Entrevista con Nadia Narain: “Ser mujer fuerte sin dureza y suave sin debilidad es un arte”

Nadia Narain es una de las más apreciadas profesoras de yoga del Reino Unido, tras 17 años de enseñanza. Su especialidad es el yoga prenatal y posnatal, y como doula ha asistido a muchas celebrities en sus partos. Ahora viene por primera vez a España a dirigir una interesante formación en Zentro Yoga de Barcelona. Entrevista Yoga en Red.

Nadia

Estudió con Cyndi Lee, Erich Schiffmann and Christopher Titmuss. Su interés por el yoga prenatal se despertó de la mano de Gurmukh Khalsa (pionera en yoga prenatal), con quien estudió 13 años. Además, se formó como doula con Ina May Gasking in The Farm, y como masajista de bebés así como facilitadora de la técnica hipno-birthing.

Nadia ha desarrollado su propio método de yoga prenatal, en torno al cual ha creado una gran comunidad de yoga pre y posnatal en Londres desde el año 2000, y cuenta entre sus clientas con una larga lista de celebrities como Rachel Weisz, Gwyneth Paltrow, Luella Bartley, Kate Moss, o Jools Oliver. Además, es una reconocida profesora de vinyasa yoga. Tiene su propio centro de yoga, Nadia Narain, y da clases en el estudio más famoso del Soho londinense, Triyoga.

Esta profesora de yoga que va a dirigir una interesante formación de yoga prenatal en Zentro Yoga los próximos meses de mayo, junio y julio. Puedes ver todos los detalles aquí: http://www.zentroyoga.com/formacion-de-profesores-de-yoga-prenatal/

Entevistamos a Nadia Narain:

Has creado tu propio método de yoga prenatal holístico. ¿Con qué objetivos, y qué beneficios destacas?
Estoy muy influenciada por mi primer maestra Gurmukh Khalsa y por Ina May Gaskin. Luego, al cabo de años del trabajo con mujeres embarazadas y de enseñar en un estudio de yoga, he ido entendiendo más a la mujer embarazada-tipo, lo que unas necesitan flexibilizar o suavizar y lo que otras que nunca hicieron yoga necesitan reforzar. Trato de encontrar el increíble equilibrio entre ser fuertes sin dureza y rigidez, y ser suaves sin debilidad ni desestabilidad. Lograrlo es un arte. Y si podemos dominarlo, entonces llegaremos a ser muy poderosas como mujeres, ¡embarazadas o no! Todos los nacimientos que he asistido también me han enseñado mucho, y estas enseñanzas están de alguna forma en mi método.

¿Qué opinas de las prácticas de yoga prenatal “tradicionales” , que cada vez siguen más mujeres? ¿En qué se diferencian de tu método?
Son fantásticas, y cada profesor tiene su propio estilo. Yo siempre he seguido una práctica de yoga fluida y dinámica en mis clases para el embarazo. Me dicen que mis clases son fuertes… aunque, como me estoy haciendo mayor y me estoy suavizando mucho más (sonríe).

Hypno-birthing. ¿En qué consiste?
Encuentro el hypno-birthing y la meditación muy similares, puesto que se basan en el dominio de la mente. La mente y el cuerpo trabajan juntos; cuando podemos dominar nuestros pensamientos, podemos también dominar nuestro cuerpo. Estudié con Marie Mongan, y su filosofía era exactamente cómo me enseñaron a mí, y me encantó. Yo no enseño hypno-birthing porque lo mío es el yoga. Sin embargo, su libro está en la lista de lectura obligada y lo recomiendo encarecidamente a todos las mujeres embarazadas.

¿Cómo se puede estimular o mejorar la conexión entre madre y bebé no nacido?
Manteniendo la conexión desde la madre, con su cuerpo, el bebé y la respiración. Viven juntos durante estas 40 semanas, por lo que es una buena idea que se lleguen a conocer bien, ¿no? Cosas tan simples como poner las manos en el vientre o hablar con el bebé. Entender que una madre lo es desde la concepción, no sólo desde el nacimiento.

Como doula , ¿cuál es , en tu opinión, la mejor manera de dar a luz ? ¿Es cierto que la posición en cuadrupedia favorece el parto más que la posición tumbada sobre la espalda?
Yo tengo mi opinión personal y, desde mi experiencia, se le tendría que dar a la mujer la opción de ponerse en una posición que funcionara para ella en su trabajo de dar a luz. Estas posiciones pueden variar durante el proceso del parto. Y trabajar a favor de la gravedad es lo que siento que es útil. ¡No podemos hacer de vientre acostados! Entonces ¿cómo pretender que el bebé salga si estamos estiradas en una cama? Lo más importante de todo es que una madre conozca su cuerpo lo suficientemente bien para hacer lo que crea conveniente, y que confíe en sí misma y en sus opciones.

Eres conocida por tus clases de yoga prenatal y asistencia a celebrities en su proceso de maternidad. ¿El yoga prenatal es un lujo para la mayoría de las mujeres?
Por un lado es un “lujo “, pero creo que también una necesidad. En las cárceles de mujeres y en los centros de acogida de las madres jóvenes también hay clases de yoga prenatal. Siempre recomiendo a mis estudiantes que empiecen con ofreciendo servicio, que comiencen enseñando donde se pueda encontrar a alguien para enseñar. Yo misma di clases no retribuidas durante muchos años, y siempre ayudo a cualquier persona que no puede permitírselo.

Antes solíamos aprender de nuestras madres y de las mujeres sabias; ahora vivimos alejadas de nuestras familias de nacimiento, y la cultura occidental no celebra el embarazo. Ir a clases de yoga con otras mujeres específicamente para el embarazo ayuda mucho a la mujer, además de ser divertido. No aprendemos sólo del profesor, sino de la experiencia de cada uno.

¿Cómo dirías que está evolucionando el yoga en general en estos tiempos y en una ciudad como Londres?
Es curioso, acabo de hablar de esto en otro lugar. Ha cambiado mucho desde que yo empecé hace 17 años. Cuando era estudiante, no se me pasaba por la cabeza, por ejemplo, llegar tarde a una clase de alguno de mis maestros, salir temprano o mirar el teléfono. Fue un honor para mí estudiar con mis maestros y tuve que ahorrar mucho para viajar y aprender junto a ellos. Ahora es como si la gente consiguiera todo tan fácilmente que no siempre se respeta la enseñanza. Es como una salida laboral cualquiera. Aunque supongo que tengo que aprender a adaptarme más a los tiempos que vivimos . Creo que todavía soy bastante de la vieja escuela ¡y estricta! Pero estoy feliz de que cada vez más personas practiquen yoga. Alguien puede llegar a una clase de yoga por problemas en la espalda o en los isquiotibiales y luego resulta que experimentan algo profundo… se relajaron, respiraron y ¡ahí está!

Be Sociable, Share!

Did you like this article?

Subscribe to our RSS so you don't miss anything

Other articles on ,
By • 7 Apr, 2014 • Sección: Interview