Libros de Swami Sivananda: ‘Senda Divina’

Un libro de ensayos espirituales sobre el sublime propósito de la vida humana y los medios para su logro. Edita: Ediciones Librería Argentina.

Yoga en Red quiere ofrecer a sus lectoras y lectores, de la mano del Centro Internacional de Yoga Sivananda Vedanta de Madrid, una reseña de algunos de los libros escritos por Swami Sivananda, uno de los pensadores más relevantes y universales de la India. En esta ocasión presentamos Senda Divina: una preciosa enciclopedia que compila, en ochenta y cinco ensayos, una parte muy relevante de su sabiduría. Escasas son las complicaciones de textos sobre el yoga en este formato, pese a todo lo que sobre el yoga se escribe.

Una forma de aprender los conceptos relacionados con la pura experiencia del yoga en un formato directo y profundo, pero a la vez asequible a todos los niveles de práctica.

La vida de Swami Sivananda estuvo colmada de lo que él llamaba la verdadera religión, la religión del corazón. Y llenó su vida de servicio continuo e incesante a la Humanidad, mostrándonos que “el deber más importante del ser humano es aprender a dar, dar con caridad, dar con abundancia, dar con amor y sin expectativa de recompensa alguna, porque uno no pierde nada dando y porque la bondad de ser y hacer, constituye la piedra fundacional de nuestra vida”.

Incluimos una parte de la introducción del libro en el que Swami Sivananda presenta el concepto de Atman, lo Absoluto, de Moksha, la liberación, de la intuición y del proceso de la meditación y el índice de temas tratados en este monumento experiencial.

La lectura de las palabras de Swami Sivananda vertidas en su obra escrita nos sorprende por su rabiosa actualidad.
Son las palabras de esos seres que escriben para todas las culturas y para todos los tiempos.

Atman, lo Absoluto

La dicha es la naturaleza esencial de la persona. El hecho central del ser humano es su divinidad inherente.
La naturaleza esencial de la persona es divina, pero ha perdido la conciencia de ello, debido a sus tendencias inferiores y al velo de su ignorancia. El ser humano, en su ignorancia, se identifica con el cuerpo, la mente, el Prana y los sentidos. Al trascender éstos, se vuelve uno con Brahmán, o lo Absoluto, que es pura bienaventuranza.

Brahmán, o lo Absoluto, es la realidad más plena y la conciencia más completa. Ese más allá que no es nada, ese Ser inherente a todas las cosas, es el Atman o Brahmán. El Atman es la Conciencia común a todos los seres. El ladrón, la prostituta, el barrendero, el rey, el maleante, el santo, el perro, el gato, la rata, todos ellos comparten un Atman común.

Sólo en los cuerpos y mentes existen diferencias aparentes y ficticias. Existen diferencias de colores y opiniones, pero el Atman es el mismo en todo.

Si eres muy rico, puedes tener un barco, un tren o un avión particulares para tus intereses egoístas. Pero no puedes tener un Atman privado. El Atman es común a todo. No es propiedad privada de ningún individuo.

El Atman es uno entre la diversidad. Es constante entre las formas que vienen y se van. Es la Conciencia pura, absoluta y esencial de todos los seres conscientes.

La fuente de toda vida y de todo conocimiento es el Atman, tu Ser interno. Este Atman, o Alma Suprema es trascendente, inexplicable, indefinible, incomprensible, indescriptible, todo paz y todo dicha.

No hay diferencia entre el Atman y la dicha. El Atman es la dicha misma. Dios, la perfección, la paz, la inmortalidad y la dicha son la misma cosa. La meta de la vida es alcanzar la perfección, la inmortalidad o Dios. Cuanto más se aproxima uno a la Verdad, mayor felicidad alcanza, pues la naturaleza esencial de la Verdad es la dicha positiva y absoluta.

No hay dicha en lo finito. Ésta sólo se halla en lo Infinito. La dicha eterna sólo puede obtenerse del Ser eterno.

Conocer al Ser es disfrutar de la dicha eterna y la paz imperecedera. La realización del Ser confiere la existencia eterna, el conocimiento absoluto y la dicha imperecedera.

Nadie puede salvarse sino por medio de la realización del Ser. La búsqueda de lo Absoluto debería emprenderse aun a costa de tener que sacrificar lo más querido, incluso la vida.

Estudia cuantos libros filosóficos quieras, da más y más conferencias durante tus extensos viajes, permanece en una cueva en los Himalayas durante cien años, practica Pranayama durante cincuenta años, pero no podrás alcanzar la emancipación sin lograr la realización de la unidad del Ser.

Moksha, la Liberación

La unidad del Ser o la unidad de la Existencia constituye la Realidad y la realización de esta Realidad es Moksha (la liberación). Moksha consiste en romper las barreras que delimitan la existencia separada. Moksha es el estado absoluto del Ser, en el que se comprende la unidad de la conciencia que todo lo impregna y permea, como la de una simple naranja que sostuvieses en tu mano.

Moksha no consiste en el logro de la liberación del presente estado de esclavitud, sino en la comprensión de la libertad que de hecho existe. Es la liberación de la noción errónea de la esclavitud.

