Tapas, Ay Disziplin!

Gehen Sie auf viele der Einwohner von der sogenannten "Alternativen" Welt Hautausschläge mit nur hören auf das Wort disciplina. Huyeron de la penumbra olorosa a cera para que nadie les sometiera y de las aulas de verdes apagados para que nadie les dijera lo que hacer. Y un día se encontraron con el tercer niyama yóguico, ese por el que pasamos de corrido como si fuera un error de traducción… Sin embargo, ahí nos espera: tapas, la disciplina ineludible. Schreibt sie alte Carmen Erben.

Disziplin

“El cuerpo y los sentidos obtienen un poder especial cuando eliminamos las impurezas a través de tapas”. Es la promesa de la acción yóguica, la sadhana. La práctica genera calor físico y psíquico capaz de soltar las ataduras de la evolución.

Tapas es el tercero de los valores personales (niyamas) que se le suponen al iniciado y en los que debe progresar toda la vida. Acompañado de la introspección, del conocimiento que nos saca de la ignorancia egoica, y de la intención correcta o entrega de los frutos, es uno de los tres pilares del Kriya-yoga, la acción que nos lleva al estado yóguico buscado.

La práctica sin disciplina ni esfuerzo humilde y entregado es como un carro sin bueyes: no se mueve. Como mucho se desliza cuesta abajo, dándonos la ilusión de estar avanzando antes de colisionar con algo.

La disciplina en una práctica adecuada es necesaria. Tiene importancia y sentido en sí misma, no en su fruto. El Yoga especifica que esta práctica afecta al cuerpo y a la mente, no haciendo separación entre estas dos dimensiones, sino integrándolas.

Esta necesidad viene dada por las cualidades esenciales de la naturaleza, afectada universalmente por dos tendencias: tamas, el principio de la inercia que tiende a concentrar y densificar; y rajas, el principio del movimiento que expande y dispersa. El equilibrio, satva, se consigue por una acción consciente cuerpo-mente que precisa de esa energía intencionada y purificadora: tapas.

Cuando no encontramos tiempo para nuestra sesión de yoga es porque estamos bajo la influencia de tamas, la inercia densificante, o de rajas, la ocupación dispersante. Y el carro de la vida se embarra inmóvil, mientras la mente mira divertida imágenes ilusorias y virtuales de un viaje a ninguna parte.

El yogui es un peregrino, no un deambulante; un caminante que avanza hacia su meta, sin miedo a la palabra disciplina.

Carmen altCarmen Viejo Heredero (Ahimsa). Yoga-Lehrer, einen Abschluss in Informatik und Recht durch die Yoga-Vedanta-Akademie (Schule der Sivananda) und der spanischen Vereinigung der Praktiker des Yoga (Schule Manuel Morata).

Workshops und Retreats in Granada: Abhebungen vom 28. Juli bis 1. August und vom 17. bis 22. August in Wert, Haus von Webstühlen. Granada.

Información: T 620549192
ahimsayogandalucia@Yahoo.es

Gesellig, teilen!

Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS damit Sie nichts verpassen

Weitere Artikel zu
Von • 21 Jun, 2016 • Sección: Carmen alt