¿Purificarnos y/o desintoxicarnos?

¿Necesitamos purificarnos? ¿Quiénes, cuándo, cuánto, cómo? Una visión desde la ciencia y desde la Hatha Yoga Pradîpikâ. De ello se hablará en el Encuentro Nacional de AEPY, en el Balneario Serón, en Jaraba, Calatayud, del 27 de febrero al 1 de marzo. Escribe Dra. Pilar Luna.

purificarse_agua

Si hacemos una búsqueda en uno de los buscadores generales (Google) con la palabra “desintoxicación del cuerpo humano”, encontraremos 370.000 enlaces que hablan del tema. Si en lugar de estas palabras introducimos “depuración del cuerpo humano”, los enlaces son 230.000. Si las palabras introducidas son “dieta depurativa”, hallaremos 258.000 referencias. ¿Valen todas ellas?

Si la búsqueda se realiza en un buscador científico (Pubmed), los números se ven notablemente disminuidos: sobre “desintoxicación” aparecen 30 artículos que se refieren a los efectos de las toxinas producidas en el transcurso de los procesos infecciosos, desde la salmonelosis causante de diarreas alimentarias hasta el cólera, o bien a sustancias químicas como el DDT o el mercurio, o bien a los efectos adictivos de las drogas. Nada que ver con el contenido general que llena los buscadores. Las “dietas depurativas” obtienen sólo tres enlaces y están en relación con plantas usadas en el Amazonas, pacientes en diálisis o nutrición artificial.

La desintoxicación y la depuración venden, atraen un mercado que nos interesa. ¿Lo olvida la ciencia o lo llama con otros nombres? Dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) que las dietas malsanas y la inactividad física son dos de los principales factores de riesgo de hipertensión, hiperglucemia, hiperlipidemia, sobrepeso u obesidad y que son las responsables de las principales enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, el cáncer o la diabetes.

  • 2,7 millones de muertes anuales son atribuibles a una ingesta insuficiente de frutas y verduras.
  • 1,9 millones de muertes anuales son atribuibles a la inactividad física.
  • La obesidad infantil es uno de los retos de salud pública más graves a nivel mundial en el siglo XXI.
  • 90% de las muertes de menores de 60 años se registran en los países en desarrollo y pueden prevenirse.
  • El coste de la obesidad y sus consecuencias supone para el Estado español un gasto anual superior a 5.000 millones de euros.

Sabemos que entre los determinantes de la salud el más importante no es el sanitario, sino los hábitos de vida saludables, pese al poco peso que este tema ocupa en la planificación sanitaria o en las consultas asistenciales.

Die Hatha Yoga Pradîpikâ, escrita en el S. XIV, ya se ocupaba de estos aspectos y superaba en su óptica a los sistemas de salud convencionales. El tratamiento que recomienda incluye la salud emocional, lo que las neurociencias defienden en la actualidad. El Ayurveda indica que la salud se consigue:

  • a través de substancias: papel del médico.
  • actividades que prolonguen la vida (practicas del manual: âsanas, sat-karmas, prânâyâmas…).
  • los pensamientos (actitud positiva ante la adversidad, salud emocional).

Para que el tratamiento tenga éxito, dice el Ayurveda, del médico se exige experiencia y erudición, de la medicación potencia, del enfermero paciencia y afecto, y del paciente obediencia, voluntad y memoria. Cuánto beneficiaría a los sistemas sanitarios tener en cuenta estas premisas. Cuánto beneficiaría al yoga contar con los estudios de la ciencia, terminar con esta dualidad académica en beneficio de la salud.

En el mundo actual, ¿son los alimentos o las sustancias ingeridas nuestros únicos venenos o hay otros? La Hatha Yoga Pradîpikâ ya recomendaba en el siglo XIV ayunar de compañías no beneficiosas, tanto en lo relativo a gentes como a pensamientos. Quizás sean estos hoy en día los ayunos más necesarios. No los busques en la red, no interesan a los mercados…

Pero si te interesan a ti podrás discutir sobre todo esto en el próximo encuentro que la AEPY celebra en Jaraba, Zaragoz,a durante el último fin de semana de febrero.Te esperamos, tu salud global se beneficiará. Además el programa se completa con diferentes talleres y prácticas bajo el título:

Hatha-yoga, vía de purificación

  • Die Haṭha-yoga-Pradīpikā (HYP) como ciencia integradora basada en las Upaniṣhads.
  • Corporizar actitudes psíquicas en la práctica de ásanas.
  • Una aproximación al haṭha-yoga, desde sus inicios hasta nuestros días.
  • El acceso al samādhi en la HYP y su culminación en el rāja-yoga (I) – (II)
  • Conocer, aceptar e integrar el mundo emocional en el propio cuerpo: trāṭ
  • ¿Purificarse o desintoxicarse? Los textos clásicos, especialmente la HYP.
  • La esencia de los bandhas y el poder purificador del prāṇāyāma.
  • Aplicación pedagógica de la Haṭha-yoga-Pradīpikā, experiencia desde el ásana al samādhi.

Y por las noches kīrtans; abrir el corazón al canto con el grupo Padma Sound, con Eva Gómez, Alberto Ranz y Alfredo Porras.

Un fin de semana completo, el 27, 28 de febrero y 1 de marzo.

Pilar Luna Calatayud es médica y profesora de Yoga de AEPY.

Weitere Informationen: http://www.aepy.org/activid-zaragoza.html

Gesellig, teilen!

Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS damit Sie nichts verpassen

Weitere Artikel zu ,
Von • 13 Feb, 2015 • Sección: Kongresse und festivals, Veranstaltungen