El alma individual siente hallarse en esclavitud, debido a la ignorancia causada por el poder de Avydia o la nesciencia. Cuando la creencia equivocada, producida por la ilusión, es destruida por el Conocimiento del Atman, en ese mismo instante y, en esta misma vida, se verifica el estado de Moksha. No es algo que vaya a lograrse tras la muerte.

La causa de la ilusión es el deseo presente en el ser humano. Los deseos generan olas de pensamientos, y éstos ocultan la verdadera naturaleza del Alma, que es dichosa, inmortal y eterna. Cuando se aniquilan los deseos, el conocimiento de Brahmán amanece en el individuo.
El conocimiento de Brahmán no es una acción en sí. No puedes alcanzar a Brahmán, como no puedes alcanzarte a ti mismo, si no es conociéndote. El conocimiento de Brahmán es absoluto y directo. Es la experiencia intuitiva.

La razón y la intuición

La intuición se produce como un destello. No se desarrolla poco a poco. El conocimiento inmediato que se logra por medio de la intuición que une al alma individual con el Alma Suprema. La intuición funde al sujeto y al objeto de su conocimiento, junto con el proceso del conocer, con lo Absoluto, donde no existe la dualidad. En la intuición, el tiempo se convierte en eternidad y el espacio en infinito.

El conocimiento intuitivo es el más elevado. Es el conocimiento imperecedero e infinito de la Verdad. El conocimiento sensorial es el conocimiento de la apariencia, pero no de la Verdad.

El conocimiento sensorial es una forma falsa de conocer, mientras que la intuición es la forma correcta de conocer. Única y exclusivamente por medio de la intuición puedes obtener el conocimiento del Ser, o Atma-Njana.

Sin el desarrollo de la intuición, la persona intelectual permanece imperfecta. El intelecto no tiene el poder suficiente para penetrar en las profundidades de la Verdad. El intelecto funciona dentro del reino de la dualidad pero no es efectivo en el reino de la no-dualidad.

La mente y el intelecto son instrumentos finitos. La razón es finita. No puede penetrar en lo infinito. Únicamente la intuición puede comprender lo Infinito.

Los intentos científicos por comprobar lo Infinito son fútiles. El único método científico válido, en este caso, es el intuitivo.

La meditación conduce a la intuición. La meditación es la clave que permite la expresión de la divinidad o Atman, oculta en todos los nombres y formas.

El proceso de la meditación

No puede llegarse al conocimiento sino por medio de la meditación. El aspirante ha de rebuscar hasta en su propia alma, y entonces se manifiesta la Verdad.

Por medio de la meditación regular vas creciendo gradualmente en espiritualidad. La llama divina crece y se vuelve más y más brillante. La meditación te confiere, gradualmente, la luz eterna y la intuición.

Por medio de la práctica constante de la concentración y la meditación, la mente se vuelve tan pura y transparente como un cristal. El estrépito de la lucha por las cosas mundanas se reduce más y más, al irse uno abstrayendo en el interior de sí mismo.

Este nuevo plano tiene sus leyes propias. La música es distinta. Sus notas son muy dulces. Todo aparenta ser mejor.

La pureza del despertar espiritual cambia la perspectiva propia y uno empieza a buscar devotamente sólo aquello que le produzca, a la larga, una felicidad y una paz verdaderas y perennes. La búsqueda de ventajas materiales e inmediatas se vuelve, por tanto, menos urgente.

La meditación te guía cada vez más hacia el interior de ti mismo, de lo burdo a lo sutil, de ello, a lo más sutil y de ahí, a lo más excelso, el Espíritu Supremo.

Al trascender la conciencia del cuerpo meditando en lo Divino, uno logra el dominio universal. Todos sus deseos son entonces satisfechos.

La meditación es el único camino real adecuado para alcanzar la inmortalidad y la dicha eterna. La paz y la dicha no pueden hallarse en los libros, iglesias ni monasterios. Sólo pueden lograrse cuando amanece el conocimiento del Atman.

¿Para qué leer tantos libros? No sirve de nada. El libro más grande se halla en tu propio corazón. Abre las páginas de este libro inagotable que es la fuente de todo conocimiento. Conocerás entonces todo.

Cierra los ojos.
Abstrae tus sentidos.
Aquieta tu mente.
Silencia los pensamientos bulliciosos.
Apacigua tus ondas mentales.
Sumérgete profundamente en el Atman o el Ser, el Alma Suprema, Luz de Luces y Sol de soles.
Todo conocimiento te será entonces revelado.
Todas tus dudas se desvanecerán.
Todas las angustias mentales desaparecerán.
Todo tipo de discusiones acaloradas y debates coléricos tocarán a su fin.
Sólo permanecerán la paz y el conocimiento.
Todos los nombres y todas las formas se desvanecen en la meditación profunda.
En ese estado se experimenta la conciencia de un espacio infinito.
Pero también esto desaparece para dar lugar a un estado de nada.
De pronto, amanece la iluminación, el Nirvikalpa Samadhi.

