Sentidos y Mindfulness: Educación y aprendizaje

La tarea principal que tenemos los adultos es y observar con atención plena de qué manera aprende cada niño o niña, para poder ofrecerle lo que realmente necesita desde el amor y el respeto hacia su temperamento. Escribe Lídia Serra.

la plana

Según Aristóteles, no hay nada que esté en la conciencia que no haya pasado primero por los sentidos. La conciencia se expande con atención plena o mindfulness y este proceso de expansión va guiado por los sentidos.

Cada momento de nuestra vida es una experiencia única que nos conecta con nosotros mismos y con nuestro entorno a través de cada percepción sensorial que realizamos. Esta percepción configura la manera particular de realizar el aprendizaje, según el sentido que tengamos más dominante.

El sentido o sentidos dominantes a través de los cuales nos comunicamos de manera preponderante con nuestro entorno pueden configurar el temperamento personal y el tipo de atención que prestamos a los estímulos de nuestro entorno.

Por ejemplo, una persona dominante visual necesita orden y manifiesta buenas cualidades ortográficas o una persona dominante táctil-cinestésica necesita el movimiento para aprender a través de todo el cuerpo.

Cada vivencia sensorial es un impulso de nuestros sentidos dominantes que viaja desde nuestro interior para comunicarse con el exterior. Este intercambio se convierte en una experiencia única y singular para cada individuo, de tal manera que una misma situación externa es captada por cada uno de nosotros de manera diferente.

Los niños y niñas están siempre en atención plena o mindfulness hacia aquello que satisface sus necesidades auténticas a partir de sus sentidos dominantes y viven en total presencia y muy atentos a los estímulos que reciben del exterior, ya que ésta es una necesidad indispensable para el crecimiento y el aprendizaje y para desarrollar la conciencia y la creatividad.

La tarea principal que tenemos los adultos que los acompañamos en sus procesos de vida y en los aprendizajes es incorporar el mindfulness en nuestras vidas y observar con atención plena de qué manera aprende cada niño o niña para poder ofrecerle  lo que realmente necesita desde el amor y el respeto hacia su temperamento.

Educando desde estos parámetros, los adultos desarrollamos nuestra creatividad y potenciamos la conciencia que nos aporta el crecimiento y el aprendizaje que dura toda la vida.

En El Yoga Educa ofrecemos un retiro de formación los días 17, 18 y 19 de abril, todo un fin de semana dedicado a conectarnos con el adulto que somos y poder educar y educarnos a través de los sentidos, la creatividad, la atención plena y aprender  desde el yoga.

Más información: http://www.elyogaeduca.com/es/

Lidia Serra López

Responsable del proyecto, Profesora de Yoga, Maestra de primaria, Formadora del ICE (Instituto de Ciencias de la Educación) de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona)
www.elyogaeduca.com / 606974889 lidia@elyogaeduca.com

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre
Por • 26 Mar, 2015 • Sección: Eventos, Retiros