مقابلة مع ناتاليا Sañudo غونزاليس: "الجسم في بعض الأحيان تغني أو يصرخ أو يبكي"

Experta en masaje ayurvédico, se confiesa “facilitadora de todo aquello que pueda potenciar la propia naturaleza, estimulando su única y singular expresión”. Es una entrevista de Sita Ruiz.

Natalia Gonzalez

Natalia Gonzalez Sañudo es terapeuta, formadora y experta en Masaje Ayurvédico Tradicional y Herbología. Su gran proyecto vital, Abhyanga Yoga & Ayurveda, nació hace ocho años en Galicia y, a través de él, ha impartido cursos, talleres y seminarios en diferentes lugares, entre ellos Madrid, donde tuve la oportunidad de conocer parte de su trabajo y de entablar una bonita amistad que ha perdurado hasta hoy.

En 2009 decidió volver a sus orígenes, y desde entonces vive en Rosario (Argentina), envuelta en un continuo proceso de enseñanza, aprendizaje y renovación que le ha llevado a estudiar Antropología Social y Cultural o a investigar, meticulosamente, sobre el cuerpo humano en un nuevo reto personal llamado­­ “El vuelo de la mariposa”. Además, ultima los preparativos del que será, según sus palabras, “el más íntimo invento”, su primer libro.

Desde el otro lado del Océano Atlántico, nos abre sus puertas invitándonos a reflexionar en esta entrevista.

¿Qué llegó antes a tu vida, el Yoga o el Ayurveda?
Ambos llegaron entrelazados, ambos encontraron un nido en mi corazón.

¿Qué resaltarías de la Medicina Tradicional Ayurvédica?
Ayurveda, término en sánscrito que es arte y ciencia, y mucho oficio también, se remonta a 5.000 años para algunos, 8.000 años para otros. Nace en el Valle del Indo de la inspiración de los sabios y contempla múltiples prácticas para la curación. A través de éstas prácticas, se crea un puente, vínculo entre lo que existe fuera (macrocosmos) y lo que habita dentro (el microcosmos), así la vida expresa esa comunión, ese movimiento que toma lo existente y lo hace propio, y lo propio es expresado y devuelto a la vida para su recreación. Es una medicina fundamentalmente preventiva, y a lo largo de su historia ha influido notoriamente en otras medicinas tradicionales, como también ella misma lo ha sido.

¿Por qué elegiste centrarte en la modalidad del masaje? ¿En qué consiste el Abhyanga Yoga?
El masaje es silencio, no hay palabras. Cuando hay silencio, el cuerpo se escucha, y a veces canta, otras grita y muchas veces llora. Y cuando realizo todas estas tareas el cuerpo vibra y destila vida. Y a mí esto me parece mágico. Único. El Abhyanga-yoga es una modalidad de masaje ayurvédico creada por la maestra Kusum Modak de Poona (Ayurvedic Yoga Masagge by Kusum Modak). Ella ha querido compartirlo con todos, y así es desde hace varias décadas.

Tus vivencias, aprendizaje y formación han estado marcadas por personalidades como el Dr. David Frawley (American Institute of Vedic Studies), Kusum Modak o Taruna Jeevan, ambas de Poona (India). ¿Qué te aportaron cada una de ellas?
Me inspiran siempre. Mi mirada es de amor y respeto, de agradecimiento por ser amorosos, por ser creadores. Hay espacios en mí que les pertenecen en cuanto a que su amor es una marca que perdura en el tiempo y sigue impulsándome hacia mis horizontes elegidos, siempre en continuo movimiento. Allí donde yo voy, ellos me acompañan.

Durante años viviste en España y ahora resides en Argentina. ¿Crees que el conocimiento, aceptación y repercusión de tu trabajo es similar en ambos países?
Creo que es diferente, lo siento así. Cada entorno contiene, motiva y conmueve intensidades que percibo muy distintas. El conocimiento de esta técnica en ambos países es muy escasa, de ahí que la difusión sea una importante tarea si queremos un reconocimiento de la misma desde un lugar abierto y considerado. La aceptación y repercusión ha sido y es muy buena en ambos; siempre es un gran descubrimiento, por su belleza, porque toca y despierta un sentir que aborda múltiples espacios corporales, y sobre todo porque impulsa al cuerpo a crear la vida en él.

Masaje Natalia Gonzalez

En tus numerosos cursos y seminarios de formación, ¿qué consejos sueles dar a tus alumnos?
La base de mi enseñanza está en abrir espacios de propio aprendizaje, vivenciar el cuerpo, sentir y sentirse. Crear cuerpo es encontrar un ritmo y una profundidad propicios que originen un movimiento que se exprese abordando al otro, envolviéndolo, desplegándolo, potenciando su propia forma vital. Crear cuerpo es abrir posibilidad, una posibilidad que originalmente no podría expresarse sin esa continuidad del otro.

¿Cuál es tu secreto para no sucumbir a la “crisis global” que sufre todo el planeta? ¿Confías en las infinitas posibilidades del ser humano y la energía del cambio o todo lo contrario?
Creo que no tengo un secreto, ni tan siquiera una hoja de ruta. Cambié mi brújula por estrellas. Y siempre observo las mareas y la dirección del viento. Confío en lo humano, en su ser en el mundo, en la posibilidad de crear. Pero no soy del todo optimista, estoy en mi tiempo más cauto, y me pregunto cuál será la energía del cambio: ¿contempla múltiples direcciones o tan sólo una pocas o tan siquiera eso?

¿Cómo describirías el momento actual del Yoga y el Ayurveda en Argentina?
Una contradicción por momentos. Veo que hay lugares que se difuminan, otros que se crean y otros que se transforman. Y eso es bueno, en la medida justa, si se desea vivir intensamente ambas prácticas. En ciertos momentos, hay que silenciar para poder escuchar. Valoro mucho lo cuidado y coherente de muchos grupos que desarrollan ambas disciplinas y llevan una difusión lo más abierta y responsable posible, para beneficio de todos.

Conociéndote, seguro que nuevos retos, por explorar, aguardan a tu alrededor ¿te apetece compartir alguno?
Me río. Y veo horizonte siempre que me río. Sí, mis retos pasan hoy por un libro que guardo bajo mi almohada, plagado de sentires que quieren cobrar formas y volar lejos, explorar los mundos al margen del mundo. Esta retina que mira y ve, siempre sorteando lo que se muestra, para adentrarse en lo que no… y entonces encontrar esos tesoros, escondidos y hasta muchas veces, olvidados que me reflejan y me crean, me dicen quién soy.

Este nuevo año que acabamos de estrenar te gustaría que fuera…
Inmensamente creativo.

Y como muestra, un poema:

Al inhalar existe la posibilidad de imaginar al cuerpo
en su plenitud de vida,
testigo de su expansión,
en el mundo que lo circunda.
Al exhalar existe la posibilidad
de liberar lo expresado en mil sonidos,
desarmado y vaciado
a fin de conectar con el vacío fecundo de una nueva visión,
en lo pleno.
Natalia Gonzalez Sañudo

http://www.abhyanga-yoga.com


يكون اجتماعي، حصة!

هل أعجبك هذا المقال؟

اشترك في موقعنا آر إس إس حتى لا تفوت أي شيء

مقالات أخرى في , , , ,
قبل • 16 Jan, 2013 • Sección: أيورفيدا, مقابلة