Senda Divina: Una enciclopedia de la sabiduría del Yoga

La última edición en lengua castellana de Senda Divina es una nueva traducción de la cuarta edición inglesa de Senda Divina, la gran recopilación de la sabiduría de Swami Sivananda. Por primera vez se presenta en un solo volumen, como en la obra original escrita en lengua inglesa. El trabajo de traducción ha sido realizado por el Grupo de traductores de la obra de Sivananda, creado en octubre de 2004.

Miles de personas han entrado en contacto con los casi trescientos libros de Swami Sivananda. Su obra literaria es tan vasta y profunda, pero a la vez tan llena de cuidada y deliberada sencillez, como para llegar a todo tipo de personas, con independencia de su condición intelectual.

Pese a la importancia de su obra y al esfuerzo de muchos yoguis desinteresados en los últimos años, entre otros, en los Centros de Yoga Sivananda de Montevideo en Uruguay y de Madrid en España, la Obra de Sivananda, escrita en inglés originalmente, no está íntegramente traducida al español.

Muchos somos los que pensamos que vale la pena el esfuerzo de que la obra de Sivananda sea conocida por los castellano hablantes de todo el mundo, que no tienen un conocimiento suficiente de la lengua inglesa.

El grupo de trabajo tiene como objetivo coordinar a las dos orillas del Atlántico en la revisión de textos y en la traducción de todos los que no existen en castellano. Maravillosa e ingente labor que asumimos con paciencia pero con vigorosa ilusión y a la que están invitados todos los traductores voluntarios que quieran colaborar en esta tarea.

A Swami Sivananda le molestaba, especialmente, si los editores y correctores eliminaban de sus textos las palabras en sánscrito que consideraba imprescindibles, incluso para los que no conocen esta lengua. Decía que las palabras sánscritas tienen un poder enorme y un significado poderoso.

Por ello hemos mantenido la totalidad de las palabras sánscritas utilizadas en el texto original de Senda Divina. Los vocablos sánscritos son imprescindibles a la hora de comprender la filosofía Vedanta. Su precisión no es comparable a los términos similares de otras lenguas, por lo que en ocasiones es necesario dar complicadas explicaciones para definir los vocablos sánscritos. Por ello hemos preferido mantener en la presente traducción todos los términos sánscritos aclarando, en su caso, su significado entre paréntesis y evitando su sustitución por palabras castellanas. De esta forma el lector se acostumbrará poco a poco a su uso directo absorbiendo el poder del sonido de la lengua sánscrita al que hace referencia Swami Sivananda.

La obra presenta en esta ocasión los apartados de la original: las notas a la edición inglesa, unas palabras de Swami Chidananda sobre “Senda divina”, la introducción y finaliza con el glosario de todos los términos sánscritos utilizados en la enciclopedia. Se le ha añadido una biografía de Swami Sivananda y otra de Swami Vishnudevananda, fundador de los Centros de Yoga Sivananda Vedanta en todo el mundo, con las direcciones de los mismos.

Un verdadero libro de consulta para los estudiantes de Yoga.

1. Ahimsa
2. Amor
3. Avatar
4. «Bhagavata Purana»
5. Bhakti
6. Brahmacharya
7. Brahmán
8. Budismo
9. Caridad
10. Ciencia
11. Civilización
12. Concentración
13. Confucianismo
14. Conciencia
15. Creación
16. Cristianismo
17. Devi
18. Dios
19. Discípulo
20. Educación
21. Ética
22. Felicidad
23. Ganga
24. Gita
25. Guru
26. Hinduismo
27. Hombre
28. Idolatría
29. India
30. Ira
31. Islamismo
32. Jainismo
33. Japa
34. Jesús
35. Jivanmukta
36. Judaísmo
37. Karma
38. Krishna
39. Kundalini
40. Libertad
41. Mahabharata
42. Matrimonio
43. Maya
44. Meditación
45. Mente
46. Muerte
47. Música
48. OM
49. Oración
50. Patanjali Yoga
51. Paz
52. Pecado
53. Pensamiento
54. Pranayama
55. Pureza
56. Ramayana
57. Reencarnación
58. Religión
59. Sadhana
60. Salud
61. Samadhi
62. Sannyasa
63. Santos
64. Satsanga
65. Servicio
66. Silencio
67. Sexo
68. Shat-Sampat
69. Shintoismo
70. Sueño
71. Svadhiaya
72. Tantra
73. Taoísmo
74. Temor
75. Tiempo
76. Upanishads
77. Vairaguia
78. Vedanta
79. Vedas
80. Vegetarianismo
81. Verdad
82. Vida
83. Yoga
84. Yogasanas
85. Zoroastrismo

Información facilitada por el Centro Internacional de Yoga Sivananda Vedanta de Madrid
www.sivananda.es Tel.: 913615150
www.sivanandagranada.es Tel.: 660288571
En Facebook centro.yoga.sivananda.madrid
En Twitter @yoga_sivananda
En Instagram sivanandamadrid

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre ,
Por • 4 Dic, 2017 • Sección: Grandes maestros, Libros y CDs