¡Respira!

Somos seres básicamente respirantes. Al nacer tuvimos la primera inhalación, como al morir tendremos la última exhalación. Las primeras semanas de nuestra vida éramos respiración, sin conceptos ni ideas, solo respiración. La respiración enmarca toda nuestra vida y es una función que se repite de 15 a 20 veces por minuto, o sea millones de veces a lo largo de una vida. Escribe Ramiro Calle.

Respira

Por algo los más antiguos sabios de la India y de China insistían en que lo primero que tendrían que enseñarnos es a respirar bien. La respiración forma un vínculo tan estrecho con la mente que los yoguis desde antaño nos han dicho que la mente es el jinete y la respiración el caballo.

La respiración es un puente entre la energía individual y la cósmica, una bisagra entre el cuerpo y el aparato psíquico, un lazo entre el consciente y el inconsciente. Desde tiempos inmemoriales la respiración se ha considerado en las técnicas orientales de autorrealización una herramienta preciosa para favorecer el cuerpo, ordenar las energías y estabilizar la mente.  La respiración se torna una valiosa aliada en pos de la unificación de la consciencia y el dominio sobre las emociones. Si por un lado la respiración es la primera fuente de energía, por otro  es un medio para pacificar las emociones, integrar la psiquis y ensanchar el entendimiento. Cada vez que estamos atentos a la respiración, conectamos con la realidad inmediata, cultivamos la atención mental pura, nos centramos en nosotros mismos y prevenimos la agitación.

El yoga es todo él experiencial, Nada se ha dejado al azar y todas sus técnicas han sido experimentadas hasta la saciedad. A través de la indagación incansable sobre sí mismos, los yoguis descubrieron la estrecha interrelación que hay entre la mente y la respiración y viceversa. Se percataron de que a cada estado de ánimo corresponde una forma específica de respirar. No respiramos igual cuando estamos tensos o relajados, agitados o sosegados, concentrados o dispersos. Si  tenemos ansiedad, la respiración de entrecorta o se hace jadeante; si recibimos un susto, la respiración se inhibe unos instantes.

Cuando esto lo comprobaron los primeros yoguis, se dieron cuenta de que si todo estado mental o anímico provoca un tipo determinado de respiración, un específico modo de respirar también, a la inversa, crearía determinados estados de ánimo. Una respiración uniforme y sosegada seda el sistema nervioso, pacifica las emociones y previene contra la angustia y el estrés. En cualquier momento de nuestra vida en el que tendamos a agitarnos, podemos profundizar  y ralentizar la respiración y así armonizarnos psicosomáticamente. El mejor medicamento está siempre con nosotros.

En el yoga utilizamos la respiración tanto como técnica de purificación y control psicosomático como de objeto para el cultivo y adiestramiento de la atención  mental y la canalización de las energías de la mente. En el hatha-yoga contamos con las técnicas de control respiratorio que llamamos pranayama y en el radja-yoga o yoga mental de numerosos ejercicios de meditación que se sirven de la respiración como objeto de concentración.

Mientras estaba preparando este reportaje, me llega un vídeo que me ha enviado mi buen amigo y fiel alumno Quique Fidalgo y que comparto con vosotros. La respiración es una senda hacia lo más medular de nosotros mismos. Toda persona, cualesquiera sea su edad puede beneficiarse conectando conscientemente con la respiración. He comenzado a escribir un libro para la editorial Kailas que se titulará ¡Respira! La respiración respira por nosotros, pero es una función que podemos hacer consciente y tener siempre como una buena amiga en la que confiar.

Imagen de previsualización de YouTube

Ramiro Calle

RamiroCalleMás de 50 años lleva Ramiro Calle impartiendo clases de yoga. Comenzó dando clases a domicilio y creó una academia de yoga por correspondencia para todo España y América Latina. En enero de l971 abrió su Centro de Yoga Shadak, por el que ya han pasado más de medio millón de personas. Entre sus 250 obras publicadas hay más de medio centenar dedicadas al yoga y disciplinas afines. Ha hecho del yoga el propósito y sentido de su vida, habiendo viajado en un centenar de ocasiones a la India, la patria del yoga.

Mira el Facebook de Ramiro Calle:
https://www.facebook.com/pages/Ramiro-ACalle/118531418198874

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre
Por • 12 Jun, 2015 • Sección: Firmas, Ramiro Calle