Pranayama, ejercicios de regulación de la respiración | Yoga en Red

Pranayama, ejercicios de regulación de la respiración

Pranayama es la regulación de la energía vital (prana) a través del manejo de la respiración. Seguimos en esta explicación el contenido de Claves del Yoga. Teoría y Práctica, el acreditado libro de Swami Digambarananda Saraswati, Danilo Hernández (La Liebre de Marzo).

pranayama

La palabra pranayama suele traducirse de dos formas: Prana+yama, que significa “control del prana”, y prana+ayama, que significa “expansión y detención del prana”.

El prana es la energía o fuerza vital que impregna todo el universo. Está en todas las cosas, ya sean animadas o inanimadas. El hombre lo extrae de diversas fuentes: el aire, los alimentos, el agua, etc. El cuerpo y la mente funcionan gracias al prana y el proceso respiratorio es la forma más directa de absorber esta energía, aunque el prana no es ninguno de los elementos químicos del aire.

El pranayama abarca un conjunto de técnicas respiratorias que mejoran la captación del oxígeno y la eliminación del dióxido de carbono, incrementan la energía vital, limpian los canales energéticos y estimulan la circulación pránica. Reportan un estado de gran calma mental y otorgan niveles de consciencia más profundos. El pranayama no debe entenderse como un simple ejercicio respiratorio, pues sus efectos van muchos más lejos, creando balance entre las actividades interdependientes del cuerpo físico, la mente y la energía vital.

La premisa básica

La premisa básica en que se apoya el pranayama es que la respiración y la mente están íntimamente ligadas. El estado de una afecta directamente a la otra. La regulación de la respiración equilibra el prana y el prana estabilizado serena la mente. En este sentido, el efecto del pranayama es mucho más notable que el que producen las asanas, siendo una herramienta fundamental para la práctica de la meditación. La práctica del pranayama consigue toda su fuerza cuando es complementada con los bandhas y los mudras (llaves energéticas y gestos psíquicos).

Hay que resaltar la importancia de practicar correctamente esta disciplina. La respiración interconecta estructuras muy sensibles y sutiles. Cualquier exceso, o una práctica defectuosa, pueden acarrear más complicaciones que beneficio. Es muy recomendable la asistencia de un instructor competente.

El proceso respiratorio en el pranayama consta de cuatro fases que se realizan con determinados ritmos: Puraka, Antar Kumbhaka, Rechaka y Bahir Kumbhaka.

  • Puraka o inspiración: proceso por el que se absorbe el aire al interior de los pulmones. Conlleva una sensación de plenitud y afirmación de uno mismo.
  • Antar Kumbhaka: fase de retención de la respiración con los pulmones llenos de aire. Produce la principal asimilación del prana y la concentración se vuelve más profunda.
  • Rechaka: espiración o movimiento por el que se expulsan los residuos de la combustión-asimilación del oxígeno. El cuerpo se desprende de todo lo que le sobra. Genera una gran relajación y la expansión del Yo interior.
  • Bahir kumbhaka: retención de la respiración con los pulmones vacíos. Se vivencia una sensación de vacío, equilibrio y serenidad. Durante su realización puede cesar la actividad del pensamiento, lo que permite dar un salto más allá de la mente.

Kevala Kumbhaka, puerta al infinito

Existe otro tipo de retención llamada Kevala Kumbhaka. Es un nivel avanzado del pranayama y suele suceder espontáneamente durante la práctica de la meditación. Se produce cuado la presión interior de los pulmones se iguala a la presión atmosférica. La respiración cesa y los pulmones se inmovilizan. Es un momento de total paz interior que permite trascender la mente, una puerta abierta al infinito.

La retención y el ritmo son los aspectos esenciales del pranayama. Se afirma que su práctica regular despierta el potencial dormido del cerebro.

Cuando el pranayama se realiza de forma voluntaria, no espontánea, recibe el nombre de Sahita pranayama. Algunos métodos conocidos son: Ujjayi (respiración psíquica), Bhastrica (respiración de fuelle), Shitali (respiración refrescante), Nadi Shodhana (respiración alterna), Kapalabhati (también considerado como un shatkarma, ejercicio de purificación interna).


Si te gustó, ¡compártelo o envíalo!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre , , , , ,
Por • 26 dic, 2012 • Sección: Pranayama