Escuela de Verano Yoga Sivananda: La despensa del hogar yogui

Esta Escuela de Verano es una oportunidad muy especial para profundizar y completar tu formación como profesor o profesora de yoga y disfrutar de una semana de convivencia, enseñanzas, salud y alegría en Lacasatoya, Aluenda (Zaragoza), del 26 de agosto al 4 de septiembre. Hoy nos habla Gauri, profesora del Taller “La despensa del hogar yogui. Taller de alimentación y cocina yóguica”.

Gauri-1

En la Escuela de Verano se impartirán cuatro cursos certificados sobre temas que actualmente han cobrado mucho interés en la comunidad del yoga. Es una manera excelente de continuar nuestra formación. Además, cada día dos conferencias y meditaciones con Swami Sivadasananda,  mucha práctica de asanas y de pranayama y excelente comida vegetariana.

Este aula de verano está abierta a todos los profesores de yoga que quieran renovar tanto su práctica personal como sus técnicas de enseñanza.

Una oportunidad única para compartir unos días con profesores de diversos lugares, reafirmando los conocimientos de Yoga y Vedanta, ampliando la perspectiva de la enseñanza, la sadhana yóguica y compartiendo experiencias bajo la guía espiritual de nuestros maestros.

Meditaciones y conferencias con Swami Sivadasananda.

La despensa del hogar yogui. Taller de Alimentación y cocina yóguica 

Cuándo: 29 al 31 de agosto

Gauri, profesora del taller, contesta a nuestras preguntas:

Pregunta: ¿Cómo transmitir a los estudiantes los principios de una alimentación adecuada? 

En nuestra práctica de Yoga entendemos que una alimentación adecuada es una dieta vegetariana con un aporte mínimo de productos lácteos. Los alimentos que componen esta dieta los llamamos alimentos sátvicos, la cualidad de la energía que se define como equilibrio, armonía y pureza. Son algunos de los objetivos que buscamos en nuestra vida cuando practicamos yoga.

Estos alimentos sátvicos tienen el poder de incrementar la vitalidad, la energía, la salud y la alegría. Por eso creemos que esta alimentación apoya y refuerza la práctica del yoga. Cereales sin procesar, legumbres, frutos secos,  verduras y frutas.

Sabemos además por el Ayurveda que no existe una forma única y común a todas las personas de alimentarse. Por esa razón la primera clave para transmitir los principios de una alimentación adecuada es la experiencia propia, al igual que pasa con la práctica de yoga.

Partiendo de los grupos de alimentos mencionados tenemos que experimentar con lo que comemos. Durante el taller invitamos a los asistentes a que se informen y experimenten con la dieta y comprueben que cada persona es su propio laboratorio de experiencias.

Pregunta: ¿Cuáles son las claves para enseñar los principios de la alimentación correcta?

La primera clave es buscar la dieta adecuada a nuestra persona.

En este curso se basa en la siguiente reflexión de Swami Vishnudevananda, que recoge algunos de los puntos clave de una dieta adecuada:

Quien practica yoga analiza,

partiendo tanto de sus conocimientos sobre nutrición como de su experiencia interna, qué alimentos puede consumir

y en qué cantidad mínima,

para provocar el máximo efecto positivo sobre el organismo y la mente,

causando el menor impacto negativo sobre el ambiente

y el menor dolor a otros seres”.

La segunda clave es utilizar nuestra experiencia.

Comunicar de una manera sencilla y divertida, evitando complicaciones y partiendo siempre de los conocimientos que ya tienen los estudiantes.

Nuestros estudiantes, las personas que vienen a los cursos de cocina y a los centros de yoga y especialmente a este taller, ya saben más de lo que creen, porque ya tienen experiencia. Y lo que pretendemos es abrir espacios de conocimiento en esa experiencia interna que ya poseen.

Todo el mundo tiene alguna noción de lo que le sienta bien y es bueno y de lo que no es tan bueno y por lo tanto no le sienta tan bien.  Por esa razón tenemos en cuenta hábitos, cultura, tradiciones y les invitamos a seguir aprendiendo y experimentando.

La tercera clave es la simplicidad y la sencillez.

Swami Sivananda nos enseña que:

“La comida debería ser simple,

agradable,

ligera,

sana y

nutritiva”.

Y con esta idea intentamos transmitir la enseñanza de qué comer, cómo comer y cuándo comer.

1. Sencillez

Preparar platos simples y de manera sencilla para que elaborar tu comida no sea una causa más de estrés ni para ti ni para nuestro sistema digestivo. Agradable para que resulte apetitosa y gustosa. Una alimentación simple no es sinónimo de aburrida o desagradable. Comer de forma simple alimentos naturales no es sinónimo de aburrido.

