Retener la respiración

De acuerdo con algunos textos antiguos, la finalidad de pranayama es aprender a detener cómodamente la respiración durante periodos prolongados de tiempo en un esfuerzo de silenciar las fluctuaciones de la mente.

Esta práctica de la retención de la respiración, o Kumbhaka Pranayama, se considera una técnica avanzada que debería desarrollarse con la supervisión de un profesor experimentado.

Sin embargo, es posible detener brevemente la respiración sin sumergirse en aguas demasiado profundas. Tumbado en Savasana o sentado con las piernas recogidas en Sukhasana, respira relajada y profundamente mientras vas alargando con comodidad la inhalación y la exhalación.Tras cinco o seis respiraciones completas, lleva tu conciencia a lo que ocurre al final de la exhalación. ¿Detectas una ligera pausa?

Al finalizar la próxima espiración, prolonga esa pausa durante unos segundos. Inspira y retén el aire unos segundos. Espira.

La próxima vez que te sientes a meditar verás que esas pausas se alargan de una forma de suave y natural.

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre ,
Por • 20 Oct, 2012 • Sección: Práctica, Pranayama