Arcano nº 3: Trikonasana, la Emperatriz

El sentido del ásana toca la esencia del origen mágico del Yoga. Igual que los arcanos del Tarot, los ásanas cuentan mucho más de lo que muestran. Durante 22 semanas iremos presentando los arcanos y su correspondencia con ásanas, a fin reflexionar sobre la geometría sagrada de nuestro cuerpo y su lenguaje oculto. Escribe esta serie Carmen Viejo.

Palabra clave: “La hija”

“En el sello micénico que muestra a la diosa sentada al lado del Árbol de la Vida, la figura de una hija más joven emerge de la tierra como el espíritu de la nueva vida”. (Anne Baring y Jules Cashford)

El número tres está regido por Júpiter y por Venus, ambos anunciadores de esplendor y nueva vida. La Emperatriz es el arcano número tres y simboliza la multiplicidad y la fecundidad. Esta joven es comunicativa y esperanzadora y, como Perséfone, recuerda que vida y muerte son cíclicas y se renuevan la una en la otra.

La mente es estéril, la naturaleza es pasiva: la unión de ambas hace posible una manifestación portadora a la vez de desarrollo y de abundancia. Una promesa que, mientras se regenere, hará posible la culminación de la evolución.

La Emperatriz representa asimismo el tiempo trifásico: pasado, presente y futuro. En el ásana este tiempo viene representado por las fases de hacer, mantener y deshacer, las tres fundamentales por igual:

Crear el ásana es construir con conocimiento, desde una forma arquetípica a una adaptación, sin perder la esencia del significado.

Mantener el ásana es vivir una experiencia de vida, de coherencia y armonía, superando el esfuerzo y generando una transmutación a nivel físico, energético y mental.

Deshacer un ásana es un alarde de conciencia y asimilación para que lo que salga sea una forma evolucionada de lo que entró.

La respiración yóguica respeta igualmente este ritmo trifásico, con sus etapas de inhalación o expansión, mantenimiento o plenitud, y exhalación o liberación, emulando las edades de toda manifestación.

Correspondencia en ásanas

Trikonasana es en los ásanas la forma más pura del triángulo, sobre todo cuando la apertura entre las piernas es igual a la longitud de éstas en la procura de la forma del equilátero. Con base en la tierra, lateralidad en las piernas y vértice en el centro de las caderas, el brazo prolonga el ascenso del triángulo como la vida que, una vez nacida, tiende a elevarse hacia el cielo.

Parshvatan Trikonasana es la forma lateral del triángulo y favorece la apertura costal que desarrolla sensibilidad y capacidad de comunicación, igual que la hija llega a la familia aportando expresividad, dulzura y unión entre las partes. Con la misma apertura de piernas que en el ásana anterior, alargaremos primero el tronco hacia un lado, sin llegar a elevar una cadera sobre la otra, y con el brazo en prolongación del costado. Tras asimilar, se repite el ásana hacia el otro lado. Finalmente observamos en reposo la respiración por ambos costados a la vez, llenándonos de esa sensibilidad y dulzura que surge desde el interior. Sin sensibilidad, no hay desarrollo posible.

Shaktiasana favorece el desbloqueo del sacro y la renovación de la energía vital. Tumbados boca abajo, se doblan las piernas por las rodillas y, juntas las piernas y los pies, se dejan caer al suelo hacia un lado. La frente apoya en las manos. Respirar varias veces antes de deshacer, descansar y abordar el otro lado.

Utthita Mandukasana o “La rana elevada” se sujeta sobre los dos talones unidos, mientras las rodillas se abren a los laterales, y todo el cuerpo baja de cuclillas formando asimismo un triángulo elevado, como una flor detenida en apariencia y sin embargo con un gran dinamismo al erguirse y elevarse sobre las puntas de los pies. Las manos permanecen en posición de chi mudra sobre las piernas, sutilizando la energía de esta flor. Las nalgas llegan a tocar los talones. La rana canta la melodía comunicativa y fraternal de la Naturaleza que anuncia la renovación de la vida.

Nota: Estudio y efectos de Trikonasana y Parshvatan Trikonasana en páginas 80 y 91 de Yoga. Teoría, práctica y metodología aplicada y de Utthita Mandukasana en página 319 de Yoga. Ampliación, ambos de Manuel Morata.

Carmen alte Erbe (Ahimsa)

Yoga-Lehrer, einen Abschluss in Informatik und Recht durch die Yoga-Vedanta-Akademie (Schule der Sivananda) und der spanischen Vereinigung der Praktiker des Yoga (Schule Manuel Morata).

Información: ahimsayogandalucia@yahoo.es


Gesellig, teilen!

Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS damit Sie nichts verpassen

Weitere Artikel zu ,
Von • 6 Apr, 2017 • Sección: Carmen alt, Signaturen