Comer conscientemente/ Los principios (2)

La cocina consciente en Oriente es formalmente practicada por los meditadores budistas. Se trata principalmente de una dieta vegetariana, con el fin de mantener con el precepto general de ahimsa (no violencia). Partes de la antigua India también budistas y muchos hindúes siguen el precepto de ahimsa. Por Karma Yeshe Drolma para Espacio MIMIND.

Fresa platano

La cocina vegetariana se conoce como zhaicai (comida budista) en China, Hong Kong, Malaisia, Singapur y Taiwan; en Vietnam shojin ryori (cocina devoción) y en Japón (comida de templo).

La cocina consciente se inspira mucho en la Asia Oriental budista; su cocina vegetariana difiere de la occidental en un aspecto: evita matar a las plantas. La Vinaya (conjunto de reglas budistas) para monjes, monjas y laicos prohíbe dañar a todos los seres vivos, incluyendo las plantas. Por lo tanto, está estrictamente hablando prohibido matar a las hortalizas de raíz (como las patatas, zanahoria o cebolla). En cambio, las verduras como las judías o los frutos se utilizan.

Algunos llevan mucho más allá la práctica y evitan el consumo de plantas de olor fuerte como los puerros, el ajo, etc. Se refieren a las cinco verduras que huelen agrio y fuerte y a las cinco especies que excitan los sentidos. En la actualidad, la práctica lleva a evitar la cebolla, el cilantro, ajo y alimentos picantes.

Chefs budistas vegetarianos se han vuelto muy creativos en la imitacion del preparado de carnes con gluten de trigo, tambien conocido como seitan o “carne del trigo”, la soja (tofu o tempeh), agar y otras plantas. Algunas de sus recetas son las más antiguas y refinadas, análagas a las de carne. La soja y el gluten de trigo son materiales muy versátiles, ya que pueden ser fabricados en varias formas y texturas y absorben los aromas.

Algunos de los mejores cocineros se encuentran en los monasterios que sirven wu hun y se burlan de la carne; cocinan los platos para los monjes incluyendo los de los visitantes.

En los monasterios el desayuno es frugal: una sopa de arroz caldoso blanco, una agria ciruela roja en escabeche, unas rodajas de rábanos en vinagre blanco y una cucharada de semillas de sésamo negro mezclada con sal. Con los monjes aprendí a servir los platos con palillos. Cantábamos el Sutra de la Gracia cuando servíamos la comida y poníamos las manos juntas a nivel de los ojos, con una profunda reverencia a la comida. Al final de la comida limpiábamos las escudillas del té con agua caliente y guardábamos todo en su sitio. Este sencillo desayuno lleva, con práctica incluida, una hora y media de principio a fin.

Aprender el Shojin Riori (Comida de Templo) en Vietnam puede llevar un año y medio para un occidental que desee comprender tanto los elementos prácticos y filosóficos como culinarios.

Cada comida se inicia recitando la oración de los cinco versos, donde se da las gracias a los alimentos y a todos los humanos que han participado en su elaboración; no solo a los cocineros, sino también a los agricultores, los repartidores, los fabricantes de los utensilios y hasta la cajera del supermercado que nos vendió el arroz. Los alimentos deben ser aceptados con el fin de sostener el cuerpo y el alma, para alcanzar la iluminación.

En la Cocina Consciente de Vietnam, hay tres espíritus Ki Shin (“espíritu alegre”). Hace hincapié en la cocina con alegría y gratitud por recibir la tarea. Rou shin (“espíritu viejo”) instruye a los cocineros a pensar en los que van a comer y a hacer la comida sabrosa y fácil de manejar. Tai Shin (“gran corazón”) pide a los cocineros a abordar la tarea con una mente pura y despejada.

Principios del comer consciente

– Estar presente deliberadamente, sin juzgar lo que comes ni el hecho de comer.

– La atención consciente en el comer abarca tanto los procesos internos como los ambientes externos.

– Es ser consciente de lo que está presente en la mente, nuestras emociones y físicamente en cada uno de los momentos.

– Con la práctica de la atención en el comer se cultiva la posibilidad de liberarse de la reacción de patrones adictivos, hábitos en el pensar nocivos…

– Promueve el equilibrio, la elección consciente, la sabiduría profunda y la aceptación de lo que es comer y lo que no es comer.

Comer consciente es:

  • Permitirte a ti mismo tomar conciencia de lo positivo y el cuidado de oportunidades que están disponibles a través de la preparación de los alimentos y el consumo de los mismos, respetanto la propia sabiduría interior de las cosas.
  • Seleccionar lo que comes de manera tranquila y alimentar tu cuerpo mediante el uso de todos tus sentidos, explorando, saboreando y degustando.
  • Reconocer tus respuestas a la alimentación (gustos, aversiones o neutros) sin juzgarte.
  • Aprender a ser consciente del hambre fisica y las señales de saciedad que tu cuerpo emite para guiarte en la decisión de comenzar a comer y dejar de comer.

Alguien que come conscientemente es :

  • Aquel que reconoce que no hay manera correcta o incorrecta de comer, sino diversos grados de conciencia sobre la experiencia de los alimentos.
  • Acepta que sus experiencias de comer son únicas.
  • Es una persona que por libre elección dirige su conciencia a todos los aspectos de la comida, momento a momento.
  • Es una persona que reflexiona sobre los efectos causados por comer sin pensar.
  • Llega a ser consciente de la interconexion de la tierra, los seres vivos y las prácticas culturales así como el impacto directos que existe entre un alimento y un sistema vivo.

Karma Yeshe Drolma es una yogui meditadora.

Enseña Calma Mental, Yoga y «Comer Conscientemente». www.estudioscontemplativos.com

estudiosContemplativos

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre , ,
Por • 15 Jul, 2013 • Sección: CARRUSEL, MIMIND, Salud