Los ingredientes básicos en las dietas vegetarianas tienen entidad propia, son completos en sí mismos, tienen forma, sabor, color, olor y nutrientes concretos. La naturaleza nos provee de una variedad tan infinita, que ni en sueños podríamos imitarla elaborando recetas, aunque lo intentamos. Cada producto vegetal, que utilizamos para nuestra dieta, es único y si lo respetamos a la hora de cocinarlo, manteniendo su integridad lo más posible, tendremos cada día una experiencia sublime con el alimento que no es fácil olvidar. Muchas veces nuestro acercamiento a la comida viene de sabores que queremos de nuevo traer y sin embargo cada fruta, verdura o guiso es cada vez diferente. Se actualizan continuamente.

 2. Ligereza

Ligera de preparar, de digerir, de eliminar.

 3. Sana y nutritiva

Esto nos lo proporciona la dieta vegetariana a través de los alimentos de los que se sirve. Porque una alimentación sana no es sólo lo que comemos sino cómo lo digerimos y cómo eliminamos lo que sobra.

4. Moderada

Qué alimentos consumir en la cantidad mínima… ¡es lo más difícil de practicar y de enseñar!

Es fundamental para alimentarse adecuadamente comer lo justo: ni mucho ni poco, sólo lo que necesitamos. Es muy fácil comer en exceso y practicar ayuno. Yo misma lo hago, no me cuesta nada ayunar después de haberme excedido. Los extremos para nuestra mente son fáciles. La moderación es una práctica en sí misma para las y los yoguis. Además, ahora con los últimos informes e investigaciones se vuelve una cuestión social de alcance planetario, reducir nuestra ingesta calórica.

En Occidente comemos de más, incluso quienes practicamos Yoga.

Comer bien es toda una práctica de Raja Yoga, el Yoga del control de la mente.

Pregunta: ¿Por qué crees que es importante que los profesores conozcan estos principios?

Nuestro cuerpo y nuestra mente son producidos y mantenidos por el alimento.  La alimentación es uno de los principios, que nos transmitió Swami Vishnudevananda, en los que se asienta la práctica de yoga como un estilo de vida.  Podemos practicar muchos asanas y mucho pranayama pero los beneficios de nuestra práctica se irían por el desagüe si no lo acompañamos de una dieta correcta.

Y por supuesto el control de la mente y la meditación resultaría imposible si no tenemos en cuenta el efecto del alimento sobre ella.

En palabras de Swami Sivananda: “La mente está formada de la parte sutil del alimento”.

Aumentar o disminuir los beneficios de la práctica de yoga está directa y proporcionalmente relacionado con el alimento que ingerimos durante nuestra práctica.  Las personas que practican yoga saben esto muy bien, incluso las personas  principiantes. Si comes mucha cantidad o comida muy pesada de digerir antes de practicar yoga, la experiencia no es conveniente. Si comes determinados alimentos, sobre todo excitantes, azúcar, te, café, bebidas gaseosas, picantes en exceso y te pones a meditar no es fácil encontrar la calma. Si después de una clase de yoga te vas a comer a cualquier sitio y cualquier cosa, los beneficios de tu práctica se van como por un desagüe.

Si todo esto pasa de forma puntual en relación a la práctica de yoga, podemos vislumbrar los efectos que va a tener en nuestro cuerpo y nuestra mente una dieta inadecuada mantenida a lo largo del tiempo. Muchas de las enfermedades de Occidente, que son un problema de salud pública, están relacionadas con la alimentación.

Se puede practicar yoga por muchas razones. Cada persona tiene las suyas. Pero hay una cuestión en común, sea cual sea la razón por la que practicas yoga, una dieta adecuada es un puntal incuestionable para obtener todos los beneficios del yoga e incluso aumentarlos. 

Objetivos del Curso

  • Entender los efectos del alimento en la práctica de asanas, pranayama y meditación
  • Experimentar una dieta vegetariana equilibrada de nutrientes
  • Preparar los alimentos básicos de la despensa del yogui
  • Elaborar recetas fáciles y rápidas para el día a día
  • Aprender a transmitir a tus estudiantes los principios de una alimentación adecuada

Más información y reservas en: http://www.sivananda.es/formacion-complementaria

Centro Internacional de Yoga Sivananda Vedanta de Madrid. T 913615150

www.sivananda.es

https://www.facebook.com/yoga.sivananda.madrid

https://twitter.com/yoga_sivananda

 

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre
Por • 6 Jul, 2016 • Sección: Cursos, clases, talleres