Entrevista Kunsang Tsering: “Cuando veo un Tangka, me siento acompañado”

Kunsang Tsering a pesar de su juventud es un maestro de Tangka tibetano y autor de dos libros sobre pintura tibetana: tangkas y mandalas. Es el heredero de una saga de artistas del Asia Central que hicieron de la pintura “el arte de la iluminación”. Sus telas han viajado desde Mongola, Tíbet, India, Islandia o España. Por Koncha Pinós para Espacio MIMIND.

kunsangKunsang pasa los días sin levantar los ojos de la tela. Su vida se consagra a una forma de arte antigua donde las imágenes y las enseñanzas budistas se transmiten visualmente. El próximo 16 de junio estará en Barcelona, enseñando por primera vez en España “El Arte del Tangka tibetano”, una oportunidad única que no vamos a perdernos, Ver www.kunsang.com

A la edad de 14 años decidió irse a la India a aprender el arte de la pintura budista tibetana- Tangkha-. En Dharamshala, donde se encuentra el Gobierno Tibetano en el Exilio. Estuvo seis años estudiando arte hasta que pudo finalmente pintar los frescos de un monasterio budista en Bir. Luego vendría Darjeeling, Manali… Hasta que gracias a toda esa experiencia que adquirió tuvo la experiencia de trabajar en el monasterio privado de Su Santidad el XIV Dalai Lama, Namgyal.

Tashi Delek Kunsang- Lha, un placer tenerle entre nosotros. ¿Recuerda usted la primera vez que cogió un pincel? ¿Cómo empezó su relación con la pintura?
Tenía 12 años y aun vivía en Tíbet cuando dibujé Om mani pedme Hum -mantra de la compasión budista-. Uno de mis hermanos se dedicaba a grabar en piedra y después pintaba el grabado; un día decidió que ya era lo suficiente mayor como para ayudarle con la pintura, y esa fue mi primera vez. Si, cuando lo recuerdo me emociono; yo admiraba mucho a mi hermano, fue algo muy especial para mí. El tangka ha sido una herramienta utilizada en mi cultura para representar la vida de Buddha, es una representación visual del Abidharma- enseñanzas de Budha-.

¿Así que lo primero que hizo fue el mantra del Buddha de la Compasión? ¿Cree que el arte puede ser compasivo?
El arte no es más que compasión.

¿Puede describirnos como es el día a día de una Escuela de Arte Tibetano?
El día empieza a las 6 de la mañana, rezamos durante una hora y luego tomamos un pequeño desayuno antes de las clases. Cuando empiezas a pintar la cabeza de Buddha, por ejemplo, repetimos los ojos miles de veces hasta poder pasar a la otra parte de la cara. Además siempre estamos sentados en el suelo, pintamos con luz natural y cuando pintamos cuadro grandes utilizamos unas gafas para agrandar los pequeños detalles.

¿Se medita mientras pinta?
La pintura es un estado de meditación. Para mí, el tiempo vuela. De repente suena la campanilla que nos avisa de que el día ha acabado. No hay diferencia entre meditar y pintar. Solo contemplo el espacio vacío y las imágenes que surgen.

¿Cuántas veces habrá tenido que hacer la cara de Buddha? ¿Existe acaso un número de veces hasta construir una obra perfecta?
No existe un número, depende de la precisión del artista y de la opinión del profesor. En mi caso recuerdo que fueron tres cuadernos, pero no recuerdo las páginas.

¿Es difícil ser pintor de tangkas?
No creo que sea difícil. Cuando estás pintando te sientes tan feliz, es como un deporte al que te sientes aficionado.

¿Que es un tangka para usted?
Para la mayoría de gente es una decoración, pero para mí no es eso; es una ofrenda, un apoyo. Cada vez que veo un tangka me siento acompañado, son compañeros de viaje… Los tangkas son visualmente hermosos y profundamente inspiradores, como una forma de arte sacro que ilumina el espacio donde se coloca. Cada elemento contenido en un tangka tiene un significado específico que se revela a través del camino budista de las enseñanzas, la contemplación y la meditación.

¿Que materiales se necesitan para hacer una obra?
Es bastante sencillo: lápiz, pinceles, acrílicos y mucha paciencia y precisión. Yo diría que lo más importante es entrar en la composición, que es muy geométrica. Las piernas, brazos, ojos nariz, orejas y los elementos están dispuestos atendiendo a un orden en la composición. Todo está medido y es metódico. Uno no puede poner lo que quiera en un tangka, se requiere una comprensión profunda del Dharma – enseñanza del Buddha- para capturar el espíritu

Tangkha

Entonces ¿es arte religioso?
El tangka tiene simbolismo religioso, y las representaciones tienen que estar dispuestas según las escrituras o textos budistas. Así que quien pinta tiene que saber que pinta y ordenar los Tesoros del Espacio

¿Los Tesoros del Espacio?
En el budismo todo esta ordenado según la mente de iluminada. El arte es Nirmanakaya -el cuerpo de Budha-, así que lo que se ve en una obra tiene que obedecer en forma, postura, posición, atributos o proporciones a lo que es.

¿Qué imágenes aparecen en un tangka?
Las imágenes que aparecen se canalizan a través del maestro del tangkas que medita. Los tangkas tibetanos retratan las energías de la iluminación que se transmiten también a todo aquel que las mira. Tradicionalmente los tangkas budistas se utilizaban como objetos de devoción y de enseñanza. Se utilizaban para la práctica de la meditación tántrica y se fabricaban en algodón con calidad de pinturas, chapadas en oro de alta calidad y piedras preciosas.

Entonces, entiendo que el tangka tiene varias funciones…
Si, a veces las imágenes de las deidades ilustran diferentes enseñanzas, historias, mitos o arquetipos; otras son pura devoción y actúan como pieza única en una fiesta especial, para ayudar a las personas a concentrarse en un punto. Pero también puede utilizarse simplemente como meditación, un modo de aquietar la mente.

¿Que habilidades y virtudes puede desarrollar una persona que pinta tangkas?
Desarrollas la paciencia, te enamoras del silencio y sobre todo pierdes la noción del tiempo.

¿Cuándo se puede iniciar una persona en el Arte del Tangka? ¿Cuanto tiempo puedo tardar en hacer una obra?
En realidad no importa qué edad tengas, si no que tu mente esté clara. Pero por lo general la edad mínima son 8 años y hasta que no tienes 16 años no eres capaz de pintar un tangka. Un tangka te ocupa como mínimo tres meses. Pero se puede empezar adquiriendo los conocimientos básicos y meditar pintando.

¿Qué diferencia hay entre un tangka y un mandala?
No existe ninguna diferencia, son sinónimos.

¿Usted cree que un occidental puede apreciar el tremendo trabajo que tiene un tangka?
Sí, por supuesto. Te puedo dar muchos ejemplos de occidentales que son incluso mejores que los propios tibetanos.

Que todos los seres sean felices, y tú también.
Gracias,

Kunsang Tsering en Barcelona

El día 16 de junio imparte el curso “El Arte tibetano de los Tangkas”

www.nauart.es

Para saber más de Arte Tibetano y de Kunsang Tsering:

Mándalas del Tibet. Ed. MTM El Arte de la Iluminación. Ed. MTM

Las religiones del Tíbet (título original: Die religiones Tibets, 1970), publicado por la Editorial Paidos en su Colección Paidós Orientalia.

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre , , , ,
Por • 27 May, 2013 • Sección: Arte, Entrevista, MIMIND