Consultorio de yoga terapéutico/ Tendinitis aquilea

Llevo años practicando footing y algo de elíptico. El caso es que sufrí una tendinitis aquilea bilateral por no hacer bien los estiramiento previos al ejercicio, y también después de correr. Estuve dos meses en rehabilitación y pasaron los dolores. Ahora he intentado volver, pero ya desde el primer día tengo molestias… El médico me ha dicho que no debería volver a practicar deportes de impacto que pudieran dañar los tendones. Mi pregunta es si el yoga es apto para mi lesión y de si incluso me puede beneficiar. Manuel Olmedo (Vigo)

La tendinitis es el proceso inflamatorio que experimentan los tendones cuando se producen microrroturas de sus fibras (filamentos de los que están formados). Es decir, la inflamación es la respuesta reparadora del organismo que favorece la llegada de los elementos de regeneración, como los fibroblastos, al tejido lesionado. Para que dichos elementos puedan llegar a la zona, los vasos sanguíneos se dilatan y se hacen permeables desencadenando el enrojecimiento, hinchazón y aumento de temperatura característicos en este tipo de procesos y, más o menos evidentes según los casos.

Pero ¿qué es lo que genera las microrroturas del tejido tendinoso? Normalmente viene dado o bien por excesiva tracción mecánica o por un impacto directo sobre el tendón. Lo que más frecuentemente suele ocurrir en el caso de afectación de los tendones de Aquiles es que la postura de la persona está demasiado adelantada respecto a la línea de gravedad (como podemos apreciar en la imagen en la que los puntos rojos deberían coincidir o estar muy cerca de la línea de verticalidad). Cuando tenemos el centro de gravedad adelantado, desplazamos el peso a la parte anterior de los pies y con ello, para no caernos al suelo, incrementamos la actividad de los músculos de la pantorrilla (gemelos y sóleo). El exceso de actividad de estos músculos ejercerá una tracción mecánica elevada sobre el tendón. Dependiendo del peso de la persona (determinado no sólo por su grado de “anchura” sino también por su altura), lo adelantado que tenga el centro de gravedad, de su edad (cuanto más jóvenes mayor capacidad elástica de los tejidos) y/o el tipo de deporte que realice puede llevarse al límite la capacidad de resistencia de las fibras del tendón.

Así pues, el problema no es la inflamación que, recordemos, es la respuesta reparadora del organismo ante la lesión, sino las causas que han producido la lesión. Habrá que actuar entonces sobre éstas y, en todo caso, observar si la persona tiene en centro de gravedad adelantado, demasiado peso/altura/edad/densidad de tejidos blandos para la exigencia mecánica que supone correr. Quizás estos condicionantes no puedan modificarse y lo más prudente es que la persona deje de correr.

Yoga, buena elección

El Yoga puede ser una opción excelente y, en principio, no contraproducente, siempre que no se hagan estiramientos de rebote en los que se vean implicados los músculos gemelos/sóleo.
Estiramientos del sóleo y gemelos, suaves al principio, para bajar su tono muscular y reducir las tensiones que estos trasladan al tendón: Adu Muka Savasana, Uttanasana, Malasana, Parsvottanasana.

Para retrasar el centro de gravedad es muy útil practicar tomando conciencia de que el peso corporal debe apoyarse justo por delante del hueso del talón, un poco por delante del maléolo peroneal (dónde recae la punta de flecha de la línea de gravedad de la imagen). Además resultan muy interesantes para retrasar la postura los estiramientos de los cuádriceps: Vajrasana, Anjaneyasana (la postura completa, sujetando el empeine con la mano), Supta virasana, Eka Pada Rajakapotasana II.

Psoas-ilíacos: Anjaneyasana (con el tronco erguido para estirar también la porción alta del psoas), Virabhadrasana I, Urdhva Mukha Svanasana, Ustrasana.

Aperturas torácicas: Supta baddha konasana (apoyando la columna sobre una manta enrollada), Bhujangasana, Setu Bandha Sarvangasana.

Todas las posturas mencionadas se pueden modificar y utilizar apoyos para adaptarse a las características del practicante.

Wenn Sie eine gratis-DVD des therapeutischen Yoga interessiert sind, besuchen Sie bitte: www.Yoga-terapeutico.com

Wenn Sie möchten, dass die Experten bei der Anpassung des Yoga an verschiedenen Krankheiten, Verletzungen und Erkrankungen biomechanischen, Alex und oder, Antworten auf Ihre Fragen, schreiben Sie eine e-Mail mit Ihrer Frage a: info@yoga-terapeutico.com

Alex-Kloster und oder Haleluiya

Alex-Kloster Es ist Physiotherapeut, Ostopata und Posturologie mit großer Erfahrung auf dem Gebiet der Gesundheitsfürsorge und Lehre. Er ist seit mehr als einem Jahrzehnt Professor an der Universität Ramon Llull in Barcelona der Physiotherapie und arbeitete etwa fünf Jahren als Therapeut im Hospital Sant Pau (abgesehen von seiner Privatpraxis seit 20 Jahren wo sieht er Fällen aller Art). Er ist Autor des Buches Gesunde Wirbelsäule (auch ins Russische übersetzt).

Fast 20 Jahre unterrichtete Anatomie, Physiologie und Pathologie, Yoga-Lehrer, muss eines der ersten in Spanien, und ohne Zweifel hat einiges zu bieten, wenn es darum geht, die Lehren, die mehr als 40 pathologische Prozesse in der Ausbildung gemeinsam mit oder wie studiert, damit sie mit der Therapie durch Bewegung umzugehen.

Oder Haleluiya Es ist eine Yoga-Lehrerin, Akupunkteur, Master-Abschluss in Psychologie (UAB). Präsident der spanischen Vereinigung der Yoga-Therapie. Oder im Alter von 22 Jahren in der Iyengar-Methode intensiv seit sieben Jahren, weit reisen, um mit Lehrern weltweit bekannt in dieser Methode zu studieren begann. Es hat im Anusara Yoga, Restorative Yoga und Yoga-Therapie zertifiziert. Oder ein paar Kurse der menschlichen Dissektion an den Universitäten in London und Schottland getroffen hat. Er ist regelmäßiger Autor von Artikeln in verschiedenen Zeitschriften.

Oder Klassen sind außergewöhnlich von ihren Herren, biomechanische von Menschen Yoga zu praktizieren nach den Fähigkeiten und Bedürfnissen zu verfeinern. Es hat auch eine ursprüngliche Fähigkeit zu erzählen, Geschichten aus der indischen Mythologie, die im Zusammenhang mit der biomechanischen in ihren Klassen untersucht, die bewegen und verbinden Sie mit dem Herzen.


Gesellig, teilen!

Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS damit Sie nichts verpassen

Weitere Artikel zu ,
Von • 20 Jul, 2017 • Sección: Praxis des therapeutischen Yoga