Mudras: Hakini Mudra

Hakini Mudra es el mudra de la concentración. Muchas veces realizamos este gesto sin darnos cuenta. Su finalidad es potenciar la concentración. Inconscientemente podemos realizarlo para centrarnos, sacarnos de un estado de intranquilidad o simplemente centrarnos en una tarea o idea.

Hakini

Apoyar las puntas de los dedos unas sobre otras. El Hakini Mudra se puede practicar siempre que se quiera.

Si quieres acordarte de algo o recuperar el hilo de un asunto, une las puntas de los dedos, levanta los ojos, coloca la punta de la lengua cuando inspires en el paladar y déjala caer de nuevo cuando espires; realiza un par de movimientos respiratorios, e inmediatamente recordarás lo que deseas.

Este mudra también te será de utilidad si tienes que concentrarte en algo durante bastante tiempo, necesitas tener buenas ideas y quieres retener lo que lees. Por lo demás, mientras realices un trabajo mental no cruces los pies y siéntate con la mirada dirigida al oeste. Hakini Mudra puede hacer auténticos milagros y deberías tenerlo siempre presente para practicarlo en un momento de necesidad.

Esta posición de los dedos ha sido profundamente estudiada por los científicos, y se ha comprobado que estimula el trabajo conjunto de los dos hemisferios del cerebro, el derecho y el izquierdo. En la actualidad se recomienda también en cursos de entrenamiento de la memoria y de management. Abre el acceso al hemisferio derecho del cerebro donde se encuentra almacenada también la memoria. Su práctica mejora la respiración, profundizándola, y beneficiando así al cerebro.

El Hakini Mudra regenera la energía de los pulmones, y desplazando los dedos de manera que el índice derecho se apoye en el pulgar izquierdo, el dedo medio derecho en el índice izquierdo, etc., se activa la energía del intestino grueso.

Podrás estimular tu concentración y acumular nuevas fuerzas mentales ligando tu mirada y tus pensamientos durante un espacio prolongado de tiempo a un objeto o a una actividad reparadora. El ejercicio siguiente también va en esa dirección:

Coloca un objeto ante ti, a un metro de distancia, por ejemplo una vela encendida, una fruta o una piedra. Mira el objeto sin parpadear tanto tiempo como puedas. Ahora cierra los ojos e intenta visualizarlo. Abandona de inmediato cada pensamiento que venga a tu mente y que no esté relacionado con el objeto en cuestión. Mantén la concentración durante tanto tiempo como puedas.

Beneficios:

  • Ayuda a mejorar la concentración.
  • Promueve la cooperación entre los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo.
  • Hakini Mudra es beneficioso para los niños que sufren de autismo.

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre
Por • 18 Sep, 2013 • Sección: Práctica