Mudras: Matangi Mudra

Matangi Mudra sirve básicamente como una práctica efectiva para la digestión, además de ayudar a curar otras enfermedades traumáticas.

Matangi
Cruza las manos ante el plexo solar (zona del estómago), levanta ambos dedos medios y apóyalos el uno en el otro. Dirige la atención sobre la respiración en el plexo solar o zona del estómago.

Practicar según lo necesites o tres veces al día durante cuatro minutos.

Este mudra fortalece el impulso respiratorio en el plexo solar y equilibra las energías en esta zona. Estimula el elemento madera, al que se atribuye un comienzo nuevo, y el elemento tierra, que da profundidad a la vida. Del Matangi Mudra se benefician el corazón, el estómago, el hígado, el duodeno, la vesícula biliar, el bazo, el páncreas y los ríñones. Practicándolo, el corazón alterado se tranquiliza de forma notable y desaparecen las tensiones internas (por ejemplo, espasmos o sensación de saciedad) relacionadas con la digestión. Este mudra también relaja los dolores difusos y las tensiones maxilares.

La lavanda (Lavandula angustifolia Miller) y la verbena (Verbena officinalis) son plantas medicinales de la serenidad y la armonía.

El verde y el amarillo son los colores de la zona del plexo solar. El amarillo alegra el ánimo y estimula la mente. El verde es el color de la armonía. Todo el mundo necesita un lugar al que poder, retirarse. Podemos crearlo en nuestro interior. Si llegamos a él sin medio de transporte, no sobrecargamos el medio ambiente y ahorramos tiempo.

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre
Por • 4 Sep, 2013 • Sección: Práctica