Die Sitzung des Yoga im Westen

Aunque el Yoga haya venido de India, por diversos canales, lleva ya largo tiempo en Occidente. Los distintos países de los diferentes continentes han ido adoptando y adaptándose al Yoga de diferentes maneras. Pero hay algunos elementos que siempre deben estar presentes en la clase o sesión de Yoga. Escribe Pablo Rego.

Surya Namaskar

Un individuo que se estrena en la realización de esta milenaria disciplina llega al lugar de la práctica manifestando una búsqueda particular. Muchos detrás de un entrenamiento meramente físico, otros por cuestiones de salud mental o emocional, algunos por recomendación médica y muchos otros como vía para el desarrollo espiritual o en busca de algo de paz.

El Yoga abarca todos estos aspectos de la necesidad humana y más también.

A mediados del siglo XX, cuando el Yoga fue introducido en Occidente, los maestros que impulsaron esta expansión y que se vieron involucrados en el proceso venían de India trayendo consigo el conocimiento filosófico y cultural que rodea a la disciplina. Swamis (maestros que se forman a sí mismos por mérito propio y gran reconocimiento) como Sivananda, Vishnudevananda, Vivekananda, personalidades como Sri Aurobindo ó yogachayras (maestro de maestros) como B. K. S. Iyengar, entre muchos otros, se esforzaron desde el comienzo por cuidar, transmitir e inculcar las bases esenciales del Yoga.

Los textos védicos, sutras como los Yoga Sutras der Patanjali (considerado padre del Yoga por su antiquísima e influyente obra escrita) y toda la fuente poética y metafórica del Yoga quedaron registrados por los primeros difusores orientales en su transmisión a los occidentales. Esos principios y esas recomendaciones deben formar parte de la atmósfera que debe crear el instructor, profesor, o maestro al momento de compartir la práctica.

Teile der Sitzung

En este caso hacemos especial hincapié en la práctica del Hatha Yoga (Yoga del cuerpo o de la fuerza), ya que es el más difundido en Occidente y el que ha tomado el nombre de “Yoga” a secas. Este tipo de práctica es el más buscado por los occidentales, ya que es más fácil comenzar por el cuerpo que por la mente o el espíritu.

Por esta familiaridad y la cultura del materialismo occidental se corre el riesgo de llevar estos aspectos exacerbados en lo cotidiano al interior del ámbito de la práctica. Por ello es muy importante, al comienzo de la sesión, establecer un período de toma de consciencia de todo aquello con lo que no se convive fuera.

  1. Einnahme des Bewusstseins

Este espacio particular del inicio de la sesión debe enfocarse tanto hacia la Consciencia como a la actividad de la mente, la respiración, el recorrido minucioso de las sensaciones, hasta que la prioridad de la percepción del practicante sea el presente, “el aquí y el ahora”.

Ese primer período de la sesión puede ser corto o más largo, dependiendo del grupo y de la intención del instructor o guía. En determinados estilos de Hatha Yoga dinámico se utiliza el movimiento para adentrarse en el “estado de práctica”, pero siempre es importante tomar consciencia y entrar en ese estado al comienzo, para que la práctica sea profunda y no un mero ejercicio físico.

2. Pranayama o respiración consciente

La respiración suele estar en la mayoría de los casos, al llegar a la práctica, muy influida por las emociones, la intensidad de los pensamientos (mayormente descontrolados), el estrés o la angustia. Por ello es imprescindible que la sesión contenga un apartado para la práctica de ejercicios de “respiración consciente” o Pranayama.

Dependiendo de la extensión total de las sesión y del enfoque de cada grupo, Pranayama ofrece una amplia gama de ejercicios que pueden ser practicados de a uno o de a varios combinados antes de la serie de asanas o posturas.

3. Serie de asanas o posturas

Luego de esta introducción sigue la parte de asanas, en la que es importante llevar de apoco al cuerpo a un estado de actividad para evitar lesiones. El famoso “saludo al sol” o Surya Namaskar (en sus diferentes variantes) es un clásico excelente para comenzar la actividad. Pero, sin tener que practicar siempre esta combinación de ejercicios, puede tomarse como ejemplo y realizar otros saludos o desarrollar una combinación de posturas que inviten al cuerpo al movimiento y a la activación energética.

La serie de asanas o posturas es lo más extensamente conocido de la sesión de Yoga. Lo que es importante destacar aquí es la consciencia de la práctica en todo momento, la atención que debe dársele al cuerpo, mantener el contacto con la respiración. Por las razones antedichas, sin todo ello las asanas o posturas serán meros ejercicios físicos, acrobáticos o gimnásticos alejados del concepto primero y último del Yoga.

4. Relajación

En el último tramo de la sesión es fundamental la relajación profunda. Relajar completamente el cuerpo físico para que la energía se reorganice de la mejor forma posible, liberando toda tensión y confiando en la energía. En ese contexto, las relajaciones guiadas pueden introducirnos en un estado similar al de la meditación o, luego de haber realizado una cantidad de trabajo sobre las estructuras física y energética del cuerpo, se puede continuar la relajación llegando hasta la meditación, resultando esa la manera más natural de entrar en ella.

Es en ese momento de la práctica en que la influencia de lo físico y de la mente ha disminuido y la predisposición y receptividad a desarrollar actividades más sutiles, referidas a los aspectos más espirituales es mayor.

Dependiendo de los grupos, de la predisposición de los practicantes y de los caminos que el guía haya emprendido para transmitir el Yoga, es el momento de algún texto inspirador, canto de mantras, utilización de instrumentos vibratorios o simplemente invitar al silencio meditativo al grupo.

Die Sitzung des Yoga im Westen muss mit Bewusstsein verknüpft werden y a todos los caminos que conducen a ella. Sin todo ello, la actividad no debería ser llamada Yoga. Esta disciplina es profunda siempre que se practique con todos sus elementos. Del respeto y la consciencia de los difusores y profesores depende en gran media que así sea.

Paul Rego. Profesor de Yoga. Masajista-Terapeuta Holístico. Diplomado en Medicina Ayurveda de India.

http://yogasinfronteras.blogspot.com

Gesellig, teilen!

Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS damit Sie nichts verpassen

Weitere Artikel zu
Von • 23 May, 2016 • Sección: Signaturen