4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer, ¡saca la esterilla a la calle!

La médica y profesora de yoga Pilar Luna nos hace esta retadora propuesta, a propósito de la celebración el 4 de febrero del Día Mundial contra el Cáncer: ¡no nos cortemos ni un pelo y saquemos nuestra esterilla a la calle! La ciencia nos avala en el reconocimiento de los beneficios del yoga para la salud y en los tratamientos oncológicos.

yoga calle

La OMS informa de que las dietas malsanas y la inactividad física son dos de los principales factores de riesgo de hipertensión, hiperglucemia, hiperlipidemia, sobrepeso u obesidad y de las principales enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, el cáncer o la diabetes”. Y añade la OMS:

En general, 2,7 millones de muertes anuales son atribuibles a una ingesta insuficiente de frutas y verduras.

En general, 1,9 millones de muertes anuales son atribuibles a la inactividad física.

Se calcula que la ingesta insuficiente de frutas y verduras causa en todo el mundo aproximadamente un 19% de los cánceres gastrointestinales, un 31% de las cardiopatías isquémicas y un 11% de los accidentes vasculares cerebrales.

En el informe de una reunión consultiva de expertos organizada recientemente por la OMS y la FAO acerca de la dieta, la nutrición y la prevención de las enfermedades crónicas se recomendó como objetivo poblacional el consumo mínimo de 400 g diarios de frutas y verduras con el fin de prevenir las enfermedades crónicas.

Yoga contra el cáncer

Los estudios científicos actuales demuestran que la práctica diaria del yoga mejora la salud y que asociar el yoga como parte del tratamiento del paciente oncológico, mejora igualmente los resultados del tratamiento. Realizando una búsqueda en buscadores médicos especializados y asociando la palabra ‘yoga’ y ‘cáncer’, podemos obtener más de 234 artículos donde la evidencia científica avala el yoga como parte del tratamiento: el trabajo físico, la practica respiratoria y la meditación ayudan a nuestro organismo a mejorar la actitud ante la enfermedad, fortalecen nuestro cuerpo y mejoran nuestras defensas, favoreciendo el seguimiento del tratamiento médico y la obtención de mejores resultados.

Un sistema de salud eficiente y sostenible precisa de la prevención como la mejor arma para la sostenibilidad. Son estás medidas las que de verdad ahorran costes en salud, como informan todos los expertos.

Así que ahí va mi propuesta: si practicas yoga o das clases de yoga o apoyas la prevención de la salud, aprovecha este día para, sin cortarte ni un pelo (la ciencia te avala) salir a la calle con tu esterilla y ponte a practicar! Extender la actividad beneficia a nuestros conciudadanos. Si estás en tratamiento de un proceso oncológico o quieres beneficiar tu salud, únete al primer grupo que veas y ponte a practicar. Solo una advertencia: ¡es adictivo!

Os espero por cualquier parque. ¡Viva el yoga!

Pilar Luna es médica y profesora de yoga.

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre ,
Por • 2 Ene, 2015 • Sección: DESTACADO PRINCIPAL, Salud