les enseña cómo estar atentos y cuáles son las diferentes vías que tiene su mente de hacerlo, según las naturalezas de sus inteligencias.

Un ser humano tiene unas capacidades únicas de “estar atento” interna y externamente (por separado o simultáneamente). Podemos estar atentos a la respiración, al cuerpo, a las emociones, al gusto, a los sonidos, a los impulsos, a las acciones, a sus efectos en el medio. Esta habilidad de estar atento es una capacidad humana y natural.

Niños estresados

Como padre o educador, ya sabes que numerosos niños y adolescentes están estresados. Muchos porque tienen que vivir en entornos en crisis, han perdido la armonía que tenían, están saturados de información por los media, tienen una gran dependencia de la tecnológica, tienen que gestionar muchas máquinas, tiempos… Para otros el estrés “les viene de fuera”, de un entorno estresante . Los más afectados son aquellos que están viviendo en hogares que sobreviven con extrema precariedad, incluso traumáticamente.

Sabemos que un estudiante que se haya en cualquiera de las situaciones anteriores inhibirá sus habilidades de aprendizaje, y el énfasis que tendría que dar al valor académico de la escuela pasa a un segundo plano. No tiene capacidades emocionales ni sociales para equilibrarse -buena inteligencia intrapersonal- y técnicamente fracasa.

Muchos nos llegan diagnosticados con depresión, ansiedad, TDA, desórdenes de alimentación, adicciones, comportamientos autodestructivos, o “sin diagnostico”. Los niños pueden beneficiarse enormemente del aprendizaje de focalizar la atención de la mente para ser menos reactivos y más compasivos consigo mismo y con los otros.

La ciencia ha documentado ampliamente el poder de las “neuronas espejo”: aprendemos por empatía. La capacidad de prestar atención de una criatura depende también de lo “reactivo” que sea el medio, de lo compasivo que se presente.

El impacto negativo del estrés en el día a día de las aulas se transforma en un proceso neurológico que incluye: cambios en el comportamiento, descontrol de los impulsos, incapacidad para planificar una acción ordenadamente, pérdida de la motivación para el estudio. Además de ejercer una influencia negativa en las funciones relativas a la memoria, regulación de las emociones y resiliencia.

Hoy, después de 30 años investigando el impacto del midnfulness y el descubrimiento de Howard Gardner -pensamiento visible-, tenemos herramientas para hacer decrecer el estrés, ansiedad, hostilidad, depresión, recuperar las funciones básicas del aprendizaje, la compasión, la empatía y visibilizar el pensamiento de formas diversas.

¿Cómo enseñar a reflexionar?

Los padres y profesores deben aprender más receptividad, auto-observación, reflexividad, y así enseñar a los alumnos, adaptándolo al nivel de edad y al entorno educativo. Desde nuestra experiencia trabajaremos en:

    • La practica formal de meditación. La atención enfocada hacia el interior puede ayudar a mejorar la autoconsciencia o domesticar la ansiedad. El objetivo es enseñar a los niños a que presten atención a sus mentes y a sus cuerpos con curiosidad y con compasión para salir de la prisión de la emoción, del pensamiento o la sensación.
    • Estar atentos a la respiración y al cuerpo, moviéndonos a observar los pensamientos y emociones , es un proceso trasformativo. Cuando estamos despiertos a los pensamientos, a los sentidos, podemos escoger qué actitud, qué conducta queremos adoptar y, sobre todo, qué estamos creando en nuestras vidas.MIMIND es mucho más que observar la respiración o hacer unos simples ejercicios; tiene el poder y la belleza de visibilizar las áreas más hermosas de nuestra mente.

Contact

Koncha Pinós- Pey, PhD

Compasionate Therapy, mindfulness and multiples intelligences centers

www.estudioscontemplativos.com

Être Sociable, partagez !

Est-ce que vous avez aimé cet article ?

Abonnez-vous à notre FLUX RSS que vous ne manquiez de rien

Autres articles sur , , ,
Par • 14 novembre 2012 • section : Signatures, Pleine conscience